Sefilotta

Para mí, tratar el tema del aborto es ardua tarea pues considero que es un tema controvertido y delicado.

Una niña de doce años, una joven o una mujer pueden quedar embarazadas en diversas circunstancias, estas circunstancias se deben estudiar y tener muy en cuenta, es un tema muy serio y no debemos tratarlo de forma frívola ni generalizada.

Pensemos por ejemplo en una joven que es violada y queda embarazada, además del fuerte trauma que supone la violación, la joven debe enfrentarse a un embarazo no deseado, su vida da un giro radical y vertiginoso, ¿qué debe hacer esa joven?. Es algo complejo y personal. Recientemente ha salido una nueva ley en la que se permite a las jóvenes desde los dieciséis años abortar sin el consentimiento de los padres o tutores, teniendo en cuenta que se trata de una menor, esto me da mucho en que pensar. El no tener conocimiento por parte de los padres o tutores puede aumentar el grado de indefensión de la menor, para evitar esto creo que en el ámbito familiar se debe tratar este tema con naturalidad, tolerancia y diálogo, los padres o tutores (pese a estar o no de acuerdo con esta práctica) deben dialogar de forma flexible con los jóvenes evitando así el temor de estos a contarles con confianza lo que les sucede.

Los jóvenes cada vez son más precoces en lo que a las cuestiones sexuales se refiere, las estadísticas dicen que a los trece años gran parte de ellos han mantenido relaciones sexuales, ¿Por qué ocurre esto? ¿Será el estilo de vida actual? ¿Tal vez ocurre porque desde edades tempranas tienen acceso a cantidad de información a través de las redes sociales? ¿Será por falta de diálogo y consenso en el ámbito familiar?…o ¿por el contrario se debe a que tienen falta de información (sobre la sexualidad)que provenga de fuentes fiables como son el centro escolar o la familia?.

Recuerdo a una amiga mía el día que le vino su primera menstruación, estábamos jugando al elástico en la calle, ¡que susto se llevó! ¡creía que se iba a morir!, no tenía ni idea de qué era aquello, nadie le había hablado de la menstruación…

Pongamos como ejemplo que una joven de dieciséis años ha tomado la decisión de abortar y su padre o su madre son total y radicalmente contrarios a esta práctica… ¿Qué debe contemplar la ley en este caso?; creo que la joven es capaz de decidir, pero al tratarse de una menor, la nueva ley sobre el aborto debe proporcionar el apoyo psicológico necesario.

Abortar tiene riesgos, parir también los tiene, pero en mi opinión nunca se debe hacer a escondidas o en soledad, por el peligro que esto conlleva…Esta nueva ley evita el 90% de ese peligro, pues en el peor de los casos la joven estaría atendida por un equipo médico profesional, evitando así las barbaridades que se cometen, como por ejemplo acudir a abortar solas a cualquier lugar sin garantías.

No debemos olvidar que los menores deben vivir su etapa de adolescentes, estudiar, salir con amigos etc…Debemos procurarles una vida dentro de la normalidad donde cada etapa de sus vidas se pueda desarrollar en su momento.

La mayoría de los embarazos a edades tan tempranas no son deseados.