ANA MARÍA VACAS

No fue un niño que se decantara por plástica, ni siquiera tuviera un enorme interés por las artes, después de acabar Bachillerato fue cuando surgió un poco el deseo de conocer el Diseño Gráfico, pero las exigencias de prueba de acceso lo desanimaron; nunca sintió que esta fuera parte de su destino y decidió lanzarse a la aventura de matricularse en Bellas Artes en la Universidad de Murcia. Su primer contacto carente de iniciativa y de experiencia fue un poco anodino, hasta que coincidió en el segundo cuatrimestre con un profesor, Francisco Guillen, al cual admiró desde su primera clase por su capacidad para desarrollar la docencia; personaje muy académico y riguroso en sus métodos, pero muy flexible con la asistencia a clase, conseguía sin pretenderlo, lo contrario, crear un vínculo especial con el alumno, haciéndole desear la siguiente clase.  Aconsejaba una paleta de colores muy americana, haciendo que Francisco ordenara sus prioridades planeándose una nueva manera de trabajar; le mostró generosamente una manera más razonable de crear. Sus clases de retrato eran magistrales, ayudándole mucho a que centrara sus ideas y estructurara su trabajo de manera coherente, entonces comenzó a entender el procedimiento. De tercero a cuarto encontró una mejoría en sus obras respaldada por los consejos llevados a cabo, ese control de la situación le hacía sentir muy cómodo. Francisco Guillen fue su profesor también en el Trabajo Fin de Carrera y aunque exigente a la vez muy reconfortante para su desarrollo personal artístico; le enseñó unas bases muy buenas de investigación que le facilitaron su trabajo y reflejaron posteriormente en sus obras, como ejemplo la serie de retratos de “Emociones Básicas”. Consiguió graduarse en el 2016 siguiendo como alumno interno en 2016-2017; Durante ese año realiza un curso III Workshop Arte, Paisaje y medio Ambiente en Alicante.

Francisco Fernández Ruiz

Francisco Fernández Ruiz

Para continuar su formación en 2017 realiza con un Máster en Producción y Gestión Artística por la Universidad de Murcia, con la especialización en Gestión, con proyectos muy enriquecedores para varios centros, como el realizado para Puerta de Castilla, con procesos de trabajo en panóptico, instalaciones, pintura expandida, y finalizando con la puesta en escena de una exposición muy completa por su variedad. Otro de los proyectos fue para el Centro Párraga, pero en este caso sólo enfocado en pintura.

Consigue una Beca Universitaria, una de las más importantes de España, “Curso de Pintores Palacio del Quintanar”, en Segovia en 2017, pensionado durante un mes y dedicándose a pintar paisaje; experiencia importantísima en su trayectoria que le dio mayor fluidez en sus obras, terminando con una exposición, La Alhóndiga. Esta beca ha sido disfrutada por artistas tan importante dentro de la trayectoria nacional como Antonio López y Genovés entre otros.

Su exigencia personal conduce sus horas de ocio a disfrutar de Congresos especializados en Arte como los realizado en Oporto (Portugal) 2017; Jornadas de Investigación.” Mirada a un retrato”: psicología y técnica;” Vigilancia”. Realización de un proyecto artístico personal. III Congreso de innovación Docente en 2018. Aprendiendo Ciencias Naturales en el Entorno: Observar y Dibujar impartido por la Universidad de Murcia.

En 2018 realiza un Máster de Formación del profesorado en la UCAM y comienza el Doctorado basado sobre la “Técnica pictórica profesional de la Grisalla”; no existe casi nada de documentación que respalde las técnicas utilizadas antiguamente, ahora intenta presentar su utilización teniendo en cuenta los materiales actuales y la manera de trabajar con la grisalla monocromática.

Su versatilidad le confiere numerosos trabajos como el realizado con la portada del disco del cantautor de Moy Gomar, el Cartel de las fiestas de Abanilla, a igual que una cantidad de exposiciones considerables tanto colectivas como individuales que avalan su enorme trayectoria profesional en sólo cuatro años desde su comienzo. Las realizada en la Facultad de Bellas Artes de Murcia,” Mirada a un retrato”; en el Centro Cutural Puertas de Castilla “Cuerpos Dóciles y Conductas Cautivas”; en la Galería de Arte Léucade,” Hashtags”; en el Centro Párraga “In Tabula Pictos”; en el Mubam “Retoricas de la carne” con representación de obras de Francis Bacon, y pintores de la región como Nicolas de Maya; o en otras comunidades como en Alicante con la exposición” Capturas Individuales”.

A Francisco le perturba utilizar un lienzo en blanco, utiliza una base tratada con tierra que le sirve de base para establecer posteriormente los tonos. Continúa superponiendo veladuras que van dando forma a la imagen que quieren desarrollar, transfiriendo una sensibilidad inusual por lo detallista. En algún momento refleja el Surrealismo italiano como estudio en sus obras. Preciso en el montaje de sus exposiciones, pero a su vez innecesarias medidas por la calidad de sus retratos, que consiguen traspasar la mirada del espectador y trasladarlo al interior de la obra. Su metódica le ayuda a trabajar la obra de manera continua pero ordenada, desde un punto expandiéndose.

Pero además de su prestigiosa trayectoria quiero resaltar su carácter paciente, no necesita premura en sus obras porque la pausa y el descanso son sus mejores aliados para que el resultado de su trabajo sea espectacular. Precisión, destreza y meticulosidad son el preámbulo perfecto para este artista que ha sabido absorber con intensidad todo su aprendizaje, ganándose el aprecio de si mismo con la confianza adquirida en cada proyecto que suma en estabilidad. Les emocionará seguro porque el arte también evoca a quien lo observa, y en este mundo de trivialidades nos tenemos que asir con fuerza a todo aquello que motiva nuestra humanidad, y sus obras son reflejo de muchas emociones exteriorizadas para el disfrute de los demás.

Francisco este mundo necesita de personas honestas con su trabajo, en este caso con su pintura, reflejo de ese enorme y apreciado talento que posees, bienvenido.