CARM

La Consejería de Presidencia y Fomento inicia una campaña de reparación de daños, baches, deformaciones y hundimientos del firme en carreteras de tercer nivel de la red regional, mediante la aplicación de aglomerado asfáltico en frío. En concreto, se mejorará cinco vías en términos municipales de Blanca, Fuente Álamo, Molina de Segura, Mula y Murcia, con una longitud total de 33 kilómetros.

Así lo anunció hoy el director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, durante su visita a las obras que se están llevando a cabo en la carretera RM-A20, que comunica los núcleos de población de La Estación de Blanca con El Rellano, en los términos municipales de Blanca y Molina de Segura. Esta carretera tiene una longitud de 13 kilómetros y cuenta con una intensidad media de tráfico de 2.499 vehículos/día, de los que 139 son pesados.

El resto de vías en las que se actuará serán la carretera RM-E25, que comunica los núcleos de población de Corvera con Los Brianes; la RM-E8, que conecta La Murta con El Escobar, en los términos municipales de Murcia y de Fuente Álamo; la RM-C1, entre los núcleos de población de Barqueros y Fuente Librilla; y, la RM-C19, que une la RM-C1 con la autovía A-7 en el término municipal de Murcia.

José Antonio Fernández Lladó explicó que el procedimiento de ejecución de reparación del firme es idéntico en los cinco casos, y consiste en tratar la superficie previamente para que el material a colocar se adhiera, echar aglomerado asfáltico en frío directamente y compactarlo hasta alcanzar la rasante del pavimento.