JAIME PARRA

Hablamos con el presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras, sobre la crisis sanitaria en la que nos encontramos debido a la pandemia de la COVID-19.

  • ¿Cuál es su principal preocupación en estos momentos?

En estos momentos podemos decir que la pandemia está contenida en la Región de Murcia. Hicimos un gran trabajo durante los meses más duros y eso ha permitido que nuestra comunidad tenga la menor tasa de contagios y número de muertos de toda España. Ya dijimos entonces que el riesgo venía de fuera y lo mantenemos. De hecho, se ha demostrado que es así. Actualmente, casi el 80 por ciento de los casos positivos que hay en la Región de Murcia provienen de personas que han llegado desde fuera de nuestra Comunidad.

El virus sigue estando en la calle, por eso, no podemos bajar la guardia. Debemos seguir actuando con responsabilidad, utilizando siempre la mascarilla aunque podamos mantener la distancia social de seguridad y evitando cualquier situación que pueda hacernos retroceder. No podemos volver a la casilla de salida, no podemos desperdiciar el enorme esfuerzo realizado por todos los murcianos durante estos meses.

Fernando López Miras

Fernando López Miras

  • ¿Qué ha sido lo peor de estos días?

Sin duda, las 151 vidas que hemos perdido. 151 familias que han quedado rotas a consecuencia del virus y 151 personas que se han marchado, en la mayoría de los casos, en soledad, lejos de los suyos, sin una despedida y sin un velatorio en compañía de sus seres queridos. Esto es lo más duro de esta pandemia. En los próximos días organizaremos en la Región de Murcia un acto de homenaje a las víctimas a las que no debemos olvidar nunca. Siempre deben permanecer en nuestro recuerdo, ese es el mejor reconocimiento que podemos rendirle.

  • ¿Ha sacado algo positivo de esta experiencia?

Durante estos meses hemos descubierto auténticos héroes sin capa. El pasado 9 de junio, celebramos un Día de la Región muy especial, en el que por primera vez se concedió nuestro máximo galardón, la Medalla de Oro, al conjunto de la sociedad murciana. Su compromiso ha sido absolutamente ejemplar. Aunque estos días veamos algún comportamiento que nos preocupa, sabemos que es algo minoritario porque los murcianos han demostrado su buen hacer de forma sobrada. Gracias a ello, la Región de Murcia ha sido una de las que mejor ha podido combatir la pandemia.

Además, el trabajo de los servicios esenciales ha sido sensacional y les estaremos siempre agradecidos. Sanitarios, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y del Ejército, trabajadores de supermercados, farmacias, quioscos… Toda España y Europa han podido comprobar también el excelente trabajo de nuestro sector agroalimentario, de nuestros transportistas, que han sido fundamentales para evitar el desabastecimiento de alimentos. Y, por supuesto, quiero agradecer el trabajo de los medios de comunicación que han sido imprescindibles para informar a toda la sociedad de lo que estaba ocurriendo y para sensibilizar sobre el grave riesgo que corríamos si no respetábamos las recomendaciones de los profesionales sanitarios.

  • ¿Cómo ha conseguido la Región de Murcia ser una de las comunidades que mejor ha podido contener la pandemia?

Supimos hacer lo que el Gobierno central no hizo, supimos adelantarnos en la toma de decisiones. Ya el 28 de enero, 46 días antes de la declaración del estado de alarma, estábamos trabajando para hacer frente al coronavirus y establecimos el hospital de la Arrixaca en Murcia como centro de referencia. También cerramos colegios, institutos, universidades y centros de mayores antes de que lo decretase el Gobierno de Pedro Sánchez y, además, confinamos a los municipios de costa ante la llegada a la Región de personas procedentes de otras comunidades que habían entendido las medidas de precaución como unas vacaciones.

Por otro lado, me gustaría resaltar de forma especial el inmenso trabajo llevado a cabo por Atención Primaria y que ha hecho que la Región de Murcia sea referente a nivel nacional. Desde el primer momento, los profesionales del Servicio Murciano de Salud realizaron un estrecho seguimiento de todos los casos considerados como posibles, vigilando que las personas se mantuviesen aisladas, controlando su evolución y detectando a tiempo posibles complicaciones para poder trasladarlos a un centro sanitario si fuera necesario. Atención Primaria ha llegado a realizar seguimiento simultáneo a más de 70.000 personas, esto es algo que no ha hecho ninguna otra comunidad autónoma en España.

En definitiva, actuamos de forma valiente, con anticipación, empezamos a comprar material de protección en el mes de enero, reorganizamos todo nuestro sistema sanitario, tuvimos capacidad para triplicar nuestras camas de UCI, algo que, afortunadamente, no fue necesario y pudimos, incluso, atender en la Región de Murcia a pacientes derivados de diferentes comunidades autónomas y prestar respiradores a otras regiones.

  • ¿El Gobierno central ha sido leal con las autonomías?

El Gobierno central debería haber sido tan leal con las autonomías como nosotras lo hemos sido con él. En los momentos más graves de la crisis sanitaria, hemos respaldado cada una de sus decisiones, fueran o no compartidas, porque entendíamos que la unidad de acción era necesaria.

El Ejecutivo de Sánchez e Iglesias acaparó un poder absoluto, mucho mayor que ningún otro gobierno en democracia, y se equivocó en muchas cuestiones. Cada semana los presidentes autonómicos nos enterábamos por televisión de las medidas que tendríamos que aplicar en nuestras regiones; el vicepresidente Iglesias asumió el control de las residencias pero no hizo nada más que impedir que las autonomías pudiéramos actuar desde un primer momento; y el mando único impidió también que pudiésemos adquirir los materiales de protección necesarios, llegando incluso a confiscar los que había ya comprados por alguna región.

La lealtad del Gobierno de la Región de Murcia con el Ejecutivo central está fuera de toda duda. Pero esa colaboración y lealtad debe tener una doble dirección, debe ser de ida y vuelta, tal y como dije a Pedro Sánchez en varias ocasiones desde el inicio del estado de alarma. Dos no pactan si uno no quiere, y está claro que el Gobierno de Sánchez e Iglesias tiene otras preferencias, otros compromisos, otros socios.

  • ¿Qué pasos debería dar el Gobierno de España para relanzar la economía?

Lo que hacen el resto de países de Europa: impulsar el consumo dejando que los ciudadanos tengan liquidez y bajar impuestos, sobre todo el IVA de productos de primera necesidad. Desde un primer momento pedí que se redujera el IVA del sector turístico y hostelero, que es una parte esencial de nuestra economía. También con toda lógica el de los productos de protección frente a la pandemia. En todos los casos, sin respuesta por parte del Gobierno central.

Hay que facilitar las cosas a los que crean y mantienen el empleo, debemos favorecer que reactiven su actividad, y eso no puede hacerse mediante el cobro de la cuota de autónomos a los que no han tenido ingresos ni poniendo trabas a los ERTES que, por cierto, nacen de una reforma laboral impulsada en su día por un Gobierno del Partido Popular y que ahora quieren derogar.

En definitiva, poniendo en marcha medidas que impulsen la economía de las personas, no que controlen la economía desde un Estado sobredimensionado y que conducen a la ruina. Y todo esto, tratando a todos los españoles por igual, algo que no está haciendo el Gobierno de Sánchez e Iglesias. No puede haber españoles de primera y de segunda. El fondo no reembolsable que ha dispuesto el Ejecutivo central supone una nueva discriminación a la Región de Murcia ya que hará que un murciano reciba 238 euros frente a los 412 que recibirá, por ejemplo, un catalán. Todo esto sumado al injusto sistema de financiación autonómica que, desde 2009, viene castigándonos a ser la penúltima comunidad del país que menos fondos recibe del Estado.

  • ¿Cómo planea el Gobierno murciano llevar a cabo la reconstrucción económica?

Desde el comienzo de la crisis sanitaria supimos que iría irremisiblemente ligada a una crisis económica y social de grandes proporciones, por eso, desde un primer momento comenzamos a tomar medidas para frenar ese impacto sobre nuestra economía y sus consecuencias sobre el mercado laboral. El hecho de tener un Gobierno de la Nación débil y titubeante, dado a la improvisación y lastrado por sus condicionantes ideológicos, no facilitó nada las cosas, sino que las complicó.

Siempre tuvimos bien presente que las primeras medidas de urgencia que adoptamos, como nuevas líneas de subvención o la exención de tasas e impuestos a quien no tenía ingresos, era sólo un primer paso, pero que la única solución viable y eficaz pasaba por un gran pacto social lo más amplio y abierto posible, en el que tuviesen cabida todas las aportaciones. Esa es la razón de ser de ReActivä 2020, nuestra estrategia para liderar la reactivación económica y social en cuya génesis resultó determinante la suma de esfuerzos entre los agentes sociales, los colectivos profesionales, los partidos responsables y el Gobierno regional.

En eso consiste ReActivä 2020: en 167 entidades implicadas en un único objetivo, el de dejar atrás los efectos sociales y económicos de la pandemia del Covid-19, poniendo para ello a disposición de la economía regional 1.600 millones de euros.

Un pacto sin condiciones previas, donde están todos los que han querido estar, y donde brillan por su ausencia aquellos que, de manera irresponsable, demuestran que les importan más las estrategias de partido y rendir pleitesía a las consignas recibidas desde la Moncloa que el bienestar del millón y medio de personas que viven en la Región de Murcia. Espero, por el bien de todos los murcianos, que rectifiquen y se sumen a este gran esfuerzo colectivo del conjunto de la sociedad murciana por dejar atrás la crisis. A tiempo están aún de ello.

Fernando López Miras

Fernando López Miras

  • Murcia es una de las comunidades con mayor número de turistas, ¿qué medidas van a establecer para que no haya un riesgo mayor de rebrote?

El turismo es una industria esencial en la Región de Murcia, por eso, estamos trabajando para garantizar que nuestra comunidad sea un destino seguro, así como para impulsar la innovación, la sostenibilidad y la calidad certificada. Todos ellos son los ejes de actuación del Plan Estratégico de Turismo 2020-2030 que tenemos ya listo y adaptado al nuevo escenario que nos deja el Covid-19. Buscamos garantizar un desarrollo turístico homogéneo y encaminado hacia un producto sostenible.

La economía regional necesita al turismo, por eso, todos los que quieran visitarnos son bienvenidos. Eso sí, por su seguridad y la de todos los murcianos, tenemos que garantizar que esas estancias sean con las mayores garantías sanitarias. Por eso, pedimos al Gobierno central más controles en los aeropuertos porque los que hay actualmente se han demostrado absolutamente ineficaces. En la Región de Murcia ya sabemos el riesgo que conlleva y le pondré un ejemplo: tres personas que viajaron desde Bolivia y que aterrizaron en Barajas siendo positivo en Covid-19, llegaron hasta nuestra comunidad donde ya han provocado más de 60 contagios.

  • ¿Tiene futuro su pacto con Ciudadanos?

Por supuesto. Ese pacto lo firmamos para una legislatura completa y lo vamos a cumplir. Ese es nuestro compromiso. Se trata de un pacto sólido que ha dado lugar a un Gobierno autonómico fuerte, cohesionado y comprometido con la Región de Murcia. Puedo asegurarle que el Consejo de Gobierno al completo antepone el interés general del millón y medio de murcianos a cualquier otra consideración.

  • ¿Qué papel están jugando los grupos de oposición y cuál es su relación?

Desde el primer momento, hemos mantenido una actitud constructiva e integradora. Hemos mantenido una leal colaboración institucional con el Gobierno central a lo largo del estado de alarma, aparcando las posibles y lógicas diferencias que han ido surgiendo priorizando la cooperación entre administraciones como la mejor herramienta para frenar la pandemia y sus efectos.

Una colaboración que no ha sido posible, precisamente, con los partidos que integran el Gobierno central con el que hemos trabajado estrechamente, pero cuyos representantes en la Región de Murcia viven centrados en la agenda política con la que concurrieron a las elecciones hace ahora un año como si el Covid-19 nunca hubiera llegado a nuestras vidas.

A pesar de ello, esperamos que el sentido común y la responsabilidad para con el millón y medio de murcianos termine por imponerse entre quienes rigen los destinos de PSOE y Podemos en la Región de Murcia. Por nuestra parte, mantenemos nuestra mano tendida y nuestra apuesta por el diálogo y el trabajo en común como la mejor hoja de ruta para hacer frente a la crisis originada por el coronavirus.

  • ¿Qué mensaje le mandaría a la ciudadanía después de haber superado los momentos más complicados de la pandemia del coronavirus?

Un mensaje de agradecimiento y otro de ánimo y responsabilidad. Agradecimiento por el comportamiento ejemplar en los momentos más difíciles porque, gracias a la implicación y el esfuerzo de cada persona de la Región de Murcia, hemos conseguido frenar la pandemia y ser un ejemplo a nivel nacional.

Y precisamente por eso, porque ya hemos demostrado de lo que somos capaces, tenemos la obligación de no relajarnos y de no pensar que ya está todo hecho, tirando por tierra todo lo conseguido con un gran sacrificio.

Es ahora, cuando vemos más cerca el regreso a la normalidad perdida, cuando tenemos que mantener la cabeza fría y evitar cualquier retroceso, que es algo que no nos podemos permitir. Ya lo hemos hecho antes, y en peores circunstancias, así que ahora toca insistir en aquellos comportamientos que sabemos por experiencia que dan fruto y que nos van a permitir recuperar de manera progresiva buena parte de nuestras vidas si cada uno de nosotros seguimos cumpliendo nuestras obligaciones con el resto de la sociedad.