JAIME PARRA

El ceheginero Fernando Virgilio Martínez comenzó la temporada 2021-2022 en septiembre, llegando en el mes de junio a lograr una marca de 21.11 en el Campeonato de España Absoluto celebrado en Nerja, asimismo quedó cuarto en la final.

El dia 2 de julio, participa en Granollers con el equipo Autonomico de Murcia en Campeonato de España, y se clasifica segundo en la prueba de 200 m. con marca de 21.23.

Estos datos nos hablan de Fernando Virgilio como de un gran atleta, pero si le añadimos que llevaba cinco años sin competir (y sin entrenar la velocidad) mientras estudiaba enfermería sus registros nos dicen que estamos hablando de un deportistas superdotado, que destacó en juvenil y en júnior y que una vez liberado de los estudios (y del exceso de trabajo debido a la pandemia) regresa como si nunca se hubiera ido.

¿Cómo empezaste en la práctica del atletismo?

Empecé haciendo deporte jugando al fútbol y luego llegó un momento en que, no sé por qué, en Cehegín no salió equipo y tuve que hacer otro tipo de deporte. Tenía un amigo que hacía atletismo y me apunté con él aunque para tomármelo como hobby.

Pero ese año como juvenil conseguí el récord regional de la categoría, hacer marca para el Mundial de Cali juvenil y también me quedé primero en el ranquin nacional juvenil. Seguí otro año más, júnior de primero, y conseguí la mínima del Campeonato de España junior y me quedé tercero.

Después de esas medallas y esas marcas, ¿qué te hace dejar el atletismo?

Estudiaba enfermería y me era imposible compaginar al cien por cien las dos cosas. Dejé cinco años el atletismo. Terminé la carrera de Enfermería y decidí volver en la temporada 2020-2021, pero no entrenaba lo suficiente porque con la pandemia tenía que trabajar un montón.

Cuando la pandemia se redujo considerablemente y los turnos de trabajo eran asequibles, que fue para marzo de este año, me lo tomé al cien por cien.

Entonces llegaron las marcas.

Sí, primero en los entrenamientos. La mínima para el Campeonato de España la conseguí justo el fin de semana antes del celebrarse e iba con la marca dieciséis de los participantes.

Pero ya en las eliminatorias y en semifinales mejoré marca. Y en la final también, que hice mi mejor marca personal, y ahí fue cuando me quedé cuarto.

¿Qué objetivos te marcas para la próxima temporada?

No soy de plantearme objetivos a largo plazo. Quiero seguir mejorando mi marca y estar al nivel de la temporada anterior.

¿Cómo fue decantarte por los 200 metros lisos?

Elegí la prueba en consenso con Rosendo. Yo en el fútbol era bastante rápido y luego al cambiarme al atletismo Rosendo me hizo unos tests y lo que mejor se me daba era la velocidad. Y optamos por los 200 porque ,al ser una persona alta, se me dan mejor, no son tan explosivos como los 100 o 60 metros. Las marcas salían bastante bien y decidimos quedarnos en esa prueba.

Algunos atletas con el paso de los años van compitiendo en distancias más largas.

Me gustaría seguir con el 200, pero si las lesiones no me respetan no descarto pruebas superiores tipo cuatrocientos u ochocientos. Pero prefiero quedarme en el doscientos.

¿En qué debes mejorar?

Al terminar esta temporada, Rosendo y yo hablamos a ver en qué ámbitos se podía mejorar para pulirlos.

Los fallos entre comillas que tengo son la salida, porque no soy una persona que salga muy bien, y luego reducir la fatiga muscular en los últimos metros. Esas han sido las mejoras que hemos visto por convenientes.

¿Y cuál es tu fuerte?

Mi fuerte es que cuando alcanzo mi máxima velocidad soy capaz de mantener esa velocidad.

Tras cinco años sin competir, ¿te has reencontrado con antiguos rivales?

Me he enfrentado a bastantes amigos de cuando era juvenil. De hecho dos contra los que me enfrentaba de juvenil quedaron primero y segundo del Campeonato de España, son dos portentos.

La verdad es que el nivel del atletismo a nacional ha aumentado muchísimo de juvenil hasta ahora.

¿Entrenabas durante los años que estudiabas Enfermería?

No fue dejarlo del todo de lado, pero sí es verdad que no hice unos entrenamientos acordes a la velocidad. Hacía gimnasio y poco más. Por eso es que la vuelta ha sido tan impresionante, es lo que nos has sorprendido.

¿Cómo fue el recibimiento en Cehegín a la vuelta del Campeonato de España?

Yo terminé la final y estaba reventado, ya que la semifinal fue el domingo por la mañana y la final por la tarde. Y no sabía por qué pero yo notaba que tenían mucha prisa mi padre y Rosendo por volver.

En el Alpargatero estaba mi familia con mis amigos para hacerme un recibimiento. Le di la gracia a todos por su apoyo. Muy contento.

Y luego lo del Ayuntamiento tampoco me lo esperaba. Me obsequieron con una placa con los méritos de esta temporada. Estoy muy agradecido de que mi pueblo me apoye de esa manera. La verdad es que es un orgullo.