Ya en la calle el nº 1034

Hermandad de Ánimas del Campillo de los Jiménez

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

JOSÉ CLEMENTE RUBIO GARCÍA

Cuando la primavera ya es una realidad en nuestra Comarca, el clima se hace agradable, los árboles se van cubriendo de Hermandad de Ánimas del Campillo de los Jiménezesa hoja tierna que tanto adornan nuestro entorno y el cantar de los pájaros nos enriquecen nuestros oídos con sus trinos, seguimos caminando y viendo la realidad musical que pueblan nuestros pueblos. La música tradicional está viva y presente en todos y en cada uno de nuestros rincones.
Este rico mosaico musical que comenzamos hace unos meses, sigue completándose con las aportaciones de una nueva Cuadrilla, en este caso la Hermandad de Ánimas del Campillo de los Jiménez.
Nos encontramos en el barrio de San Antonio en Cehegín, en unos locales propiedad del Ayuntamiento que cede a esta Hermandad para realizar sus actividades. Junto a Pedro, el actual presidente, están Alfonso Lorencio Fernández, Antonio López García, María Semitiel y Salvadora y comenzamos una animada conversación que, durante dos tardes, nos llevarían a conocernos un poco más hablando de la música y el baile tradicional y concretamente del que hace esta Cuadrilla de Animeros del Campillo de los Jiménez.
Entre los presentes, hay verdaderos archivos vivientes que son ejemplo de constancia y amor por esa música que han heredado de sus antepasados y a la que tanto quieren.
Se pone como fecha para hablar de la actual Hermandad de Ánimas el año 1940, tras terminar lo que se ha venido llamando «Guerra Civil», y que empieza a reconstruirse la Cuadrilla, realizando sus salidas en el mes de diciembre, con los ritos propios de esas fechas navideñas, durante las pascuas, para terminar el día 6 de enero, día de la Epifanía del Señor o día de los Reyes Magos. Durante este periodo se efectuaban tres tipos de de actuaciones: Día de los Inocentes (28 de diciembre), el «baile de pujas» y la misa de Ánimas.
En el año 1987 la Cuadrilla de Ánimas del Campillo de los Jiménez se constituye como asociación y se registra oficialmente. Esta asociación cultural ya se forma en la localidad de Cehegín, aunque la mayoría de sus miembros son oriundos del Campillo de los Jiménez, que debido al éxodo del mundo rural, abandonaron sus pequeños pueblos estableciéndose en la cabecera del municipio. Se fueron incorporando nuevos miembros, muchos de ellos jóvenes con ganas de aprender esta música tradicional, cosa que ha hecho que muchas personas del municipio, hoy en día, sepan tocar y bailar este rico patrimonio musical heredado de sus mayores y transmitido de generación en generación de forma oral.
La actual Cuadrilla fue en su tiempo rondalla del Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina y más tarde del Grupo de Coros y Danzas Francisco Salzillo de Cehegín, realizando numerosos viajes dentro y fuera de España.
Me comentan que la labor realizada ha sido tan importante, que en esta cuadrilla se han fraguado músicos como los actuales componentes de la Cuadrilla de los Animeros de Cehegín.
Entre las personas que se recuerdan de forma especial a la hora de hacer algo de historia, es José «el Pelaillas» y esa persona es pieza clave y sale su nombre a través de la conversación a la hora de tesón y entrega que puso, hasta bien poco, para estar al frente de la Cuadrilla. Persona que es reconocida y al que el pasado diciembre se le rindió un sentido homenaje. Pero otros nombres están sobre el tapete como Pedro Abril, Alfonso Lorencio, Pedro Corbalán, María Semitiel, Salvadora, José «el Chorras» y un largo etc. que haría muy pesada esta relación, así como otras que quedan en el recuerdo debido a su fallecimiento, como Paco «el Chaquetas», Julián, Zenón, Francisco Lorencio, Francisco Abril…., entre otros muchos.
Recordamos aquellos años de mediados de la década de los cuarenta, cincuenta o sesenta, cuando guiados por tres mayordomos reunían y juntaban a «los músicos» recorriendo la pedanía y al sonido de la campanilla con el mensaje de «las Ánimas benditas» las puertas de las casas se abrían y sus dueños les invitaban a pasar. A la pregunta de «¿se canta o se reza?» , si se estaba de luto por la muerte de un familiar, se procedía a rezar cinco Padrenuestros y cinco Avemarías, aunque en muchas de las casas, primero se rezaba y después se hacía música y baile. Se recaudaba un dinero que se le entregaba a la iglesia para sus gastos de mantenimiento.
En la actualidad, durante el periodo navideño, se sigue visitando las casas de personas afines a la Cuadrilla, donde son ricamente invitados, por los dueños de las casas, con los dulces propios de la navidad y donde se hace baile, pero ya no se recauda dinero como anteriormente se hacía para «las ánimas del purgatorio».
Una de las fiestas más característica era el «baile de puja» del Día de los Inocentes (28 de diciembre), donde un miembro hacía de alcalde, con unas ropas y atuendos como era «la vara de mando» propios del cargo, tres mayordomos y dos «Inocentes» que portaban un sombrero rico en colores y adornos y que animaban la subasta en el «baile de puja» y que lucían las personas al ganar la puja mientras bailaban. Acompañaban cinco músicos compuestos por dos guitarras, un laúd, una bandurria, y una pandera, y dos zagales llamados «cagarraches», que llevaban las bestias. Estos personajes portaban con ellos un cuadro de la Virgen del Carmen con la ánimas del purgatorio bajo sus pies y una campanilla.
Esto se hacía normalmente en «la sala» contigua a la ermita, pero últimamente se ha dejado de hacer.

En la actualidad, la Cuadrilla tiene una vida muy rica en cuanto a actuaciones, conviviendo hasta cuatro generaciones de edad en estos momentos, teniendo un presente y futuro asegurado, ya que no cesa el número de jóvenes que quieren aprender y a los que se les enseña de una forma muy natural: primero se van «arrimando» a la Cuadrilla y así, poco a poco, van aprendiendo a tocar los instrumentos, a cantar sus coplas y a bailar este baile tradicional que tanto llena a las personas que les gusta.
Hablando del presente y del pasado, me manifiestan que siempre ha habido una continuidad en la forma de hacer música y de bailar. Solo tocan música propia e intentan que sea lo que siempre se ha tocado en la huerta de Cehegín.
A veces usan el traje regional huertano, como puede ser el Día de San Isidro, el día de los Huertanos en las Fiestas patronales de Septiembre en Cehegín y manifiestan que si en algún lugar le pide que lo usen en alguna actuación, no tienen problema y así lo hacen, ya que para ellos es un orgullo el poder lucirlo.
Muchas son las salidas que hacen a través de todo el año, teniendo en su haber la participación en discos de vinilo, así como en formato de CD y varias cintas cassettes, y su participación en varios libros que hablan sobre costumbrismo y música tradicional.
Sus relaciones en la actualidad con el Ayuntamiento son muy cordiales, recibiendo pequeñas subvenciones para poder sufragar los gastos y manifiestan que siempre sus actuaciones son desinteresadas y de forma totalmente altruista, siendo el dinero que puedan obtener por las mismas, para sufragar los desplazamientos y pequeños gastos de la Cuadrilla que se ocasionan en el desarrollo de sus actividades.
Terminamos esta larga y entretenida conversación, que me confirma que el trabajo que empezamos hace varios meses en el semanario de El Noroeste, merece la pena, que el esfuerzo que estamos haciendo es muy bien recompensado con el agrado y colaboración que estoy recibiendo por parte de las diferentes Cuadrillas, Aguilanderos, Hermandades, etc. y otro ejemplo más es el presente, donde he pasado dos tardes con estos amigos y amigas que me han ofrecido lo mejor que tienen: su experiencias y vivencias durante muchos años en relación con la música y el baile tradicional. Gracias amigos.

LA CUADRILLA
Nombre: Hermandad de Ánimas del Campillo de los Jiménez de Cehegín
Presidente: Pedro Corbalán Sánchez
Contacto: Tlf.: 620380703
Año de fundación: 1940
Miembros: Alrededor de treinta
Instrumentos que usan: Bandurria, laúd, guitarra, guitarro, pandera, postizas y castañeta.
Repertorio: Música para bailar:
Jota de la huerta, Jota de Cehegín.
Pardicas de la huerta, Pardicas de Cehegín o de El Escobar.
Sevillanas de la huerta, Manchegas de la huerta, Rabotas y Malagueña de la huerta.
Música religiosa: Misa de Ánimas: Sacerdote, Padre Nuestro, Los Gozos. la Divina Pastora y las Ánimas; Misa huertana (letra del grupo de coros y danzas Francisco Salzillo de Cehegín).
Actos significativos donde participan:
Participan en todas las manifestaciones festivas del pueblo: San Sebastián, Mercadillo artesanal, Fiesta de San Isidro, etc. así como en las fiestas de algunas de las pedanías: Campillo de los Jiménez, Canara, etc. También durante todo el mes de noviembre Misas de Ánimas en todas las parroquias del municipio.
En Campillo de los Jiménez, desde el año 2009, retomaron el Baile de Pascua por la Navidad.
Por Navidad es costumbre visitar el Hogar de la Real Piedad, Hogar del Pensionista, Centro de Día de las personas mayores, etc.
Día de los Inocentes (28 de diciembre)
En cuantos Encuentros y Fiestas son invitados y tienen disponibilidad de ir por todo el territorio, tanto regional como nacional.

COPLAS QUE DEFINEN A LA CUADRILLA
«Sacerdote ministro de Cristo,
que a Dios representas puesto en el altar,
que tan solo con cinco palabras
a Dios a tus manos le hiciste bajar.
Vamos a llevar la patena y los corporales,
el cáliz y la hostia para consagrar.»

«Fue San Pedro la primera piedra,
donde Jesucristo su iglesia formó,
convirtiendo millones de almas,
desde el primer día de predicación.
Y dijo el Señor: toma Pedro las llaves del cielo,
y aquel a quien tu absuelvas, lo perdono yo.»

«Esas parejas que bailan
que rebonicas que son,
si la vista no me engaña,
cehegineras todas son.»

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.