JAIME PARRA

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, apela a “un 2021 de unidad” para “dejar atrás la pandemia y encarar con éxito y esperanza la recuperación económica y social de la Región de Murcia y de España”.

Fernando López Miras

Fernando López Miras

“La crisis sanitaria ha traído consigo otra de graves consecuencias en el ámbito económico y laboral”, dijo el jefe del Ejecutivo autonómico, quien defiende que “salir de la crisis pasa porque individuos y empresas cuenten con todos los recursos necesarios, o lo que es lo mismo, que no debilitemos su economía castigándolos con impuestos inaceptables”.

En este sentido, asegura que “en la Región de Murcia en 2021 seguiremos reduciendo la presión fiscal sobre el bolsillo de todos los murcianos, especialmente sobre las clases medias y los sectores económicos más afectados por esta crisis”. “Bajar impuestos no es una cuestión de enfrentamiento político, sino de sentido común, y más aún en momentos de crisis como el actual”, remarca.

En esta entrevista se centra en las acciones de su Gobierno para las comarcas del Noroeste y Río Mula y en los próximos pasos que dará.

¿Qué balance hace de este último año de Gobierno?

2020 ha sido un año difícil para todos, de eso no hay duda. En diez meses la pandemia ha cambiado nuestra forma de relacionarnos, nuestra forma de trabajar, nuestras rutinas más simples del día a día y, lo más doloroso, el virus se ha llevado a muchos de los nuestros. Desde el Gobierno regional hemos trabajado desde el principio con anticipación y tomando medidas por duras o impopulares que fueran, siguiendo siempre las recomendaciones de los profesionales de Salud Pública y del Servicio de Epidemiología de la Región de Murcia, y teniendo muy claro que nuestra prioridad es salvar vidas y proteger la salud del millón y medio de murcianos.

Como digo, la pandemia ha afectado a todos los ámbitos, pero antes de que llegase, en la Región de Murcia habíamos logrado datos económicos muy positivos, entre otras cosas, éramos una de la comunidades autónomas con mayor crecimiento del PIB, por encima de la media nacional, y superando también la tasa de creación de empleo del conjunto del país. Antes del Covid-19  y también ahora seguimos trabajando para que nadie se quede atrás y para generar oportunidades para todos.

¿Qué proyectos tiene su Gobierno para el corto y medio plazo?

La crisis sanitaria lleva aparejada otra crisis económica y social a la que también tenemos que hacer frente. Para ello, ya está en marcha la Estrategia de Reactivación ‘Reactiva2020’ que hemos consensuado con los agentes económicos y sociales y que cuenta con un presupuesto de más de 730 millones de euros. Este plan es el motor de impulso económico para la Región de Murcia, que ya está amortiguando las consecuencias de la caída de la actividad y, lo que es más importante, será clave para que la economía vuelva a coger velocidad de crucero y podamos recuperar la senda de la creación de empleo. De hecho, ya hay informes nacionales e internacionales que colocan a nuestra comunidad a la cabeza de la recuperación económica en España. Trabajamos para que la Región de Murcia vuelva a destacar en el conjunto de España como una región dinámica y emprendedora, referente nacional e internacional gracias a sectores punteros en innovación tecnológica y en capacidad exportadora, así como un espacio de libertad económica, en el que se bajan impuestos y se apuesta por la eliminación de trabas burocráticas.

Además de eso, la lucha contra las consecuencias de la pandemia incluye otros proyectos y estrategias, como la recién presentada Next Carm, la iniciativa diseñada para optar a los fondos europeos del programa de ayudas Next Generation UE. En esta iniciativa hemos definido más de mil proyectos transformadores que apuestan por la economía verde, la digitalización o la sostenibilidad y cuyo valor supera los 15.000 millones de euros con los que queremos construir la Región de Murcia del futuro. Lo que pedimos ahora al Gobierno central es que haga ese reparto con criterios transparentes, imparciales, equitativos y justos, tal y como ha hecho la Unión Europea.

¿Qué le pediría al Gobierno de España para este 2021?

Unidad, diálogo y consenso. Es lo que exigen los españoles y lo que debemos hacer para afrontar una situación tan complicada como la que estamos viviendo con la pandemia. Es necesaria una estrategia nacional para luchar contra un virus que nos afecta a todos por igual: responder de 17 formas distintas, en función de la comunidad autónoma en la que se viva, es ineficaz y ha quedado demostrado.

La estrategia de división que algunos intentan alentar en todos los ámbitos solo consigue debilitarnos como país y como sociedad, la radicalidad no se puede combatir con radicalidad sino con moderación y con sensatez. Por eso, considero fundamental seguir trabajando por la igualdad, la justicia y la libertad para fortalecer el proyecto común de España a través de una acción conjunta y coordinada que nos permita no solo dejar atrás el virus sino también afrontar con éxito la recuperación económica y social del país en general y de la Región de Murcia en particular.

Además, es imprescindible que el Gobierno central no relegue proyectos importantes para nuestra Región como la inversión en infraestructuras como los arcos Norte y Noroeste, la llegada del AVE a Murcia, Cartagena y Lorca, y la recuperación del Mar Menor en la que se deben implicar todas las administraciones.

 ¿Pueden los ciudadanos del Noroeste confiar que en 2021 comenzarán las obras de la UCI del Hospital Comarcal?

La unidad de semicríticos del Hospital Comarcal del Noroeste ya está en proceso de licitación y está previsto que las obras comiencen este año 2021. Es un compromiso del Gobierno regional y lo vamos a cumplir.

 ¿Es prioritaria para su Gobierno la construcción de la autovía que unirá la comarca del Noroeste con Andalucía? ¿Qué propuestas tienen para su financiación?

La ejecución de un corredor viario de gran capacidad que conecte la Región de Murcia con Andalucía es fundamental para proporcionar un itinerario alternativo al existente por la A-7 que acumula grandes niveles de tráfico a lo largo de su trazado entre ambas regiones. Además de abrir nuevas oportunidades de empleo y crecimiento, reduciría de forma notable los tiempos de recorrido y las emisiones de CO2. Asimismo, esta nueva infraestructura aumentará la cohesión territorial y la igualdad de territorios poco poblados y de una amplia zona rural en Caravaca de la Cruz, Puebla de Don Fadrique, Cúllar, Baza, y Huescar, evitando que continúe su despoblación.

La creación de este nuevo eje viario supondría la recuperación del itinerario histórico de conexión entre la Región de Murcia y Andalucía, que enlazará con la Comunidad Valenciana y Europa. Por tanto, debería integrarse en el Corredor Mediterráneo para poder optar así a las herramientas de financiación que este ofrece. Así se lo hemos solicitado al Gobierno central.

 Algunos municipios de las comarcas del Noroeste y Río Mula están entre los que más habitantes pierden de la región, ¿cómo está luchando su Gobierno contra la despoblación de estas zonas rurales?

Trabajamos desde diferentes ámbitos para atajar el reto demográfico. Por ejemplo, con actuaciones para acercar las nuevas tecnologías a estas zonas, para dotarlas de servicios, y también para mejorar su accesibilidad. Desde 2016 la Comunidad ha invertido 20 millones de euros en el arreglo de 152 caminos rurales de la Región de Murcia, lo que supone más de 420 kilómetros de vías que hemos mejorado para favorecer la vertebración de nuestros municipios y especialmente de las zonas rurales. Esto es algo realmente importante ya que permite dar acceso a explotaciones agrícolas o ganaderas así como a entornos naturales de difícil acceso.

 El miércoles 16 de diciembre compartió con los caravaqueños su alegría por la proclamación de los Caballos del Vino como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, ¿qué futuro le ve a este festejo y al Año Santo que se celebra cada 7 años?

La proclamación de los Caballos del Vino como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco impulsará definitivamente a Caravaca de la Cruz a la esfera internacional, poniendo en valor su identidad a través de esta fiesta y reforzando la riqueza de su patrimonio. Es, sin duda, un éxito de todos los caravaqueños que va a beneficiar a toda la Región de Murcia y a España.

El reconocimiento contribuirá a hacer aún más visible la ciudad de Caravaca de la Cruz en todo el mundo como referente cultural y destino de peregrinación. De hecho, estamos seguros de que el próximo Año Jubilar 2024 se verá impulsado con esta proyección y superaremos ampliamente las cifras del último celebrado. Para conseguirlo, ya se ha creado una mesa de trabajo para definir la programación de acciones, coordinar la comunicación y avanzar en el desarrollo de nuevas infraestructuras como los caminos de peregrinación.

Todas estas medidas se van a ver potenciadas gracias al acuerdo para la adquisición, por parte de la Comunidad, del convento de San José de las Madres Carmelitas Descalzas de Caravaca fundado por Santa Teresa de Jesús, que se va a convertir en el epicentro de las celebraciones del próximo Año Jubilar 2024.

 Una lástima que el Gobierno de España suprima los incentivos fiscales para el Camino de la Cruz, ¿tienen ustedes aún margen para conseguir que el Gobierno rectifique?

El rechazo a este programa de incentivos por parte del Gobierno central y sus socios tanto en el Congreso como en el Senado es una mala noticia para el Camino de la Vera Cruz y para toda la Región de Murcia. La alternativa posible, si existiera voluntad política por parte del Gobierno central, sería la aprobación mediante la fórmula legal del real decreto. Pero ya le digo que, para ello, debe haber voluntad por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez y, hasta ahora, lo que han demostrado ha sido todo lo contrario.

La aprobación de estos incentivos supondría no solo la dinamización de este proyecto estratégico para la Región de Murcia, en el que también participan las comunidades de Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha, sino también la puesta en valor del medio rural, constituyéndose en una herramienta para la generación de oportunidades y contra la despoblación.

Gracias a estos incentivos, desde 2016 las empresas que forman parte del Patronato de la Fundación Camino de la Cruz, uno de los ejemplos más fructíferos de colaboración público-privada, han realizado numerosas aportaciones tanto en el ámbito de la restauración patrimonial, como en la organización de exposiciones, eventos, conciertos, actividades gastronómicas y deportivas.

 ¿Cómo saldremos de esta crisis?

Unidos, remando todos en la misma dirección, aparcando las diferencias y trabajando juntos por un mismo objetivo común. A nivel sanitario, la llegada de la vacuna es, sin duda, un motivo de esperanza y en el Servicio Murciano de Salud se está trabajando para que llegue a todos en el menor tiempo posible pero, mientras tanto, no podemos bajar la guardia y debemos seguir actuando con prudencia y responsabilidad. Además de eso, 2021 debe ser el año de la recuperación del empleo y de la capacidad de crecimiento de la Región de Murcia. El Gobierno regional está volcado en hacerlo realidad y estoy seguro de que, entre todos, lo vamos a conseguir.