Pedro Antonio Hurtado García

“Radio Futura” es una de las bandas del pop español que más se distinguió en la denominada “movida madrileña” de los años ’80, pero también, quizás, una de las que sus miembros, individualmente, más popularidad han alcanzado. Basta recordar a Santiago Auserón, luego denominado Juan Perro, o su hermano Luis Auserón, el fallecido guitarrista Ollie Halsall o el también desaparecido músico de la seis cuerdas, Enrique Sierra, aunque todos sus componentes han gozado de un “algo” que les ha hecho distinguirse. Nos despedimos, ahora, de Javier Pérez Grueso, miembro fundador de la banda, aunque su pertenencia al grupo no fue demasiado extensa en el tiempo. También conocido como Javier Furia o Javier Hamilton, quien el pasado día 17 de octubre nos dijo adiós, a unos jóvenes, muy jóvenes 63 años, ya que, por más que lo hemos intentado, nos ha resultado imposible localizar, tanto lugar del óbito como de nacimiento y fecha exacta de su alumbramiento.

Alaska.- Olvido Gara, Alaska, que, en su cuenta de “Instagram”, ha manifestado su pesar, por la amistad y complicidad que le unía con el músico, recordaba que fue “miembro no oficial de ‘Kaka de Luxe’”, la banda con la que la intérprete de triple nacionalidad (mexicana, española y cubana) se inició en el mundillo musical en la década de los ’70.

Influyentes.- El reconocimiento de ser uno de los grupos más influyentes, en la historia de la música española, nadie puede negárselo a “Radio Futura”, con canciones tan señeras como “Enamorado de la moda juvenil”, “Escuela de calor”, “Corazón de tiza”, “La estatua del jardín botánico”, “Divina” o “Veneno en la piel”, entre otras muchas que conformaban un amplio, respetado y muy popular repertorio. Pero también hay que reconocerle su decidida contribución a la modernización, mejora y ágil desarrollo del panorama musical y todo su entramado comercial en nuestro país.

Debut.- Comenzaron como “Orquesta Futurama”, impulsada la idea por Herminio Molero, músico experimental y pintor que, luego, en la formación, se ocupaba de teclados, sintetizadores y percusión electrónica, alguien a quien la banda debe mucho, incluso su existencia. De aquella “Orquesta Futurama”, que se retiró sin estrenarse en el mundo discográfico, nace “Radio Futura”, con Molero, los hermanos Auserón, Enrique Sierra y el fallecido Javier Pérez Grueso, como corista, entonces, y responsable de la percusión electrónica. Debutaron en la emblemática fecha del 12 de octubre de 1979, en el Ateneo de Madrid y con motivo de un congreso de ciencia ficción.

Pintor.- La evolución fue enormemente favorable, aunque hubo mucho movimiento interno, llegando a ser cuarteto, quinteto o sexteto, según momentos y vicisitudes. Pero el éxito se prolongó por décadas y el respeto profesional aumentaba, junto al número de seguidores, que también lo hacía, colocando canciones entres las más importantes del pop español. Grueso se vinculó mucho con el mundo de la pintura que alternó con la música en todo momento, aunque alejado de “Radio Futura”, banda con la que no estuvo mucho tiempo, pese a su condición de fundador de la misma, idéntica suerte a la que corrió Herminio Molero, quien se marchó pronto, igualmente. También actuó como baterista, porque era auténticamente polifacético. Y no se olvida, de él, su participación en “Kaka de Luxe”, “Dinarama” y “Alaska y los Pegamoides”.

Mejor grupo español.- La introducción de la banda en las raíces latinas dio como resultado la popular composición titulada “La Canción de Juan Perro”. En 2004, “Radio Futura” fue nombrado el “mejor grupo español de los últimos 25 años”, por decisión de los oyentes de “Radio 3”, emisora del grupo de “Radio Nacional de España”.

Siete entre las mejores.- Dos años después, en virtud de una encuesta realizada entre 156 músicos de prestigio, fue la revista especializada “Rolling Stone” la que colocó siete de sus títulos entre las mejores 200 canciones del pop-rock español, única formación, por cierto, en alcanzar esa privilegiada cifra. Se le calificó, igualmente, como la “cúspide creativa de la movida” o “el grupo de rock más importante e influyente de la reciente historia de la música pop española”, calificativo que les otorgó el reputado crítico musical Jesús Ordovás.

Multitud de géneros.- Fueron dando de lado al pop, se cobijaron en el rock, dieron cabida al punk y, más tarde, al funk. Era una banda que había nacido para triunfar, para innovar, predecir y alumbrar nuevas fórmulas, auspiciadas, especialmente, por Javier Pérez Grueso, amén de coleccionar canciones que fueron engrosando un repertorio magníficamente aceptado por los aficionados de entonces, recordado ahora y vigente siempre. También se enfrentaron a “Hispavox”, se sabían poderosos y acariciados por el gran público. Optaron por comparecer en todas las salas independientes de moda, como la “La Barraca”, “Rockola” y un largo etcétera.

Desvelando maquetas.- Cedían sus maquetas a la radio, incluso, antes de ser grabadas, lo que les daba como resultado el que, cuando salían al mercado, su popularidad era intensamente inusitada, pues, además, también las ofrecían en sus conciertos sin tener el disco a la venta. Y fueron tan revolucionarios que dejaron “en fuera de juego” a la crítica musical más especializada, que ya no sabía si sus composiciones eran de uno u otro género, llegando a calificarlas como “inidentificables”.

Discográficas a sus pies.- Triunfaron en la carretera, no dejaron municipio importante de España sin visitar, así como sus giras a américa latina, contactaron con nueva discográfica, tan prestigiosa como “Ariola”, firma con la que no tardaron en ponerse de acuerdo para continuar su actividad tras la finalización de su compromiso con “Hispavox”, espacio fresco que les sirvió para inaugurar otra etapa de creatividad. Nuevos discos, canciones añadidas, giras internacionales, colaboraciones con multitud de artistas y sello de grandes de la escena musical, dieron vida, gloria y prestigio a un grupo español respetado como es “Radio Futura”, formación que debe su fundación a un hombre inolvidable, entrañable, profesional y artista que se nos ha ido demasiado joven: Javier Pérez Grueso. Descanse en paz. Buenos días.