Ya en la calle el nº 1052

Isabel María Abellán revivirá en la Feria del Libro de Caravaca la vida en la muerte de Isidro, superviviente al campo de concentración de Albatera

La cita con la autora será en la Casa de la Cultura de Caravaca de la Cruz, el miércoles 19 a partir de las 19.00 horas

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

“Investigaba sobre los últimos días de la Guerra Civil en el puerto de Alicante y me encontré con los planos y ubicación exacta de este campo de concentración. La vida después me llevaría hasta Isidro” comenta Isabel María Abellán

El próximo miércoles 19 de junio, enmarcado en la Feria del Libro de Caravaca de la Cruz, tiene lugar la presentación del libro ‘Isidro, relato del campo de concentración de Albatera’ (La Fea Burguesía) de Isabel María Abellán, escritora, catedrática de Geografía e Historia y profesora del IES Alfonso X El Sabio de Murcia.

Junto a esta presentación, la autora, llevará otras de sus obras hasta la Feria del Libro, como ‘La línea del horizonte’ sobre este mismo campo de concentración, o ‘La infancia perdida y otros relatos’, su última publicación.

La presentación será en la Casa de la Cultura a partir de las 19.00 horas donde los asistentes podrán disfrutar conociendo la gran historia de superación de las personas que tuvieron que convivir en este campo de concentración tras la Guerra Civil Española.

‘Isidro, relato del campo de concentración de Albatera’ sigue la historia de ‘La línea del horizonte’ que trata también sobre este campo de concentración , ¿cómo surgió la idea de volver a escribir sobre Albatera?

Isidro es el relato de un superviviente que tuve la suerte de conocer y que me contó cómo fue su vida en este campo de concentración desde el primer hasta el último día que pasó allí. Años antes, mientras investigaba sobre este campo de concentración y escribí ‘La línea del horizonte’ no había tenido la suerte de contar con ningún superviviente real, sólo testimonios escritos de personas que habían estado recluidos allí.

Por eso, cuando encontré a Isidro, me cambió la vida.

Todo empezó en los años 90 cuando en la Fundación Pablo Iglesias de Madrid, investigando sobre los últimos días de la Guerra Civil en el puerto de Alicante, descubrí los planos de este campo de concentración. Tenía hasta la ubicación exacta, lo tenía todo, y muchos testimonios de supervivientes que habían relatado a diferentes medios de comunicación lo que habían vivido allí. Todo eso derivó en ‘La línea del horizonte’ un libro que me sirvió como tarjeta de visita para conocer a otros supervivientes, pero era ya el año 2000 y el tiempo corría en mi contra porque los pocos supervivientes que quedaban eran muy mayores o se morían.

Entonces la vida me regaló a Isidro. Lo conocí en 2009 en unas jornadas que se celebran en homenaje a las personas que estuvieron en el campo y casualmente tenían lugar en San Isidro, un poblado de colonización agrícola que el general Franco mandó construir justo al lado de donde estuvo el campo de concentración con la idea de que se olvidará lo que allí pasó pero no, no se olvidó, y esas jornadas fueron las que me llevaron hasta Isidro y su historia de cómo se las ingenió para sobrevivir y, no sólo él sino que fue el culpable de que se salvaran muchas vidas en este campo de concentración.

Creo que la novela tiene mucho valor por eso, porque es un relato muy positivo, la ayuda y la amistad en la adversidad más absoluta, con todo en contra, con la muerte tan cercana y tan diaria porque, por desgracia, se fusilaba a personas todos los días y, ellos estaban viendo a sus compañeros morir mientras se ayudaban para no desfallecer y no perder la esperanza.

¿Cómo era el campo de concentración de Albatera?

No había cámaras de gas, lo que sí me han relatado algunas personas cuando he presentado los libros es que muchos de los presos recordaban haber visto a soldados con la esvástica. Se piensa que Albatera fue un campo de experimentación. Los alemanes eran aliados de Franco y tenían carta blanca para pasear por España y hacer lo que quisieran.

Una de las cosas que se puso en práctica en este campo de Albatera fue numerar a los presos e incluso si alguno por la noche intentaba cavar por debajo de la alambrada para escaparse, fusilaban a éste y también al número delantero y trasero. Esto se aplicó después en Auschwitz, en Mauthausen y en otros campos, es decir, este campo de concentración sirvió como campo de experimentación para lo que luego serían los campos de exterminio nazi.

Fue muy cruel porque además de que todos los días había fusilamientos también la gente moría porque estaban a pleno sol sobre una superficie recubierta de sal ya que el campo estaba sobre un saladar, una costra de sal con el sol encima, tenían deshidratación, no bebían agua, la piel se abría en llagas, se encontraban en unas condiciones infrahumanas.

Según la experiencia de Isidro, ¿se recupera una persona de una experiencia así?

Isidro sí se recuperó porque él, y eso es lo bonito de su relato, le agradece a la vida la oportunidad de seguir viviendo, de conocer a su mujer y tener tres hijos maravillosos pero, hay otros supervivientes que también hemos entrevistado y que estaban destrozados con muchas secuelas. No todo el mundo tiene esa capacidad de recuperación. Isidro era un hombre muy positivo y tremendamente inteligente y eso se va viendo a lo largo de la novela, se puede encontrar la inteligencia inusual que él tenía.

¿Cómo será tu paso por la Feria del Libro de Caravaca?

Me hace muchísima ilusión esta feria y estoy super agradecida a la Fea Burguesía, que es mi editorial, y a Paco Marín, uno de sus editores, que me animaran a participar. Me gusta mucho la idea y estoy deseando que llegue el momento.

Para la presentación he preparado un Power Point para mostrar a los asistentes los planos que encontré en la Fundación Pablo Iglesias, explicar las distintas dependencias que había dentro del campo y luego también la suerte de contar con Isidro que, aunque ya ha fallecido, me aportó muchísimo, tenía una inteligencia inusual.

Él me hacía un dibujo para explicarme lo que me iba a contar cuando iba a verlo, fui todas las veces que pude y cada una de ellas me dibujaba lo que me iba a contar y esos dibujos también formarán parte de la presentación. Los asistentes se van a encontrar un relato de supervivencia con imágenes que la van a enriquecer muchísimo y le van a aportar más intensidad a la historia.

Isabel María Abellán revivirá en la Feria del Libro de Caravaca la vida en la muerte de Isidro, superviviente al campo de concentración de Albatera

Ha sido un privilegio toparse con este campo de concentración y un superviviente como Isidro..

Me ha cambiado la vida. Me generó una motivación muy grande para escribir. Yo hacía relato corto pero aquí tenía una historia muy bonita que contar y gracias a ello abandoné el relato corto y que dedique a hacer novela, pero, de momento novela corta porque soy profe de historia y estoy acostumbrada a contar muchas cosas en poco tiempo, he aprendido a maximizar el tiempo.

Además de las presentaciones, ¿en qué proyectos está trabajando en este momento?

.Empiezo ahora con un nuevo relato, todavía no sé si se va a quedar en relato o va a crecer, estoy esbozándolo. También tengo una novela que está durmiendo, está esperando que la lea dentro de unos meses para saber si me ha salido o no. En caliente yo soy muy optimista pero luego, cuando dejo pasar el tiempo le empiezo a encontrar defectos y voy puliéndolos. Creo que mejora si la dejo descansar por lo que tengo una en reposo y otra empezando.

¿Novela histórica?

Soy profe de historia y eso se me nota siempre. La novela que está descansando está apoyada en una experiencia personal que tiene que ver con mi trabajo, con ser profesora, pero he recuperado un personaje de la historia más reciente, una terrorista de las Brigadas Rojas en Alemania, Ulrike Meinhof, que murió en unas extrañas circunstancias y, esa muerte me sugirió utilizarla como un personaje mágico en la novela, algo muy realista y pegado a la realidad, vi con ella que podía hacer algo diferente y, y ya no puedo contar más…

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Sonrisa Saharaui
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • lymaco