GLORIA LÓPEZ CORBALÁN

Fredegunda nació en la región francesa de Picardía alrededor del año 545. Poco se sabe de su infancia aunque sí se conoce que sus orígenes eranLa reina Fredegunda humildes. Fredegunda entró como doncella del palacio del reino franco de Neustria, al servicio de Audoreva, la primera esposa del rey Chilperico I(de los chilpericos de toda la vida).
La belleza de la joven franca atrajo rápidamente la atención del monarca que no tardé en convertirla en su amante.
Pero Fredegunda no se conformó con el papel de concubina y consiguió que Chilperico repudiara a Audoreva. Pero como un reino bien vale un polvo, el rey tuvo que cumplir con sus compromisos y casarse, a la fuerza, con Galwitha para entablar lazos dinásticos con Austrasia, otro reino franco.

De poco le sirvió el esfuerzo al rey, porque al poco tiempo la reina Galwitha aparecía muerta en su lecho. Muerte natural por estrangulamiento. Si las manos ejecutoras no fueron las de la concubina, con toda probabilidad Fredegunda estuvo detrás del asesinato. Se acercaba así a su objetivo.

El asesinato de Galwitha provocó un conflicto abierto con Austrasia que terminó con la muerte de su rey, Sigiberto, quien a su vez era hermano de Chilperico y por tanto su cuñado.  
En 575 morían también, de muerte natural, sin duda, los tres hijos de su esposo habidos con Audoreva.

Además de conseguir ser reina, lo que verdaderamente quería Fredegunda era transferir el poder a un hijo suyo que creara su propio linaje. Pero el ansiado heredero tardó en llegar. En el proceso Fredegunda sufrió la desesperación de ver morir a sus hijos recién nacidos.

Años más tarde, en 584, Fredegunda consiguió engendrar y dar a luz al futuro Clotario II.
Con la corona en sus sienes (pocas mujeres vivas quedaban ya en la corte)y un heredero que había superado los peligros del primer año de vida, ahora sólo quedaba el último obstáculo: su propio marido.
El asesinato de Chilperico el mismo año del nacimiento de su hijo pudo deberse con total probabilidad a su propia esposa aunque la historia no lo ha podido demostrar.
Convertida en reina regente, su siguiente objetivo era legitimar los derechos dinásticos de su hijo y defenderse de los ataques de la vecina Austrasia liderada también por una mujer, la viuda de Sigiberto, Brunequilda y reina madre a su vez de Childeberto II.
Los reinos francos se sumergieron entonces en años de terribles guerras que terminarían con el asesinato de Childeberto II.

Muchos fueron los intentos para terminar con su vida, pero bicho malo, nunca muere.. y no fueron los childebertos estos lo que acabarían con su vida de uno de los personajes femeninos mas oscuros de la historia, sino la disentería en el año 597.