ANA MARÍA VACAS

Nunca pensé que al escuchar a Gloria me emocionaría tanto. Una niña que canta en su habitación sin más formación que escuchar videos de cantantes conocidos en You Tube no era lo más habitual, pero cuando escuche entonar la primera nota supe que no necesitaba nada más que esa enorme sensibilidad para expresar con todo su cuerpo, no sólo con su voz. Sus notas alargadas con sentido y medida expresaban que conocía perfectamente donde y cuando modular su voz para conseguir con acierto la entonación perfecta; sus crescendo y disminuyendo eran  tan adecuados que si cerrabas lo ojos parecías estar escuchando a una cantante profesional. A veces la vida te sorprende con este enorme regalo que me hizo sonreír durante toda  la interpretación; la ternura de su juventud pero la claridad de quien nace artista y por todos los medios quiere demostrarlo, son un ejemplo del carácter envidiable de esta jovencita de sólo 18 años recién cumplidos, que dedica su tiempo a sus estudios de Bachiller en el Instituto Alfonso X “el Sabio” en la rama de Sociales y a cantar. Persona sencilla que se emociona fácil cerca de niños y ancianos, por ello se ha decantado por los estudios relacionados con Trabajo Social y voluntariado, en centros geriátricos  o centros para personas con capacidades especiales, pero reconociendo que su verdadera vocación es la música. Desde los ocho años canta de manera diaria en casa, pero su enorme necesidad surge a los catorce años cuando decide pedir a su madre que la matricule en algún sitio donde pueda formarse vocalmente, fue entonces cuando entró a formar parte de la Coral Discantus, donde ha cantado todo tipo de canciones y estilos, desde villancicos hasta zarzuela o lírico. Su ilusión es ingresar en el Conservatorio y poder realizar la especialidad de Canto, de una manera reglada para dedicarse profesionalmente a ello. Ahora centrara su vida en escuchar,  estudiar lenguaje musical, armonía, piano, técnica vocal, dicción e incluso formación actoral para no dejar al azar su interpretación.

Con sus compañeros del coro

Con sus compañeros del coro

Ama la música y todo aquello que puede implicar la profesión en caso de conseguir dedicarse a ello, sin faltarle un factor importantísimo como es la capacidad  de trabajo y sacrificio, siendo además disciplinada y  ordenada. El conseguir ser cantante no siempre proviene de educarse en una familia musical, a veces surge la chispa por un interés personal con tal fuerza que es imparable. En el caso de Gloria estoy segura que nos acordaremos con nostalgia de esta primera actuación donde se podía vislumbrar el enorme talento que sale a raudales en cuanto comienza a cantar.