MICAELA FERNÁNDEZ

“Unas fiestas para el reencuentro, para vivirlas con la familia y con los amigos y para disfrutar todos y cada uno de los momentos como se merecen”, este es el deseo que el alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, tiene para todos los muleños y visitantes con motivo de las fiestas patronales de Mula que dan comienzo hoy lunes 19 de septiembre.

¿Son las fiestas del reencuentro?

Son unas grandes fiestas en las que Mula se llena de vida y donde no hay un sólo día para aburrirse. Desde el Ayuntamiento se ha diseñado un extenso programa festivo que creemos va a estar a la altura de las expectativas de todos. Todos los miembros del equipo de Gobierno, los técnicos municipales, así como empresas y colectivos diversos y las hermandades religiosas se han volcado en los últimos meses para que estas fiestas nadie se quede en casa.

¿Unas fiestas como las de antes?

Los dos últimos años han sido muy difíciles para todos y, aunque intentamos suplir los inconvenientes de la pandemia organizando actividades dentro de las limitaciones del momento, este año sí contamos con libertad para disfrutar y participar plenamente de nuestras fiestas.

Sin ir más lejos, hace tan sólo unos días, cuando recibíamos al Niño en la romería de bajada, ver como los muleños se volcaban acompañando al Niño, fue un momento lleno de emoción y de gran intensidad.

Las fiestas de Mula no sólo incluyen actividades lúdicas sino que cuentan con multitud de tradicionales ligadas a los patronos y el Niño.

Los actos en torno a la Virgen del Carmen, San Felipe y el Niño de Mula arropan nuestros días festivos y los llenan de esa grandeza que nunca debe faltar en unas fiestas. Son el principal motivo para el resto de propuestas y cuentan con una fe y devoción inmensa. Nuestras fiestas no podrían tener sentido sin ellos.

¿Son unas fiestas para todos?

Sin duda alguna. Nuestros mayores, nuestros jóvenes, nuestros niños, todos cuentan con propuestas y actividades para estos días sin olvidar los días previos a la inauguración donde Mula ya vive esa intensidad de echarse a la calle y sentirse partícipe de la música, el deporte, la solidaridad, el ruido, la tradición…

Vuelve el ambiente festivo a la Gran Vía y se ganan nuevos espacios de ocio.

Volver a ver la Gran Vía iluminada y llena de vida nos devolverá ese sentimiento de fiestas. Además, se ha trabajado para que en torno a ese espacio se desarrollen los principales actos de las fiestas como es la plaza del Hospital, el parque Cristóbal Gabarrón y unos solares que se han acondicionado en la avenida de La Paz que acogerán las atracciones de la feria. La mayor parte de las actividades girarán en torno a estos espacios.

Hay actividades que se prolongan en el tiempo y siguen contando con gran participación.

Nuestro mayor reto es que aquello que se organiza guste. Contamos con algunas propuestas que no podrían separarse nunca de nuestras fiestas como el Encuentro Teatral, el Festival de Folclore, el Concierto de la Banda de Música o muestras variadas como el Festival Mr. People, el Almuerzo Motero o el sinfín de actividades que tienen lugar en torno al deporte y en las que se pone la misma ilusión que el primer día.

¿Cuál sería el momento de las fiestas que nadie debería perderse?

Son tantos los momentos y tan variados, que nadie debería perderse ninguno de ellos. Hay muchos llenos de emotividad como ver a los miles de romeros que llegan desde toda la comarca y la Vega Media para estar junto al Niño en su día grande, ver salir a la Virgen del Carmen de su ermita o algo tan simple como sentir la ilusión de los niños al llegar a la feria.

Mula está llena de momentos y sus fiestas son una buena ocasión para descubrirla, para conocerla para conocer sus calles, su belleza llena de historia y acercarse a sus gentes. Qué podría decir yo sino que todos sean partícipes de estas fiestas…

Un deseo para los muleños.

Que disfruten, que disfruten mucho y que vivan de nuevo estas fiestas y que salgan a la calle y vuelvan a sentir la misma ilusión que cuando eran niños.