José Antonio Furió, concejal en funciones del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Caravaca

Como todo en la vida tiene un principio y un final, he asistido a mi última Comisión de Hacienda y último Pleno en el Ayuntamiento, con tristeza pero con la firme convicción de haber realizado el trabajo que nos fue encomendado por el pueblo de Caravaca en 2015 en la oposición, que no es otro que fiscalizar la acción de gobierno e intentar mejorar la vida de nuestros conciudadanos.

En relación a esto me he tomado la libertad de escribir una carta de despedida  ya que cuatro años dan para mucho, aflorando sentimientos, recuerdos  y palabras de gratitud.

Durante estos cuatro años he tenido el honor de trabajar defendiendo los intereses de los caravaqueños y caravaqueñas desde mi grupo municipal como concejal de este Ayuntamiento en la oposición, pero ha terminado aquí una etapa de mi vida, donde el trabajo se ha visto recompensado por los vecinos y vecinas de este mi  pueblo adoptivo desde hace más de treinta años.

Han sido cuatro años de intenso trabajo, entregándome y colaborando en todo aquello que me ha pedido mi grupo, como no podía ser de otra forma.

Me voy de la misma forma que llegué, con humildad, honestidad y  con la satisfacción y el orgullo  de haber cumplido con el compromiso que en 2015 asumí, llevando a este Pleno desde mi grupo municipal mociones que se han materializado como el TAC y la implantación de un Sistema de Triaje en el Hospital Comarcal del Noroeste,  la regulación de un Protocolo de Actuación para atender a personas con Trastorno del Espectro Autista, etc.

Todo esto ha sido posible gracias a José Francisco García, la persona que hace cuatro años contó conmigo para formar parte de este proyecto y de este grupo municipa, por lo que le manifiesto mi amistad, lealtad y agradecimiento sincero y de corazón por haberme dado esa oportunidad de trabajar por y para los caravaqueños y caravaqueñas, del pueblo y de las pedanías.

A mis compañeras/os del grupo también agradecer la ayuda, el cariño y el compromiso que en todo momento me habéis manifestado, ya que sin vuestro apoyo nada hubiera sido posible.

Me llevo lo mejor de cada uno de vosotros, vuestras ganas de ir creciendo, el entusiasmo, rigor y profesionalidad que le ponéis a todo, vuestras risas, las anécdotas que han surgido en estos cuatro años, pero sobre todo quiero desearos el mayor de los éxitos en esta nueva etapa que comenzáis con un nuevo grupo de concejales.

También palabras de agradecimiento al resto de la Corporación por la amistad y el respeto que en todo momento me han manifestado, así como también agradecer la elegancia y templanza con la que han discurrido todos los Plenos, primando siempre el respeto y la educación.

Agradecer a todos los funcionarios y funcionarias de este Ayuntamiento la colaboración y amistad que me han ofrecido en todas las consultas y gestiones que haya podido realizar.

Y cómo no, todo esto de lo que estoy hablando no hubiera sido posible sin el apoyo de mi familia y amigos a los que siempre estaré eternamente agradecido.

Me llevo de estos cuatro años como concejal el haber conocido a personas maravillosas y generosas, tanto en Caravaca como en las pedanías, amistades que intentaré conservar y cuidar.

También quiero pedir perdón por los errores que haya podido cometer durante estos cuatro años, errores que por acción u omisión no he sido consciente de estarlos cometiendo, por lo que me reitero en pedir perdón.

Esto es sólo un hasta luego, seguiré trabajando y defendiendo las ideas en las que siempre he creído, respetando la diversidad política.

Gracias por todo y hasta siempre.