JAIME PARRA

El Conservatorio Superior de Música ‘Manuel Massotti’ acogió la semana pasada el acto de entrega de los Premios Extraordinarios de Enseñanzas Artísticas Profesionales y Superiores del curso 2021/2022. Este año, se han galardonado a diez alumnos de la categoría Profesional de Arte, Música y Danza y tres de la categoría Superior de Diseño, Arte Dramático y Música.

La pianista y percusionista Isabel Barba Lozano

Entre los galardonados, la calasparreña Isabel Barba Lozano, de 18 años, que lo obtuvo en la categoría de Percusión.

Isabel, que se encuentra estudiando en el Real Conservatorio de Madrid, estudios superiores de piano, hizo en el Conservatorio de Caravaca tanto la especialidad de piano como la de percusión.

A los 9 años nos cuenta, que cogió el piano por primera vez en la Escuela de Música de Calasparra y la percusión a los 10, comenzando sus estudios en el Conservatorio Profesional de Caravaca a los 12 o 13 años.

Isabel no pudo asistir al acto de entrega en el que la consejera de Educación, María Isabel Campuzano, quien ha presidido el acto de entrega de galardones, ha destacado que estos premios son “el reconocimiento al trabajo, esfuerzo y pasión que nuestros jóvenes demuestran”. Asimismo, Campuzano ha reconocido el esfuerzo que supone para muchos de estos alumnos “compaginar los estudios con el bachillerato y realizar un doble esfuerzo”.

¿Qué es lo que más te gusta de la percusión? ¿Y del piano?

Son instrumentos muy diferentes, unos pueden ser más complicados, pero tienes que aprender de todo un poco y conocer las técnicas diferentes. Lo bueno que tiene la percusión son las agrupaciones, que puedes participar en bandas, orquestas… y te abre muchas puertas y aprendes a trabajar con compañeros.

El piano puedes hacer solista o música de cámara pero no es lo mismo que una agrupación grande con todos. El piano siempre es más aislado.

Pero al final pensaba que con el piano iba a estar más cómoda, sí que el repertorio de piano puede resultar más difícil pero me resulta más cómodo.

Tu galardón ha sido en la categoría de percusión, ¿la echas de menos?

En algún momento he pensado en retomar en el futuro percusión, pero en el piano es en lo que estoy centrada,  ya que quien mucho abarca poco aprieta. Pero hecho mucho de menos la percusión.

¿Formas parte de la Banda de Música de Calasparra?

Es donde más he aprendido, siempre he estado muy cómoda, es una gran familia donde te acogen como uno más desde el principio. Encima tenemos mucha suerte con nuestro director, que se adapta a nosotros para poder hacer cosas muy interesantes a nuestro nivel. Me resulta gratificante ser parte de la banda. Julián Andreo.

¿Cómo recuerdas tu primer Santa Cecilia?

En Santa Cecilia presentan a los nuevos integrantes, yo entré en 2018 o 2019 que entramos un grupillo de gente de mi edad.

Estuvo muy guay, porque nos dejaban fuera y nos iban llamando de uno en uno, y nos daban nuestro momento especial. No entras solo sino que te dan un papel, te presentan con tu nombre y apellidos, el público te pone cara. Se nota que nos valoran.

¿Qué es la música para ti?

Para mí lo es todo porque me ha hecho descubrirme a mí misma, me ha ayudado en muchos aspectos como persona a aprender a valorar a los demás; intelectualmente te abre muchas puertas, aprendes a estar también atenta a todo lo que te rodea y  ti misma. Me parece una de las disciplinas más completas que puede haber.

¿Y qué ha supuesto el premio?

Me alegré muchísimo, me dio pena no poder asistir, creo que es algo de lo más importante que me ha pasado, justo al día siguiente tuve una audición y no pude cuadrarlo para volver.

¿Es importante el apoyo familiar?

Mis padres se han esforzado muchísimo, lo voy a valorar siempre, porque sin ellos no habría podido hacer nada. Siempre dispuestos, sin problemas se amoldaban a mí y a mis horarios.

¿Por qué empezaste en la música?

Cuando era pequeña mi hermano mayor empezó en la escuela de música, luego lo dejó, pero yo pensé “qué chulo lo que hace mi hermano, yo también quiero”. Era mi referencia de pequeña y me gustó mucho y aquí sigo.