Malbec Ediciones nace en España, concretamente en la ciudad de Cartagena (Murcia), a finales de 2015. Su meta: dar a conocer obras de marcado talante comercial bajo un único axioma: calidad literaria; algo que solo se consigue trabajando de forma continua, seleccionando cuidadosamente y con mucha frialdad las posibles mejores obras y mostrando mucho cariño y cercanía con sus principales valedores: escritores y lectoress

Javier Salinas

Malbec Ediciones parte de la tradición editorial, del papel; con propuestas genuinas y originales, cuidadosas y con estilo personal que deben otorgar los autores de las obras. Pero también cuenta con sus versiones digitales de cada una de sus publicaciones, que llegarán a todo el potencial lectoral a través de conocidas plataformas especializadas en e-books.

Entrevistamos a su editor, Javier Salinas.

A final de este 2021 se cumple el sexto aniversario de MALBEC. ¿Cuál ha sido el balance?

Satisfactorio en general. Hemos lanzado cerca de 100 títulos, la gran mayoría de autores que no hubiesen tenido otra oportunidad de editar sus obras en estas condiciones. Además, hemos alcanzado un importante posicionamiento en el mercado digital, con un par de números 1 en España y grandes ventas, y logrado para algunos títulos tres y cuatro ediciones.

Son tiempos difíciles para la literatura y la edición que intentamos sobrellevar de la mejor manera trabajando duro y con ilusión para dar dar luz a las letras de gente talentosa en España.

¿Qué esperas en este futuro inmediato?

La situación se vuelve cada más compleja ante la situación económica global y literaria en particular. Intentamos seguir «canzado» tesoros y buscando acomodarnos en nuestro nicho de mercado. Apostaremos pues por el marketing, porque los autores acepten implicarse en el ámbito comercial y, especialmente, por obras por marcado carácter cartagenerista.

Un deseo.

Seguir vivo en los próximos años, seguir produciendo libros, seguir avanzando, seguir mejorando, intentar hacerlo mucho mejor cada día, publicar mejores obras, trabajar con el máximo número de escritores, diseñadores, correctores, distribuidores, impresores… Y disfrutar de lo que hacemos en MALBEC como hasta ahora.