MICAELA FERNÁNDEZ

En los últimos días ha dado comienzo en el yacimiento argárico de La Almoloya una nueva campaña de trabajo a cargo del equipo de investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), responsables del proyecto ‘La Bastida’ y que, consistente en trabajos de consolidación y cubrición se prolongará hasta el próximo mes de noviembre.

Así lo explicaron los propios responsables del proyecto durante un encuentro que tenía lugar en el Centro Social de Pliego donde pusieron sobre la mesa los últimos hallazgos de la investigación que desde 2013 vienen realizando de la cultura del Argar y principalmente del yacimiento de La Almoloya.

Aunque las investigaciones se mantienen y cada día aportan nuevos datos, los investigadores explican que en La Almoloya se podría estar frente a una de las primeras sociedades civilizadas de Europa sólo semejantes a la mesopotámica o la egipcia.

Así, La Almoloya no sólo sería el primer parlamento de la Edad de Bronce, sino que tendría toda una estructura de clases sociales, un gobierno centralizado, fronteras, militarismo y una artesanía especializada con una producción industrializada. Este hecho se constata a través de los molinos manuales localizados, al menos seis de ellos en una misma sala, sala que quedaría destinada a la molienda de grano para varias unidades familiares.

Del mismo modo, los molinos son de una roca volcánica procedente de un espacio de Barqueros donde se ha localizado una cantera argárica que distribuía este material poroso a gran parte de las ciudades del Argar. Otro de los hallazgos de gran valor histórico se ha localizado en la vasija que contenía la tumba principesca. De la restauración de la misma se han derivado unas marcas que fueron utilizadas para la realización de una vasija con unas medidas perfectas lo que lleva al equipo a comprobar que los artesanos ya conocían distintas unidades de medición.

Todos estos aspectos procedentes de La Almoloya han llevado a cambiar las perspectivas que se tenían de la cultura argárica aunque, según los investigadores, “tenemos que tocar fondo, llegar al tercer nivel del yacimiento donde se encuentra el primer asentamiento para conocer verdaderamente quienes fueron los fundadores de La Almoloya”.

Un espacio expositivo virtual

Durante el encuentro se presentó, además, el proyecto de musealización virtual que se va a poner en funcionamiento en breve para que los visitantes puedan hacer un recorrido por las instalaciones del yacimiento. El proyecto, pionero en todo el país, aportará un nuevo valor turístico y cultural al municipio ya que estará situado en la Sala de las Tinajas.

Los investigadores hicieron hincapié, además, al hecho de que los restos de La Almoloya no pueden separarse y solicitaron a la Dirección General de Cultura que cambie de parecer y sean trasladados al completo al Museo de la Ciudad de Mula, incluyendo la tumba principesca.

Frente común por los restos de La Almoloya

Del mismo modo, la plataforma ciudadana ‘La princesa se queda en Sierra Espuña’, integrada por las plataformas de Totana, Pliego y Mula, ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que no se divida la colección de los restos procedentes del yacimiento de La Almoloya y la tumba número 38, la tumba principesca, se musealice en Mula junto al resto de la colección. Al acto, celebrado en el Museo Arqueológico de Murcia, han asistido los alcaldes de Mula, Pliego y Totana, ciudadanos procedentes de estos tres municipios, así como miembros de la UAB,