ANA MARÍA VACAS

Francisco Javier es nacido en Murcia, aunque existen vínculos familiares muy cercanos a Caravaca. Durante su infancia, sus padres delegaban en él, para que se encargara de realizar fotografías durante los viajes familiares, pues desde muy niño le gustaba el proceso fotográfico. Sus tíos por parte de madre eran aficionados a este ámbito artístico, por lo que siempre tuvo cámaras a su alcance, compartiendo los momentos de visionar los fotogramas o imágenes, analizando desde muy niño todo el desarrollo del revelado. Posteriormente, ya en la adolescencia cuando llegó el momento de elegir en bachillerato, siguiendo los consejos de un profesor se decidió por la rama de ciencias puras, porque nadie ni siquiera el mismo encontraba su sentido artístico en ese momento. Su camino vinculado a la rama técnica, lo llevo irremediablemente hacia Técnico Superior en Desarrollo y Aplicación de Proyectos de Construcción e inmediatamente de concluirlo comenzó a trabajar; después de conocer esta profesión desde dentro supo sin ninguna duda que no había decidido bien, e intento remediarlo  incorporándose a la carrera de Arquitectura Técnica, (matemáticas, calculo, topografía, asignaturas realmente frías que lo dejaban inerte, únicamente encontrando consuelo en la asignatura de dibujo en exteriores) manteniendo paralelamente su trabajo, pero de nuevo no encontró incentivos para continuar, desbordado por la obligación del trabajo y el estudio, y no encontrando el oficio en el que se sintiera realmente representado, identificándose plenamente.

La fotografía como expectativa de futuro fue producto de una experiencia en el I maratón callejero del periódico “La Verdad” ganando un premio, su primera cámara. Allí empezó a despuntar su pasión realizando fotos para eventos de amigos y familiares; este acercamiento a la fotografía hizo que se planteara presentarse a las pruebas selectivas de acceso en la Escuela de Arte de Murcia (2012), en Técnico Superior en Artes Plástica aplicadas a la Fotografía, consiguiendo acceder; esta decisión cambiaría absolutamente su vida.  Allí conoció muchísima gente, sin saberlo comenzó a renovar su esquema visual y lo acerco a otras tendencias no propias en su círculo habitual, despertando de manera intensa su creatividad. Realizó las prácticas en el “Taller Visual” de Aquiles López Ros, participando en las exposiciones fotográficas colectivas “Mujeres en el trabajo 2011” y “Jóvenes vs Artesanía 2012”. Demostró que había merecido la pena, ya que ese año consiguió el 1er Premio Nacional “Josep Albert Mestre” al mejor proyecto final de Ciclos Formativos de Grado Superior de la Confederación de Escuelas de Artes Plásticas y Diseño de España, por el proyecto final “Arquitectura y Abstracción” (2012), (obra se encuentra donada a la Escuela de Arte de Murcia). Ese año imparte la conferencia «FOTOGRAFÍA Y ARQUITECTURA», a los alumnos de Ciclo Formativo Superior de Fotografía Artística de la EA Murcia.

Durante los años de estudio en la Escuela de Arte, tuvo un buen profesorado del cual aprendió mucho de referentes de historia fotográfica, no tanto de técnica.  Le interesaba encontrar la personalidad en la fotografía, buscarse a sí mismo. Adquirió tanta cultura audiovisual que cuando comienza un trabajo fotográfico no necesita realizar un esquema compositivo ya que la composición le sale de serie, casi de manera innata. Le gustaba recortar fotos de revistas y continuamente estar mirándolas, buscando en ellas lo no apreciable para los demás y encontrando lo no visible.  Considera que en la fotografía la nitidez es un concepto que no es lo más aceptable, pero sí a lo que la mayoría estamos acostumbrados a ver; hay que empezar a cultivar otros escenarios visuales que rompen actualmente y que a veces no son tan cómodos para el espectador por falta de costumbre. La riqueza de la fotografía admite multitud de variaciones, desde el realismo hasta la abstracción; este último muestra la parte emotiva, lo que llevamos dentro que no sabemos explicar con palabras.

Para Javier, fotógrafo es aquel que se gana la vida trabajando de ello, después esta el aficionado que se emociona por la facilidad que existe hoy día a nivel digital e intenta aprovechar las circunstancias. Realizó diversos cursos relacionados con la fotografía y el retoque digital como los que organizan la Asociación de Informadores Gráficos de Prensa de la Región de Murcia; participo en el PHOTOWALK PHotoEspaña Zaragoza 2013, y los talleres “Las Artes Visuales en el contexto español actual” y “Técnicas de aproximación al stopmotion/timelapse”, en el Camon Murcia y recientemente, un taller de Autoedición Colectiva del Photobook Club Murcia. Ha realizado multitud de trabajos como fotógrafo freelance para diversas agencias y medios como “murciatododeporte”, “Series Colegiales ACB”, “Pantumaka Comunicación”, “Biopic films”, “24FPS” y “Producciones Discordia”.

La fotografía tiene mucha conexión con la pintura, trabajan ambos artistas con la mirada, y se sientes atraídos en general por las mismas tendencias. La fotografía de Javier es pureza, su contraste de luz y sombras nos sugieren una realidad a medias, donde el espacio juega un papel importante en la concepción mental. Tiene claridad a la par que ensoñación; la capacidad humana de imaginar se hace visible hasta que entiendes su historia. Las líneas prevalecen y nos realzan sus gustos por la arquitectura, que se vislumbran por las habituales líneas dentro del esquema visual que nos presenta. Amante también de la fotografía callejera y de trabajos realizados con músicos, ya sean fotográficos o videoclips que se salen de la cotidianidad. Cuando realiza fotos de moda busca referentes para estabilizar el concepto en el propio modelo, pero como punto de partida para después dar libertad absoluta a su obra.

Su carácter nos ayuda encontrando una persona sencilla, tranquila y que sabe que el buen maestro se hace con la experiencia de los años, sin pausa, pero sin prisa; encontrando el momento adecuado o quizás mejor dicho que el momento lo encuentre a él a lo largo de su aprendizaje continuo. Nos sorprende reconociendo disponer de un archivo personal suficiente para completar su carrera artística e innumerables proyectos listo para mostrar al público.

Actualmente Javier trabaja en Punctum Creativo, productora audiovisual creada junto a un compañero en Murcia. El nombre de esta productora lleva una historia detrás, que parte de la teoría conceptual de Barthes, filosofo relacionado con el mundo artístico, que defendía la idea de que existen dos tipos de imágenes, las que tienen puntum y estudium. Puntum es lo que nos punza de la imagen, que despierta tu interés, tus emociones, e incluso sentimientos y el estudium sería la parte más técnica de la obra.

Sus trabajos no son perfectos, pero intentan tener mucha personalidad, no dejar indiferente a quien los observa, sus fotografías o sus video clips y sobre todo tienen coherencia personal con su manera de reflejar visualmente. Este año su productora Punctum Creativo ha sido nominada al mejor video clips musical de la región.

Estamos deseando ver tu trabajo. Bienvenido Javier a Icon Talents de todo corazón.