Entrevistamos a Fulgen Sánchez, presidenta de la Mayordomía de la Fundación Santuario de Nuestra Señora de la Esperanza de Calasparra para saber cómo ha transcurrido este 2021 marcado por el coronavirus y sus expectativas para 2022.

-¿A qué retos se enfrenta la Mayordomía para el año que entra?

A pocos día de que acabe el año, la Mayordomía comienza a planear actividades, presupuestos, y todo aquello que necesita nuestro Santuario para el 2022. Este ejercicio es importante y necesario, pues nos permite ver en dónde estamos, cuáles son los nuevos objetivos que buscamos alcanzar y en qué debemos fortalecernos para hacer frente a los nuevos retos de un futuro donde la normalidad prácticamente ya tiene otro significado.

2022 asoma con muchos desafíos por delante, por concretar, uno de ellos es el restaurante. Hay que tomar la decisión sobre si seguir gestionándolo nosotros o volver a arrendarlo.

-¿Y qué proyectos tiene?

Tenemos en mente la ampliación del museo habilitando la antigua casa del ermitaño y la creación de un vestidor para la Virgen.

En breve se van a reanudar las obras para concluir la rampa que une la placeta las Moreras con la placeta principal.

También tenemos pendiente la creación de un Reglamento de Régimen interno que recoja todas las cuestiones de funcionamiento de la Fundación, concretando los Estatutos.

-¿Qué balance podría hacernos de 2021?

Pues, a pesar de que la primera parte del año vino marcada por la Covid-19, al final no ha sido un mal año. A partir de que las restricciones se fueron suavizando hemos ido recibiendo un gran número de peregrinos, principalmente los fines de semana, lo que ha permitido sanear la economía del Santuario.

Iniciamos en marzo una nueva Mayordomía en la que hemos sido de nuevo elegidos cuatro miembros de la anterior y se han incorporados cinco compañeras nuevas.

En este año se han concluido, por fin, las obras de la Placeta del Rio, afectadas por una riada en 2.013, que han sido inauguradas y abiertas al público recientemente.

En el plano religioso ha sido un año magnífico en el que hemos celebrado el 25 aniversario de la Coronación Canónica de las Sagradas Imágenes de Ntra. Sra. De la Esperanza. Empezábamos en mayo una serie de actividades para recordar este acontecimiento, teniendo su punto álgido en septiembre con el pregón de las fiestas a cargo del Delegado del Gobierno en la Región de Murcia, D. José Vélez y la celebración de la Romería la noche del 7 de septiembre. Encuentro de presidentes, mesa redonda con las personas que hicieron posible la Coronación… y otras actividades que han culminado con la presencia del Obispo de la Diócesis para presidir la celebración del día 18 de diciembre, día de la fiesta litúrgica de Ntra. Sra. De la Esperanza, y cerrar así un año de celebraciones en torno a la Coronación.

-Este fin de semana, con la misa presidida por el Obispo, se clausuran los actos del vigésimo quinto aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Esperanza. ¿Cómo los ha vivido y cómo lo han vivido los devotos de la Virgen?

Han sido unos meses muy intensos de trabajo y de organización de actos para que todo saliera bien. La gente nos ha transmitido su entusiasmo y su agradecimiento sobre todo por contar con la Patrona en el mes de diciembre en Calasparra. Ha sido un año de encuentros y reencuentros, con los presidentes y presidentas de las Mayordomías de los últimos 25 años, con las personas que en su día hicieron posible la coronación, con los sacerdotes que han pasado por nuestra parroquia en estos 25 años… En definitiva, ha sido un año de Gracia para todos.

Económicamente se sostiene la Mayordomía, ¿sería un gesto importante que todos los calasparreños se hicieran mayordomos?

Muchos calasparreños y calasparreñas colaboran sistemáticamente con sus donativos para la Virgen. Por otro lado, no podemos hacer hermanos, porque no somos una hermandad, ni tampoco cofrades porque no somos una cofradía y tampoco se contempla en los estatutos de la Fundación ninguna de estas figuras. Estamos buscando la figura de patrocinadores o colaboradores del Santuario. Este es otro proyecto que está en marcha y al que estamos dando forma.

-Ahora que se ha acondicionado el entorno del Santuario, ¿espera que esto suponga una mayor afluencia de peregrinos o turistas?

Tener unas instalaciones dignas y acondicionadas es un reclamo más para visitantes y peregrinos. Ojalá el virus nos deje retomar la actividad del Santuario al 100%.

Un deseo para los fieles de la Virgen para este 2022.

Al año nuevo le pido salud y alegría. Que podamos dejar atrás las penas, el dolor y la tristeza que la pandemia está ocasionando y demos paso a un año lleno de oportunidades para todos.