MICAELA FERNÁNDEZ

Nos encontramos en tiempos difíciles, una situación que ha llegado sobrevenida con el estado de alarma sanitaria y que ha pillado a todos de improviso.

Con la mayor parte de la economía local cerrada y con la suspensión de algunos de los actos festivos más importantes de nuestro municipio como la Semana Barroca, la Semana Santa y la Noche de los Tambores así como los festejos de San Isidro, la incertidumbre de qué pasará después es algo que sigue preocupando a los dirigentes que se han visto obligado a tomar medidas excepcionales para afrontar esta situación.

¿Cómo está viviendo la situación actual desde su puesto al frente del Ayuntamiento de Mula?

Es una situación difícil, porque es algo inusual, pero desde el primer día en contacto con Policía, Guardia Civil, servicios de mantenimiento y limpieza y los servicios sociales. En estas situaciones como alcalde debes de estar más que nunca al lado de los ciudadanos, en este caso desde el teléfono, correo electrónico o cualquier vía de contacto por redes sociales. Establecimos un Comité de Salud y Emergencias y después creamos una Mesa de Seguridad con Guardia Civil y Policía que se reúne todas las semanas.

¿Cuáles son las medidas extraordinarias más destacadas que se han tomado desde el Ayuntamiento tanto en política social como económica?

Se han venido tomando medidas desde el primer minuto, medidas que son competencia nuestra y que desde el primer momento tuvimos que poner encima de la mesa. Dentro de las medidas económicas lo más destacable es que de momento se han suspendido las tasas de basura y agua para los comercios, hostelería y autónomos que desde el decreto de alarma su negocio está paralizado. También hemos suspendido la tasa de terrazas y del mercado semanal, como el alquiler de los locales propiedad del ayuntamiento y que están regentados por particulares. Y como no podría ser de otra manera hemos puesto todos los recursos a disposición de las políticas sociales para ayudar a todos los más necesitados. Estamos haciendo un esfuerzo aún mayor para dar cobertura a todo el mundo que lo pueda necesitar a través del banco de alimentos o de ayudas de urgente necesidad para alimentación o para el pago de servicios.

¿Está contribuyendo favorablemente a la economía local el hecho de que empresas de manufactura alimentaria sigan desarrollando su actividad?

La verdad es que muchísimo, tenemos que tener en cuenta que en los últimos datos del paro registrados en el mes de marzo, Mula es el tercer municipio en la Región donde menos ha disminuido el paro y eso no es otra que gracias a la manufactura y al sector alimentario. Es de agradecer que gracias a todas estas empresas del municipio estemos en unos datos estables en el tema del empleo.

El campo es también uno de los recursos más importantes del municipio, ¿cómo está siendo la actividad en este sector?

Pues está siendo una actividad ejemplar dado que gracias a ellos seguimos manteniendo vivo el sector de la alimentación. Es verdad que al principio fue mejor porque había menos restricciones, pero después se ha ido complicando un poco más por el tema de que debían de ir menos personas en los coches por prevención. Pero aprovecho para darles las gracias a todas esas personas que día tras día vienen trabajando en el campo para poder seguir teniendo recursos de alimentación en todos los supermercados.

¿Cómo están colaborando los muleños frente al confinamiento social?

Los muleños siempre hemos sido ejemplares en las difíciles batallas y en esta no iba a ser menos. Estamos siendo responsables y estamos concienciados con la situación. Es verdad que hay un porcentaje muy pequeño que está siendo denunciado por no cumplir el confinamiento, pero la gran mayoría lo está cumpliendo y gracias a todo esto pronto saldremos de esta situación.

¿Qué previsión tienen para el final del confinamiento y la reapertura gradual de la actividad en el municipio?

Evidentemente iremos cumpliendo todas las órdenes y todas las medidas que se nos vengan mandando por las autoridades sanitarias. Pero sobre todo en esta crisis sanitaria habrá un antes y un después, digo esto, porque nosotros aprobamos un presupuesto en enero con un objetivo y ahora cuando salgamos de esto nuestro presupuesto debe de estar para otro bien distinto. Ahora tocará enfocar nuestro presupuesto para paliar, dentro de nuestras posibilidades, todos los daños que esta crisis deje en nuestro municipio, lógicamente también teniendo y creando actividades para seguir potenciando la actividad.

¿Cómo está siendo la labor de las distintas áreas municipales?

Está siendo una labor dura pero es verdad que cuando tienes un buen equipo y además unos grandísimos profesionales, las cosas se hacen más fáciles y sobre todo con más seguridad. Todos los servicios están funcionando genial desde muchos profesionales con el teletrabajo en casa y otros como policía, mantenimiento, limpieza y protección civil están al pie del cañón para que tengamos un pueblo más seguro y sobre todo con los mejores servicios.

¿Qué supone para Mula haber tenido que suprimir o aplazar alguna de las actividades con mayor repercusión en el municipio como la Semana Barroca, Semana Santa y La Noche de los Tambores o San Isidro?

Pues algo muy duro, con mucha pena. Es un momento muy duro no poder celebrar una Noche de los Tambores en el Martes Santo, una Semana Santa, San Isidro, pero bueno las circunstancias están por encima de todo y tendremos que llevarlo de la mejor manera. Es verdad que esto se lleva mejor sobre todo cuando tienes una ciudad que sabe estar a la altura de todas estas cosas, PERO LLEGARÁ EL DÍA Y DIREMOS “VALIÓ LA PENA ESPERAR”.

¿Se ha previsto algún cambio sobre la celebración del V Centenario del Castillo?

Teníamos muchas cosas pendientes, ya habíamos hablado con la Consejería, también estábamos hablando con el Ministerio y con muchas ideas para llevar acabo, pero ahora mismo estamos pensando en cómo salir de esta crisis sanitaria. Una vez terminado esto volveremos a retomar el asunto y seguro que haremos algo bonito.

Como alcalde, ¿qué le diría a los muleños?

Que somos fuertes, que esta batalla la vamos a ganar y además por goleada. Que agradezco muchísimo su comportamiento, que sé que no van a fallar en estos momentos, porque como he dicho somos ejemplares en las difíciles batallas, que esto pasará pronto y podremos darnos abrazos, besos, disfrutar de la familia, de algo tan preciado como los amigos y sobre todo que como alcalde me siento muy orgulloso del comportamiento de mis ciudadanos.