JAIME PARRA

InGloba TEA es una Asociación sin ánimo de lucro formada por familias, que surge en 2016, para dar respuesta a las necesidades de los niños con Trastornos del Espectro Autista y sus familias, en la Región de Murcia, concretamente en la comarca del Noroeste. Actualmente cuenta con 25 socios.

Entrevistamos a Juani Espinosa, psicóloga, terapeuta de la asociación InGloba TEA.

¿Qué es el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro del autismo es un trastorno de origen neurobiológico con fuerte base genética que desde edades tempranas se manifiesta en una serie de síntomas relacionados con la interacción social, la comunicación y la falta de flexibilidad en el razonamiento y comportamientos.

El grado de gravedad, forma y edad de aparición de cada uno de los criterios va a variar de un individuo a otro. Por eso, ninguna persona que presenta el  TEA es igual a otra en cuanto a características observables.

Los síntomas del trastorno suelen ponerse de manifiesto en los primeros años de vida y variarán en función del desarrollo y la edad de los niños/as.

¿Cuál es la misión de InGloba TEA?

InGloba pretende ayudar a las familias de los niños/as con TEA y principalmente a los propios niños/as.  Consideramos que una intervención temprana adecuada es el mejor predictor para un futuro de calidad. Por eso, siempre aconsejamos que se comience con la estimulación lo antes posible, y que las familias busquen contacto con otras que se encuentran en la misma situación y les puedan aconsejar y tranquilizar en su nueva etapa.

¿Qué servicios ofrece?

Los servicios que la asociación está prestando en este momento son; escuela de padres, taller de ocio entre iguales y las terapias de atención domiciliaria individualizadas.

Nos gustaría resaltar lo que nos diferencia de otras asociaciones de personas con TEA, y es que InGloba basa su filosofía de trabajo en una intervención centrada en contextos naturales (en la casa, colegio, parque, supermercado…), se elaboran los objetivos de intervención en función de las necesidades del niño/a y se considera primordial la participación de la familia en la consecución y generalización de los objetivos trabajados.

¿Qué han supuesto estos meses de confinamiento para las personas con TEA?

Los periodos de confinamiento o cuarentena han sido especialmente duros para los niños con autismo. Tenemos que pensar que además de romper su rutina diaria, algo primordial y necesario para su bienestar, se les ha prohibido disfrutar de la naturaleza, de respirar aire puro. Para nuestros niños el no poder salir de casa impedía poder disminuir su nivel de ansiedad y esto puede llevar a asociado el surgimiento de conductas no deseadas. Para algunos de nuestros niños, salir a pasear, al columpio, a hacer deporte, es una necesidad, no es ocio.

¿Cuáles son sus principales reivindicaciones?

Desde InGloba, al igual que todas las asociaciones que formamos parte de la Federación de Autismo de la Región de Murcia, queremos dar visibilidad a este trastorno, queremos concienciar de su existencia y eliminar falsos mitos como que los niños con autismo no son cariñosos, que son agresivos, que no pueden aprender… todo esto es Falso.

La campaña de  este año para el 2 de abril, día mundial de concienciación del autismo, muestra el slogan “PUEDO APRENDER PUEDO TRABAJAR” porque las personas con TEA aprenden y pueden desempañar un trabajo. Cada persona es diferente y tiene determinadas habilidades, capacidades y fortalezas. Todos somos diferentes y esta diversidad es lo que nos enriquece como sociedad.