JAIME PARRA

El nuevo equipo de Gobierno de Moratalla, formado por IU-Verdes y Partido Socialista, quiere demostrar «que se puede gobernar con las puertas abiertas al pueblo, con transparencia, participación y austeridad», explica Candi Marín, alcaldesa de la localidad, cuando se le pide que realice un balance ya cumplidos cien días desde que llegara al cargo.
En la entrevista se refiere constantemente a los problemas económicos que han encontrado y que aún quedan por resolver; una legislatura en la que se marca como principales compromisos: «trabajar por reducir la deuda, clarificar la situación económica y poner nombre a los responsables; dinamizar la economía municipal para la creación de empleo; finalizar el polígono industrial; rehabilitación de la Calle Mayor y el casco antiguo; garantizar vivienda sociales y servicios básicos a la ciudadanía».
Problemas
«El mayor problema que nos encontramos fue la falta de liquidez en el Ayuntamiento. El Partido Popular efectuó pagos en los últimos días de gobierno y dejó las cuentas del ayuntamiento en menos 145.704,46 € Tuvimos dificultades para pagar la nómina en la fecha adecuada y sufrió un retraso de unos días».
Unida a la falta de liquidez la situación del polígono industrial, que hace unos días, desde el salón de plenos del Ayuntamiento, detalló, acompañada de técnicos del Ayuntamiento: «Ocultismo y silencio ha sido la respuesta del Partido Popular en su etapa de gobierno. Información y transparencia es el compromiso de esta Alcaldía. El Ayuntamiento ha estado asumiendo y haciendo frente a la deuda insostenible de Promoratalla: 7 millones y medio de préstamo hipotecario, cuotas mensuales de 35000 €, 3000 € de la vigilancia de la obra, 600000€ la construcción de la rotonda».
Y, por último, señala que al llegar al Gobierno se encontraron con las escuelas deportivas amenazadas, con las fiestas sin la infraestructura necesaria y con problemas para abrir la piscina: «por lo que tuvimos que trabajar contrarreloj. Finalmente las fiestas tuvieron la infraestructura necesaria y la ciudadanía de Moratalla ha podido disfrutar este verano de las piscinas municipales».

Destacado

De estos primeros cien días, la Alcaldesa de Moratalla destaca por encima de todo que los servicios hayan continuado funcionando con normalidad sin que los vecinos notaran la transición de un gobierno a otro; así como también destaca que se haya ofrecido una cultura parada todos: «Un festival de verano para el pueblo y con un coste muy bajo». Así como el mantenimiento de los servicios de conciliación, escuela infantil y centro de día durante todo el verano: «También hemos mantenido abierto el comedor de ambos centro y hemos incluido en este servicio a los niños y niñas que han estado becados durante el curso escolar. De esta forma hemos podido garantizar una adecuada alimentación también durante las vacaciones».
Por último, ha mostrado el compromiso de la Concejalía de Educación y de la Alcaldía, tanto con el instituto como con el colegio de Moratalla «Los dos centros educativos públicos estaban amenazados por recortes de la consejería de educación. Las asociaciones de padres y madres de los dos centros han dado una lección de unidad, firmeza y lucha por el derecho de la ciudadanía a una educación pública y de calidad».