CARM

La Consejería de Presidencia y Fomento está llevando a cabo trabajos de refuerzo del firme de un tramo de 18 kilómetros de Autovía del Noroeste, RM-15, con el fin de contribuir a mejorar la seguridad vial de esta carretera. Esta actuación se enmarca en el programa de reasfaltado de la totalidad del trazado de esta infraestructura, en el que se invertirán más de 9 millones de euros, y con el que el Ejecutivo regional quiere “mejorar la conducción de esta importante autovía, así como garantizar su vida útil”.

Así lo manifestó hoy el director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, durante su visita a las obras de la RM-15, donde destacó que, “durante sus 16 años ha quedado demostrada la rentabilidad de esta infraestructura desde todos los puntos de vista, como la mejora de las comunicaciones y el impulso de la actividad económica y turística, entre otros”.

En 2016 el programa de refuerzo de firme actuó en 18 kilómetros. Este año se trabaja en el reasfaltado de otro tramo de 18 kilómetros, que se encuentra en el tronco de la autovía y afecta a los términos municipales de Caravaca de la Cruz, Bullas y Cehegín. Además, en este ejercicio se incluye el refuerzo de firme de seis enlaces de la RM-15. En 2018 se concluirá la mejora de los kilómetros restantes.

El director general recordó que la autovía RM-15, que se puso en servicio en 2001, tiene una longitud total de 124,8 kilómetros, 62,4 en cada sentido, y supuso la conexión de las poblaciones de la comarca del Noroeste (Caravaca de la Cruz, Moratalla, Cehegín, Bullas, Campos del Río, Pliego, Mula y Albudeite) con la red de autovías que atraviesa la Comunidad Autónoma.

Fernández Lladó destacó que por la autovía RM-15 circulan anualmente cuatro millones de vehículos, por lo que “tendrán un importante impacto” estas actuaciones de mejora, que están incluidas en el contrato de la concesión de explotación de esta infraestructura.