MICAELA FERNÁNDEZ

Juan González Castaño es director de la Real Academia de Alfonso X El Sabio y Cronista de la ciudad de Mula. En 2009 publicaba ‘Breve Historia de la Región de Murcia’, un libro que recoge todos los acontecimientos históricos de la Región desde la prehistoria hasta el Estatuto de Autonomía.

¿Puede ser breve la historia de la Región de Murcia?

La Región de Murcia tiene muchísima historia, comenzando por la prehistoria, donde encontramos los primeros testimonios humanos entre 45 y 50.000 años en la Sima de las Palomas, de Torre Pacheco, o en La Cueva Negra del Estrecho de La Encarnación, en Caravaca. Estamos hablando del Hombre de Neandertal, sin olvidar que en La Cueva Negra apareció un hacha de piedra que podría datarse entre 700 y 800.000 años de antiguedad. Luego tenemos la rica etapa romana, o la musulmana, y, por supuesto los siglos contemporáneos. El XIX es un momento realmente importante en la historia de nuestro país y de nuestra Región, sin olvidar las maravillas que nos ha regalado el XX.

Hice este libro dirigido a las personas deseosas por conocer su Región. Esta publicación no está pensada para universitarios ni para eruditos, sino para quienes quieren empezar a leer sobre la historia regional.

Dentro de unos años, de 10 o de 12, me gustaría tocarla, completarla y añadir y quitar muchas cosas de las que seguro se dijeron entonces y que han sido matizadas en este tiempo pasado, pues son muchas las maravillas que están apareciendo en las excavaciones arqueológicas y en el estudio de los archivos.

¿Ha sido posible aglutinar todos los momentos que forman parte de la historia?

Sí, ha sido posible porque me leí en torno a unos mil artículos y 500 libros. Me costó mucho sintetizar la historia contemporánea, sobre todo los siglos XIX y XX, porque existe abundante documentación en todas partes . Lo mismo que la prehistoria, ya que me sorprendió muchísimo lo que se conocía sobre ella, y especialmente, del Paleolítico.

El libro, pues, está redactado con un lenguaje sencillo que evita los términos complejos, que obligarían al lector a acudir al diccionario, constantemente con el deseo de que la lectura fuera continuada.

¿Con qué etapa o mocmento del libro se quedaría?

Mi tesis doctoral versó sobre los siglos XVI y XVII y he trabajado mucho también sobre el XVIII, que me fascina porque es la puerta del mundo actual.

Me han interesado mucho las grandes epidemias, caso de la peste de 1648 o de los cóleras del siglo XIX. Les recuerdo que la peste de 1648 devastó una gran parte de la Región de Murcia, afectando duramente a la Comarca del Río Mula. En la villa y pedanías de Mula murió prácticamente el 64 por cien de todos sus habitantes en sólo en cuatro meses, de abril a julio de ese año. Imagínense días de enterrar a 200 personas, para lo cual se precisaban muchas otras que se contagiaban al sepultar los cadáveres. La vida no valía nada, te enfrentabas a tu final en cualquier vuelta del camino.

No obstante lo dicho, yo soy historiador y me gusta leer sobre cualquier etapa histórica, puesto que se están haciendo trabajos maravillosos sobre muchas de esas edades en nuestra Región.

Ahora mismo, por ejemplo, en el Museo Arqueológico de Murcia se puede visitar una magna exposición sobre el hombre de Neandertal que me ha entusiasmado y recomiendo fervorosamente a las personas interesadas en el tema.

La Región ha formado parte de todos los acontecimientos importantes de la historia, pero son notablemente desconocidos para los murcianos.

Sí, es cierto. En el caso concreto de la ciudad de Mula, la gente ignora que entre 1297 y 1304 esa población fue la capital castellana del Reino de Murcia que estaba en manos de Jaime II de Aragón.

Mula resistió un cerco de siete años, aunque fue tomada en primera instancia en 1296. Los habitantes, mayoritariamente castellanos, se rebelaron al año siguiente y expulsaron a los aragoneses de Mula.

Esa proeza es absolutamente desconocida para la mayoría de los murcianos. No obstante lo apuntado, se puede empezar el viaje al pasado conociendo las iglesias y otros edificios antiguos de nuestras localidades, sin olvidar las visitas a los museos y demás centros donde se guarda el pasado común de los habitantes de nuestra Región.

Con esos conocimientos aprenderemos a amar más a nuestra tierra.

¿En qué otros momentos ha influido la Región de Murcia en acontecimientos nacionales?

Murcia es una región muy pequeña y sus habitantes no son ni manchegos, ni andaluces, ni valencianos, son murcianos.

Murcia empezó a sonar bastante a nivel nacional cuando en el siglo XVIII se crean los departamentos marítimos, uno de ellos el de Cartagena, mas no debe olvidarse que esa ciudad ya fue la sede del poder cartaginés en la Península Ibérica hasta su toma por el general Escipión el Africano. Tras esa conquista, Roma tuvo un importante puntal económico en Cartagena y, por ende, en la Región de Murcia, con la apertura de innumerables minas que dieron muchas toneladas de plomo argentífero al Imperio. También hay que tener en cuenta que por ese puerto se asomó Castilla al Mediterráneo en el siglo XIII.

La Región de Murcia ha sido una tierra de grandes inventores.

Desde luego. Por sonarnos a todos, están Isaac Peral y Caballero, el cartagenero que, junto a Narciso Monturiol, fue el padre de la navegación submarina, y de Juan de la Cierva y Codorniu que lo fue del despegue vertical por medio de su conocido autogiro, antepasado de los actuales helicópteros.

Son dos grandes inventores festejados a nivel mundial.

Y un repaso por nuestras tradiciones…

Hay tradiciones muy interesantes en las comarcas que abarca esta publicación periódica. Quién no conoce el ‘Inocente’ de La Copa de Bullas, que alegra las navidades de esa pedanía. El ‘Judas’ de Albudeite, que hunde sus raíces a comienzo del siglo XVIII y es muy festejado el Domingo de Resurrección en esa localidad vecina al río Mula. Qué decir de los tambores de Moratalla y Mula, y de la Cruz de Caravaca. Piensen ustedes que es la reliquia máxima del antiguo Reino de Murcia. Recuerden que fue traída por los Templarios a su bailía, en el siglo XIII, bailía que servía de ariete de la cristiandad frente al islam. No en vano preside la fachada de la Catedral de Murcia, pues no es ni más ni menos que un fragmento del árbol de la cruz donde murió Cristo, presente en nuestra geografía desde hace 700 años.

Paisajes, climatología, ¿hay mucha diversidad?

La Región de Murcia es una tierra de mucha variedad de paisajes, si tuviera que definirla diría que es una tierra de contrastes. Tenemos la costa, el Altiplano de Yecla-Jumilla, las huertas, como las de Murcia y Mula-Pliego, y las alturas de la Comarca del Noroeste con ese pico máximo que es Revolcadores.

De todos esos paisajes están muy orgullosos los habitantes de Murcia y yo, como uno de ellos, me siento muy a gusto en cualquier lugar de nuestra tierra.