ENRIQUE SOLER

El alcalde de Moratalla, Jesús Amo, ha anunciado la esperada puesta en funcionamiento del polígono industrial Los Alderetes, que permanecía en una situación de bloqueo desde hacía más de diez años por cuestiones pendientes con Hacienda y con entidades bancarias.

Tras varios años de trabajo del alcalde y de la concejalía de Hacienda con gestiones financieras e institucionales a todos los niveles, se ha recibido la confirmación del levantamiento del embargo.

Este levantamiento del embargo llega unas semanas después de que el Ayuntamiento de Moratalla aprobara la concertación de operaciones de refinanciación con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) con la que se consiguió un sustancial avance en mayor liquidez al consistorio reduciendo además los tipos de interés a pagar en torno al polígono industrial.

¿Qué problema hubo con el polígono?

Hay que retrotraerse hasta el año 2007, para entender cuál es la situación que hemos vivido en el municipio con el asunto del polígono industrial. En ese año se firmaba un contrato con valor de más de 7 millones de euros, para la construcción de este polígono. En ese año había cambio de gobierno, y el nuevo equipo inició el proyecto que estaba ya firmado con anterioridad. Después, como todos conocemos, llegó la crisis de los años 2008. 2009 y 2010, en la que se paralizó prácticamente toda la situación económica.

El polígono, en la fecha en la que se construyó, quedó finalizado al más del 99%, pero quedó lastrado por unas deudas importantes por Bankia. Dichas deudas venían del dinero solicitado para su construcción.

Por otro lado, en el año 2012, se solicita un préstamo de reindustrialización que no se pudo hacer frente, y Hacienda comenzó a solicitarle a la empresa pública ProMoratalla, el pago de dicho préstamo.

En esa situación, Bankia inició una ejecución hipotecaria por parte del polígono y la Agencia Tributaria embargó el 100% del polígono por la deuda del segundo préstamo.

¿Cómo ha sido el proceso de negociación?

A lo largo de estos años, he intentado cerrar un acuerdo con las dos partes.

Hay que recordar que ProMoratalla es una empresa pública, cuyo propietario es el Ayuntamiento de Moratalla. Es una pena que un polígono prácticamente acabado y en el que depositaron muchas esperanzas empresarios de Moratalla no se pudiera poner en marcha.

Hace un par de años iniciamos conversaciones con el SEPE, la empresa pública nacional que es propietaria de muchos polígonos, pero tampoco vio viable adquirir parte del polígono.

En esta situación estábamos prácticamente a las puertas de la ejecución por parte de Bankia, y el pasado mes de septiembre, el Ayuntamiento se acogió al Plan de Ordenación del Ministerio de Hacienda, dentro del cual incluimos una parte importante de la deuda de la entidad bancaria para ser pagada, a través de un préstamo ICO. Con esa operación, el banco se comprometía a desistir de la ejecución hipotecaria. En esta situación nos reunimos a cuatro en la delegación Especial de la Agencia Tributaria y conseguimos alcanzar ese acuerdo.

¿Qué acuerdo se ha alcanzado finalmente?

Nosotros ahora podemos vender las parcelas, a los que sus días las reservaron y a los nuevos interesados, y en la notaría intervendría Bankia, Hacienda y el Ayuntamiento, así el comprador se iría con su solar libre de cargas, es decir se levantarían los cargos sobre la parte de esas parcelas adquiridas. Así Bankia y Hacienda irán cobrando hasta completar la deuda y posteriormente sería ProMoratalla la que se beneficiaría de la compra de dichos solares.

En el año 2007, ya se hicieron reservas de terrenos Esa es la verdadera pena, que casi catorce años después, muchos de aquellos empresarios que reservaron, y muchos de ellos pagaron el 50% de la reserva de sus parcelas, ahora la capacidad, las ganas y la proyección de algunas de las empresas pues no es la que hay ahora. Algunos de ellos están jubilados y otras empresas han desaparecido.

Con esta nueva situación en muy pocos días hemos tenido muchas personas interesadas en la compra de parcelas.

¿Cómo es el polígono?

Esta muy bien situado, a escasos minutos de la autovía y en la entrada del municipio. Hemos trabajado por buscar una solución para que los empresarios puedan desarrollar sus proyectos.