CARLOS MARTÍNEZ SOLER

Chistopher Nolan para bien o para mal cambió el género de superhéroes que hasta la fecha venía dándose en el cine. Él dotó a Batman de un cariz más humano, realista, oscuro, retorcido…., que adquirió su momento culmen con la segunda entrega de la trilogía, El caballero oscuro, en la que se nos mostraba a un Joker como nunca antes habíamos visto, lo bordó Heath Ledger, y en el que los entresijos criminales, las corruptelas políticas, el amor, las malas deciGothamsiones…, marcaban una obra que servía de crítica encubierta de una sociedad en plena crisis, la nuestra, y que tenía mucho de thriller y poco de cómic.
Desde entonces, otros directores como ZackSnyder han intentado dotar a sus creaciones, en este casoSuperman, de un tono más adulto, pero por desgracia, la tarea de superar al Batman de Nolan se antoja harto complicada.
Tomando como referencia lo expuesto, que ahora se haga una nueva adaptación del hombre murciélago para televisión no me parece fruto del azar, algunos habrán pensado que es bueno aprovechar el tirón. Sin embargo, yo me acerco a ella con suma cautela, temiendo que el relato se convierta en un Arrow vestido de negro, es decir, una Batman ñoño, falto de carisma y prepúber.
Mostradas mis reticencias, el título de la serie me desconcierta: Gotham. Bien es verdad que el universo de Batman ocurre en esta metrópolis, pero de cara a vender una obra sobre este icono, no me parece la mejor de las opciones. Empieza la serie y mis miedos se disipan, es cierto que la obra tiene esa estética plomiza, grisácea, muy de Arrow y propia de series de bajo presupuesto, pero me doy cuenta de que la historia no va sobre Batman, sino sobre la ciudad que le vio nacer y donde un joven comisario Gordon comienza su andadura policial.
No esperen en esta nueva versión, por lo menos al principio, ver a Bruce Wayne vestido del hombre murciélago, sino que todo parte de la trágica pérdida de sus padres, tras la cual, Gordon le promete encontrar al asesino.
En Gotham veremos el origen de todos los personajes del universo Batman (Catwoman, Falcone, El pingüino, Enigma….), donde por ahora la apuesta por El pingüino parece la más fuerte y sin duda alguna la más atractiva. Pero más allá de mostrarnos la conversión de Bruce Wayne, me parece sensato apostar por Gotham como cabeza de cartel, dotando a la ciudad de un universo propio y que sirve de caldo de cultivo de los más bajos instintos.
Por ahora Gotham no es que haya inventado la pólvora, pero sólo el hecho de intentar mostrar un punto de vista diferente me parece suficiente aliciente para aproximarme a ella y echarle un vistazo. Si Gotham se acerca aunque sólo sea un 50% a la ciudad corrupta y perversa mostrada por Nolan, para mí su creación habrá estado más que justificada, a pesar incluso de que aquí Batman sea solamente un niño aterrado.