JOSÉ FRANCISCO GARCÍA FERNÁNDEZ/ALCALDE DE CARAVACA DE LA CRUZ

De la decepción a la satisfacción. Así puede resumirse lo vivido en las últimas semanas en relación con los incentivos fiscales para el próximo Año Jubilar 2024.

La decepción inicial llegó el 13 de octubre cuando comprobamos que, al igual que el pasado ejercicio, este año tampoco se contemplaba en los Presupuestos Generales del Estado esta herramienta fiscal. La perplejidad fue mayor cuando vimos que el proyecto de presupuestos sí incluía incentivos fiscales para el Año Jubilar Lebaniego, en Cantabria, en los mismos términos que se habían solicitado para nuestra ciudad desde el Ayuntamiento, la Cofradía de la Vera Cruz y la Fundación del Camino de la Cruz.

Fue en ese momento cuando iniciamos los contactos con el delegado del Gobierno en la Región de Murcia para mostrarle nuestra indignación por el agravio comparativo producido y para solicitar su colaboración para que los incentivos fiscales fuesen una realidad en el borrador final de los Presupuestos.

Paralelamente, también nos pusimos en contacto con el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados para que presentasen una enmienda solicitando los incentivos fiscales, la cual se tramitó de inmediato.

Igualmente, a propuesta de Alcaldía, aprovechando el Pleno municipal del pasado 25 de octubre, presentamos una moción de urgencia secundada por todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento que fue aprobada por unanimidad.

Nos consta que, en base a estas gestiones, finalmente los grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos también han presentado una enmienda de adición a los presupuestos.

Gracias a la implicación de los grupos políticos, de un signo y otro, todo parece indicar que los incentivos fiscales serán incorporados a los Presupuestos Generales del Estado que aún están tramitándose. Esto viene a demostrar, una vez más, que cuando se deja la política a un lado y se trabaja conjuntamente por el bien común, el pueblo de Caravaca, en su conjunto, es el más beneficiado.

Los incentivos fiscales, como ha quedado demostrado en otras ocasiones, son una herramienta muy útil y valiosa para atraer inversiones, crear infraestructuras, recuperar el patrimonio histórico y disfrutar de importantes acontecimientos culturales. En definitiva, son una vía para que nuestra tierra siga creciendo y prosperando.

No me duelen prendas, utilizando la expresión coloquial, para reconocer la voluntad de sumar y construir de todos los grupos políticos. Frente al servilismo de quienes solo quieren aplaudir a sus líderes, la altura de miras para reconocer el éxito de la unión en defensa de los nuestro.