Ya en la calle el nº 1047

Francisco de Paula, Conde de Moratalla

El Infante Francisco de Paula, hermano menor del rey Fernando VII, –se llevaban veinte años- viajó por las más importantes ciudades europeas de su época con el título de “Conde de Moratalla”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Añade aquí tu texto de cabecera

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

El Infante Francisco de Paula, hermano menor del rey Fernando VII, –se llevaban veinte años- viajó por las más importantes ciudades europeas de su época con el título de Conde de Moratalla

José Jesús Sánchez Martínez/Cronista Oficial de la Villa de Moratalla

Francisco de Paula Antonio de Borbón y Borbón-Parma (1794-1865, Aranjuez-Madrid) era el hijo menor de Carlos IV y María Luisa de Parma que llevaban unos veinte años casados. Siendo el último de los hijos, fue el predilecto de su madre, y educado en el palacio real de Madrid,  estableciéndose un plan de estudios diferente al de sus hermanos. En principio, Francisco de Paula, debería haber seguido la carrera eclesiástica, la que inició durante su adolescencia en Roma, donde se exilió la familia real. Recibió las órdenes menores, llegando a vestir los hábitos; incluso el Papa, le ofreció la dignidad cardenalicia pero el Infante la rechazó optando por dedicarse a la vida militar como capitán general de los ejércitos españoles, según le había ofrecido su hermano mayor, el rey Fernando VII.

Francisco de Paula, Conde de Moratalla

Francisco de Paula

En 1815, el rey Fernando VII anuló el ingreso de su hermano en la Iglesia. Tras decidir que el Infante colgase los hábitos, le reclama en España. Iniciado el regreso, se descubre que Francisco de Paula había mantenido relaciones ilícitas con una sirvienta, lo que unido a otros escándalos que comprometían la imagen de la familia, el rey Fernando VII ordena detener la comitiva del Infante cuando se encontraba en el sur de Francia, impidiendo su entrada en  España. Don Francisco de Paula escribió a su hermano pidiéndole perdón, descubriéndose más tarde que el principal responsable de la trama había sido otra persona: un tal Arana, quien había introducido a su amante como bordadora de cámara, malversando fondos de la asignación del Infante. Fernando VII perdonó a su hermano anulando su ingreso en la Iglesia -como se ha dicho anteriormente-. En cambio, le ordenó que viajara por diferentes cortes europeas por lo cual, a partir de 1817 y durante más de un año, visitó Ámsterdam, Berlín, Bruselas, Dresde, Frankfurt, París y Viena. Para mantener el incógnito y la discreción, el Infante don Francisco de Paula, viajó con el título de Conde de Moratalla, siendo recibido oficialmente por las familias reales e imperiales como hermano del rey de España.

Finalmente, la comitiva de don Francisco de Paula entra en España y llega a la Corte; el rey le nombra Consejero de Estado, autorizándole a presidir las sesiones cuando él se encontrara ausente; además, fue agraciado con el hábito de las órdenes de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, asignándole unas encomiendas militares para proveerle de recursos económicos. Precisamente, cuando viajó con el título de Conde de Moratalla, fue en referencia a la Encomienda santiaguista de Moratalla, con su castillo y los de Priego y Benizar, pertenecientes a dicha Encomienda, de cuyos castillos apenas se conservan restos, siendo Francisco de Paula el último Maestre de Santiago.

Don Francisco de Paula se casó el 9 de junio de 1819  con su sobrina,  la princesa napolitana Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias,  era hija de su hermana María Isabel de Borbón. De este matrimonio nacieron once hijos, entre ellos: Francisco de Asís, que fue rey consorte de España al haberse casado con su prima Isabel II. Y en segundas nupcias (1851), con Teresa Arredondo, duquesa de San Ricardo. El rey consorte,  Francisco de Asís de Borbón, también utilizó el título de Conde de Moratalla  en el viaje que realizó a las cortes de Viena y Berlín en 1851, dado que aquellos gobiernos no habían reconocido al de la reina Isabel II después de las guerras carlistas. El Conde de Moratalla recibió toda clase de atenciones por parte de aquellas cortes.

                                                    

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

  • Sonrisa Saharaui
  • JUNIO MULA 24
  • Bobicar
  • Ortodent
  • ROALF
  • lymaco
  • Talleres santa cruz
  • aureum
  • automoción caravaca
  • Heroes en librerias
  • TEOFILO A LA VENTA
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp
Suscripción ELNOROESTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción ELNOROESTE