JAIME PARRA

Gollarín es una editorial independiente fundada en Caravaca de la Cruz en el año 2007. La editorial toma su nombre del paraje de Gollarín, en la caravaqueña Sierra del Gavilán, en homenaje al escritor caravaqueño Gregorio Javier. Desde su creación ha publicado en la Colección Bigornia, en la que hace una selección de autores de nuestra tierra. Gollarín quiere ofrecer a sus lectores obras de la literatura castellana no publicadas anteriormente, o ya descatalogadas, así como continuar con los valores literarios de nuestra tierra y promocionar nuevos autores.

En su catálogo predominan las novelas, pero ofrece a los lectores buenos libros con independencia del género. Así dispone también de hermosos libros ilustrados por diversos artistas tanto nacionales como locales. Son libros editados con esmero, que perduran en el tiempo dejando su huella en cada lector porque, como el escritor argentino Jorge Luis Borges decía, siempre imaginamos el Paraíso como algún tipo de biblioteca y nuestra intención es que sus lectores puedan formar su propio paraíso con los libros publicados por Gollarín.

Francisco Marín

Entrevistamos a Francisco Marín, editor de Gollarín

¿Cuáles son sus apuestas fundamentales para este curso?

Este curso que comienza ahora es el de la recuperación de la normalidad en cuanto a actividad editorial y acciones promocionales. Hemos venido diseñando un ambicioso programa de trabajo para estos próximos meses en los que tenemos en cartera la edición de media docena de obras de relevancia. Estamos inmersos en una transformación del sello editorial Gollarín, para crear una marca de referencia.

Hemos comenzado con un nuevo proyecto editorial con el lanzamiento del sello Alfaqueque-Gollarín editores y el libro de Stefan “Zweig Magallanes: el hombre y su gesta”. Presentamos en la Feria el libro “La hermosa y dura tierra”, de Ignacio Ramos, una obra muy especial. La apuesta es lograr asentar estas nuevas líneas de edición.

En las próximas semanas Gollarín presentará una extraordinaria obra sobre patrimonio arqueológico. Se trata de un proyecto sobre el que se llevamos trabajando más de cinco años y que verá la luz a mediados de noviembre. Una verdadera joya de arte y patrimonio de nuestra tierra.

¿Qué obra de autor caravaqueño le gustaría reeditar?

Uno de los objetivos de Gollarín es divulgar la obra de autores de Caravaca, ese es mi compromiso y mi ilusión. El nombre de la editorial, Gollarín, se toma en recuerdo y homenaje del autor caravaqueño Gregorio Javier, de quien todavía queda mucho por mostrar a los lectores. Intentaremos hacerlo en el futuro.

¿El tener que decir «no» a una obra es un problema para usted como editor?

La función de un editor no es tanto decidir sobre la idoneidad de una obra para ser editada como ayudar al autor con el que se esté trabajando a lograr el mejor libro posible. Ahí debe de estar el esfuerzo y el compromiso del editor. Rechazar la edición de una obra para su publicación debe de ir acompañada de la mayor claridad sobre los motivos, eso ayudará a su autor ante nuevas oportunidades.

Usted fue uno de los primeros en confiar en Luis López Carrasco, recientemente ganador del premio Goya al mejor documental.

Editar el libro Europa de Luis López Carrasco fue una experiencia nueva para nosotros tanto por el género que Luis elige para su obra como por el proceso posterior de promoción y divulgación. Luis nos acompañó con entusiasmo y fue de mucha ayuda. Es un autor muy capaz. El éxito de su último trabajo cinematográfico “El año del descubrimiento” nos ha llenado de orgullo y ha permitido conocer la valía de Luis y de su equipo, al que felicito e invito a repetir experiencia.

¿Cómo debe ser la relación entre un editor y sus autores?

La función de editor es dar forma a la obra creativa de los autores; para ello debe de construirse una relación de confianza y de respeto. Cada uno tiene su función en el proceso de producción de un libro y, del resultado del mismo, va a depender el éxito de un libro.