AYUNTAMIENTO DE CARAVACA

Caravaca de la Cruz ha sido el municipio elegido por la compañía Iberdrola para poner en marcha un proyecto un pionero en España, que asegura el suministro eléctrico en caso de avería y aprovecha la energía de plantas fotovoltaicas cercanas.

El alcalde ha agradecido esta importante inversión en el municipio, “que ha permitido desarrollar una solución innovadora, que evita la construcción de 22 kilómetros de tendido eléctrico por zonas de gran valor medioambiental y que, además, mejora la calidad de suministro energético en pedanías y el aprovechamiento de la energía solar generada en la zona”.

i-DE, la compañía distribuidora eléctrica de Iberdrola, ha inaugurado este sistema de almacenamiento de energía con baterías de ion de litio, que ha supuesto una inversión de unos dos millones de euros y que en caso de interrupción del suministro puede proveer hasta cinco horas de energía eléctrica a las pedanías caravaqueñas de Barranda, El Moral, El Moralejo y Los Royos, y a las moratalleras de Inazares y Cañada de la Cruz.

El acto de inauguración de la planta ha contado con la presencia de la consejera de Empresa e Industria, Ana Martínez Vidal, y Ángeles Santamaría, consejera delegada de Iberdrola España, que han estado acompañadas por el alcalde de Caravaca de la Cruz, José Francisco García y el delegado institucional de Iberdrola en esta comunidad, Patricio Valverde, entre otros representantes de las administraciones y de la compañía eléctrica.

Climatología adversa y entorno rural

Las circunstancias especiales del entorno rural de Caravaca de la Cruz han determinado la elección del enclave para este proyecto pionero.

En los últimos años, la zona viene registrando situaciones climatológicas muy adversas que provocan incidentes en la red de distribución. Asimismo, se trata de un área integrada por diversos núcleos de consumo, pequeños y dispersos, que hacen que una avería pueda dejar sin servicio a varias poblaciones. A ello se suman las largas distancias que hay que recorrer para llegar hasta la fuente del problema, dificultando la resolución de incidencias.

Sistema de almacenamiento inteligente

En Caravaca de la Cruz hay varias plantas fotovoltaicas de cierta dimensión que elevan la tensión de la línea en las horas de mayor exposición del sol. Una batería de estas características es capaz de ajustar el voltaje a los valores adecuados y estar lista para intervenir como segunda fuente de suministro eléctrico en caso de fallo en la red.

La planta de almacenamiento está dotada de un sistema inteligente capaz de valorar situaciones y decidir qué parte de la red se mantiene en funcionamiento desde la batería, atendiendo a los consumos reales, la capacidad de producción de las plantas fotovoltaicas del entorno y el estado de la carga de la batería, entre otros aspectos.