JESÚS JAVIER/PERCUSIONISTA

Soy Jesús Javier y soy percusionista. Gracias a mi talento me dieron una beca para poder seguir formándome como músico. A las personas que nos dieron la beca SuperArte nos dijeron que íbamos a actuar en la Gala Más In en Madrid.

Cuando me enteré pensé que ojalá salga todo adelante. En ningún momento me dio miedo, me gustan los retos y superarme a mí mismo. La gala fue el miércoles 16 de noviembre y he estado ensayando durante un mes. Todos los días ensayaba con Cristina, mi persona de apoyo, e iba al conservatorio dos veces a la semana para seguir practicando con Myriam, mi profesora. Estaba tan centrado en la canción que cuando me acostaba ensayaba con la almohada como si fuese mi xilófono. Muchas noches he soñado con la canción “Solo pienso en ti”, que es la que tocaba. Quería hacerlo perfecto.

Cristina me guía en parte de la canción para indicarme por dónde vamos. Yo estoy más tranquilo si tengo su apoyo. Además, ella y mi profesora Myriam me han adaptado la partitura poniendo la letra de la canción y las notas escritas. Así cuando suena la canción puedo leer por donde va y se qué nota tocar cuando escucho cada palabra. En el xilófono tengo unas pegatinas encima de cada tecla que indican qué nota musical es. Con estas adaptaciones me resulta más sencillo demostrar mi talento musical.

De los momentos previos a la actuación me quedo con los artistas que conocí, algunos tenían discapacidad y otros no, pero todos eran muy buenos compañeros y amantes de la música. Entre estos compañeros de escenario estaba Victor Manuel, el cantante. Fue todo un placer conocerle y tocar junto a él. Antes de empezar me concentré como nunca lo había hecho para poder hacerlo perfecto. Sigo unos pasos: escuchar la canción, ver la partitura y mentalizarme en darle a las notas musicales que pone en la partitura. Esto era algo nuevo para mi, nunca había tocado una canción así.

Cuando ya estaba en el escenario veía a mucha gente que me estaba animando en el público, vinieron a verme mis compañeros de conservatorio, mi hermano y dos monitoras de Apcom. Me dio mucha felicidad poder tocar para ellos porque saben todo lo que me he esforzado para conseguirlo. Ellos me animaban y por eso toqué el xilófono.

 Me sentí cómodo en el escenario, he trabajado mucho. Actuar delante de tanta gente es una responsabilidad y yo rocé la perfección. Ahora estoy tranquilo porque lo he conseguido, pero me gustaría poder hacer más actuaciones. Me lo paso muy bien con mis compañeros artistas y aprendo mucho de ellos.

Estoy muy agradecido de que todos hayan confiado en mí para interpretar esta canción y de que me hayan dado el apoyo técnico y emocional que necesito.