El futbolista muleño es uno de los deportistas más carismáticos de la región, un jugador asentado en el Betis de Setién tras jugar en las varias de las mejores ligas europeas.

Si hay un jugador que debería ser muy querido y seguido en la zona del noroeste de la provincia de Murcia, ese es Javi García. Nacido y criado en Mula, el centrocampista, que recién acaba de cumplir los 32 años, ha ido probando suerte por varios equipos punteros hasta recalar en un Real Betis en el que sigue demostrando su valía.

Allí el futbolista muleño intenta cumplir con lo que Quique Setién, su entrenador, requiere de él, intercalando titularidades con suplencias, de las cuales gran parte de culpa la tienen sus continuas lesiones, que no le permiten tener la continuidad necesaria como para volverse un fijo en los esquemas del técnico cántabro.

Esta es su segunda temporada en el conjunto verdiblanco, un curso en el que espera terminar de acabar cumpliendo con las apuestas deportivas y consiguiendo un puesto para las competiciones europeas de cara a la próxima campaña. Algo que el Betis ya logró en la 2017-2018, por lo que, si lo consiguen, sería una confirmación de que es uno de los seis mejores equipos de LaLiga Santander.

Su largo camino hasta llegar al Betis

Precisamente es en esa competición en la que Javi García ha disputado más partidos. Y es que, desde sus inicios en el 2005 con el Real Madrid, el murciano ha pasado cinco campañas en Primera División. Del cuadro merengue, en el que no contó apenas con oportunidades, pasó al Osasuna y después al Benfica, donde comenzó a hacerse un nombre en el fútbol de élite.

Cuatro cursos en Portugal le valieron la llamada del Manchester City, equipo en el que tampoco encontró la continuidad que buscaba. Por ello, de la Premier League decidió irse a Rusia, para enrolarse en un proyecto tan ambicioso como el del Zenit de San Petersburgo por aquel entonces. Pero, a pesar de que en sus tres primeras campañas allí firmó buenos números, el de Mula no se terminaba de adaptar al país y, por ello, decidió regresar a LaLiga Santander en la 2017-2018.

Un nivel que le ha llevado a la selección

El Betis fue el encargado de volver a traer a LaLiga a un jugador que, entre medias, ha sido internacional con España, debutando el 15 de mayo del 2012 ante Serbia. Sin duda, un gran reconocimiento a una carrera que continúa tras 15 temporadas en lo más alto del fútbol europeo, peleando con sus equipos por la Europa League o, incluso, la Champions League y cosechando algunos títulos como la Primeira Liga portuguesa, la Premier League inglesa o la Premier League rusa.

Ahora, solo le queda encontrar la solución a sus múltiples lesiones en este último tramo de su carrera para cumplir con las expectativas en un Betis en el que tanto en la medular como en la defensa es un auténtico comodín para Setién, que tira de Javi García siempre que quiere modificar algo de sus esquemas o dar descanso a alguno de sus titulares.