Ya en la calle el nº 1032

Francisco Brotons, coordinador de «Caravaca inédita»: «El término es muy rico, tenemos más de doscientos yacimientos arqueológicos catalogados, pero no solo importa el número, sino que tiene yacimientos que son únicos, singulares»

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

JAIME PARRA

La colaboración entre la empresa Aqualia, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz y la editorial Gollarín ha dado lugar a la publicación de “Caravaca inédita. Un viaje desde la prehistoria hasta nuestros días”, libro que se presentará el próximo 2 de junio a las 21:00 horas en el Museo Arqueológico de La Soledad.

Francisco Brotons, coordinador de "Caravaca inédita": "El término es muy rico, tenemos más de doscientos yacimientos arqueológicos catalogados, pero no solo importa el número, sino que tiene yacimientos que son únicos, singulares"
Portada de Caravaca Inédita

Un libro coordinado por el arqueólogo municipal Francisco Brotons que, como señala en el prólogo el catedrático Sebastián F. Ramallo, viene a subsanar un olvido, el de la riqueza arqueológica de Caravaca, ya que la investigación y la bibliografía ha incidido más en poblaciones como Lorca y Cartagena.

“Un auténtico hito en el panorama editorial regional, aportando una visión nueva en la narración de la historia local, en particular desde la prehistoria a época medieval, y sin duda su contenido traspasará los límites de una mera difusión para convertirse en un sólido anclaje de la identidad de la socieda caravaqueña”.

Entrevistamos a su coordinador, Francisco Brotons.

¿Qué encontramos en “Caravaca inédita”?

Recogemos los últimos treinta años de investigación arqueológica en Caravaca, y más que en el término municipal en lo que es la cuenca de Caravaca, que estaría definida por la cuenca alta de los ríos Argos y Quípar.

Hemos preferido limitarnos a un espacio natural antes que a un límite geográfico, que siempre es más artificial. Aunque la cuenca de Caravaca se acomoda bastante bien a lo que es el límite del término municipal de Caravaca.

Recogemos información prácticamente desde el paleolítico hasta época moderna. Hace un repaso bastante completo por todos los yacimientos en los que se ha intervenido en los últimos años.

¿A qué lector va destinado?

Hemos pretendido con este libro, mejor que manual, divulgar pero no vulgarizar la información. Queremos que dé a conocer al público en general los trabajos de los últimos años y que están publicados en diversas revistas científicas a las que normalmente no tiene acceso el ciudadano.

Queremos mantener el nivel científico pero hacerlo también accesible,por eso se ha acompañado de dibujos que ilustran muy bien muchos de los aspectos de los artículos, se acompaña también de un aparato gráfico importante y también de una cartografía que ubica y ayuda a situarse mejor en el término.

Habla de los últimos treinta años de investigación, ¿es en este tiempo cuando se accede a una mayor información?

Sí, el número de yacimientos se ha incrementado prácticamente por tres, y el número de intervenciones a partir de los años 90 empezó a crecer de manera notable.

En los 90 se comenzaron con excavaciones programadas en el Cerro de la Ermita de La Encarnación y en la Cueva Negra del Estrecho del Río Quípar, y se comenzó la catalogación de yacimientos arqueológicos, se realizó la carta arqueológica y se incluyó en la carta de la Región de Murcia y se incorporó al plan general de ordenación urbana.

A partir de ahí ha habido un control de todas las intervenciones urbanísticas que se han hecho y que podían afectar a yacimientos, especialmente en núcleos urbanos de Caravaca y Archivel, al tener yacimientos en las zonas de expansión urbana. Cada solar que se pretendía construir había que escavarlo previamente.

Este libro también es una oportunidad para que el lector conozca in situ los yacimientos.

Sí, hay yacimientos que los tenemos preparados para la visita, como es el caso del Cerro de la Ermita de la Encarnación, del Cerro de las Fuentes de Archivel, donde tenemos un castillo de las guerras civiles entre Julio César y Pompeyo, y hay otros yacimiento que aunque no han sido intervenidos sí se pueden visitar como las Termas del Empalme o la Almazara romana de la Fuente de la Teja. También está la vila de Singla…

Te dan una idea más o menos aproximada, sobre todo del mundo ibérico y el romano, de cómo fue la ocupación del territorio y el hábitat que se dio en este territorio.

¿Conocemos mejor la época ibérica y romana que otras anteriores o posteriores?

Sobre todo porque son más visibles. Tenemos de la prehistoria sobre todo el yacimiento en el paleolítico de Cueva Negra, pero se ve un inmenso pozo con capas en la pared pero no ves nada más. Alguien tiene que informarte en una visita. O solo ves un pozo.

No es lo mismo que si visitas el Cerro de la Ermita de la encarnación. Ves los muros romanos de cómo se ha ido levantando la ermita. Tienes otra visión más accesible que en el caso de la prehistoria. Eso sucede también en el mismo Cerro de la Fuente de Archivel, hay una ocupación de la edad de bronce, un castillo de época romana y una fortaleza de época emiral. Hay superposición de estructuras pero hemos conseguido recuperar dos viviendas y consolidarlas para la visita de la época emiral.

Con toda la información gráfica que se da en el libro será mucho más fácil llegar allí y entender qué se está viendo.

¿Qué diferencia el término de Caravaca de otros cercanos en cuanto a yacimientos se refiere?

El término es muy rico, tenemos más de doscientos yacimientos arqueológicos catalogados, pero no solo importa el número, sino que tiene yacimientos que son únicos, singulares.

Si quieres ver templos romanos como los de la Encarnación tienes que venir aquí, en él vemos la evolución desde el siglo 2 a. C al siglo 2 d. C.

Los únicos castillos de época de la guerra civil entre Julio César y Pompeyo son los de Caravaca, no puedes ir a otro sitio.

El lugar donde se ha encontrado el fuego más antiguo del hombre es la Cueva Negra.

Y aunque no es visible, sí podemos darlo a conocer, el único molino hidráulico de la península se encontró donde está construido ahora Mercadona.

También aquí está un enterramiento colectivo con mil quinientos individuos, el más grande de Europa de la prehistoria reciente…

¿Por qué esta singularidad de la que habla?

Por un lado, ésta es una zona importante de paso que comunica la depresión del Segura con las altiplanicies andaluzas. Pero por otro es una zona con una riqueza hídrica extraordinaria, que se ve muy bien en el caso de los castillos romanos que están construidos para controlar las grandes fuentes, la de Archivel, la de Barranda.

Es el agua la que determina el poblamiento en la cuenca de Caravaca.

¿Se abre una oportunidad para el turismo arqueológico tras la publicación de “Caravaca Inédita”?

Puede ser más bien una oportunidad para superar los límites de la propia ciudad, para que la gente se interese también por lo que hay en en todo el término municipal de Caravaca.

¡Suscríbete!

Recibe cada viernes las noticias más destacadas de la semana

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.