Pedro Antonio Hurtado García

Traemos, esta semana, a nuestra sección de obituarios, correspondientes a artistas del mundo musical, siete casos de fallecimientos, cuyo denominador común, como siempre, es que son personas relacionadas con el arte de la partitura a nivel muy profesional, pero, además, existe, salvo en un caso, otra seria coincidencia que nos pone a pensar y nos llena de preocupación: haber fallecido como consecuencia del resabiado coronavirus.

Comenzamos con el que, precisamente, la dolencia ha sido distinta: un cáncer que venía padeciendo y que, al final, ha acabado con su vida a los 59 años de edad. William “Bill” Rieflin (30-09-1960, Seattle-Washington-EE.UU./24-03-2020, en el mismo lugar de nacimiento), músico mundialmente reconocido como baterista de la intercontinentalmente prestigiosa banda de rock, pop y rock industrial, R.E.M., pese a que no llegó a formar parte de la alineación oficial del grupo hasta los últimos años, pero sí colaboró con ellos, ampliamente y durante largo tiempo, sustituyendo, en numerosas ocasiones, a su tocayo de Minnesota, Bill Berry, cuya plaza ocupó, definitivamente, tras la retirada del minesotano, desde 2003 y hasta la separación de la banda, en 2011. Previamente a ello, estuvo al servicio de grandes artistas, como “Revolting Cocks”, “The Humans”, “KMFDM”, Chris Connelly, “Swans”, “Nine Inch Nails”, “Pigface” o “Ministry”.

Esposa.- Contrajo matrimonio con la reconocida artista Francesca Sundsten, exploradora de elementos vanguardistas de composición, paleta, así como otras minúsculas técnicas de espacio y pintura. Entre sus diversas causas en favor de la música, cabe señalar que fue fundador, junto a otros colegas, de “First World Music”, discográfica independiente que marcó camino y territorio gracias a la labor de Rieflin. Transcurría el año 2013 y, llegando a su final, quedó confirmado como integrante de la decimosegunda formación de la banda “King Crimson”, aunque sin ostentar el liderazgo de la misma.

Libre.- Claro exponente del rock alternativo, metal o rock industrial, no era amante de ser “fijo” en una formación, porque le gustaba sentirse libre de todo tipo de ataduras. Considerado uno de los músicos más versátiles y el hombre que definió el avanzado sonido de la década de los ’90.

Rubén Melogno

Rubén Melogno

Rubén Melogno, uruguayo afincado en España

Rubén Melogno (Año 1945, Montevideo-Uruguay/23-03-2020, Madrid-España), vocalista de importantes bandas y distinguido artista del mundo del dibujo. Fue integrante de formaciones musicales como “Ovni 87” y “Opus Alfa”, pero su gran popularidad le llegó como líder de la banda de rock “Psiglo”, con la que grabó un primer álbum, en 1973, titulado “Ideación”, cuya portada, representada por los rostros entrelazados de los componentes del grupo, fue una creación del propio Melogno. Fijó su residencia en España, en 1975, junto a los componentes de “Psiglo”: Charlie Oviedo (bajista), César Rechac (guitarra), Jorge García Banegas (teclista) y Hermes Calabria (baterista). Se integró, en 2018, en los acontecimientos celebrados, en el “Teatro Solís”, de Uruguay, con motivo del vigésimo aniversario de “La Triple Nelson”​, banda uruguaya nacida en enero de 1998. Cuatro décadas como residente en España le han llevado a dejarse la vida en nuestro país, a los 74 años, víctima de la cruel pandemia del coronavirus.

Sergio Bassi

Sergio Bassi

Sergio Bassi, cantautor italiano

También el cantautor italiano Sergio Bassi (Año 1951, Codogno-Italia/16-03-2020, Crema-Cremona-Lombardía) ha sido “atrapado” por la fuerza mortífera del coronavirus expandido en Italia. Criado y atendido por sus abuelos maternos, en una pequeña aldea en Codogno, llegó a la edad adulta y decidió establecerse en Legnano, primero, y Piacenza, después. Pero, posteriormente, vivió en San Francesco al Campo, a lo largo de siete años, para, más adelante, regresar a su natal ciudad. El hospital de Crema fue su última morada, donde expiró, a los 69 años de edad, en el momento álgido de la pandemia del coronavirus.

Aurlus Mabélé

Aurlus Mabélé

El congoleño Aurlus Mabélé sufrió la pandemia parisina

Aurélien Miatsonama, artísticamente conocido como Aurlus Mabélé (26-10-1953, Brazzaville-Poto-Poto-República del Congo/19-03-2020, París-Francia) era un reputado compositor y cantante congoleño, al que se le “premió” con el cariñoso apodo de “Rey de Soukous”. Fundó, en 1974, el grupo “Les Ndimbola Lokole”, junto a sus colegas Mav Cacharel, Pedro Wapechkado y Jean Baron. Fundó, igualmente, en 1986 la banda “Loketo”, con Mav Cacharel y Diblo Dibala, tras instalarse en nuestro continente europeo, animado a perfeccionar sus habilidades musicales. Con “Loketo” disfrutó de exitosos conciertos en las Antillas, pero también sufrió un derrame cerebral durante esa etapa. Creó, posteriormente, un zoco del que fue proclamado “rey”, lo que, al final, quedó establecido con el nuevo sobrenombre de “Aurlus Mabélé, el nuevo rey del zoco”. Ha sobrepasado los diez millones de álbumes vendidos​ en todo el mundo, a lo largo de sus 25 años de carrera, siendo vital su participación a la hora de dar a conocer el zoco al otro lado de las fronteras del continente africano. Durante las décadas de los ‘70 y los ’80, gozó de enorme popularidad en África, gracias a sus ritmos “soukous”, bajo los que brindaba canciones como “Evelyne”, “Asta de” “Loketo”, “Africa mousso”, “Embargo”, “Betty” o “La femme ivoirienne”. Encontró el lecho de su muerte en un hospital parisino cuando contaba con 66 años de edad, siendo, igualmente, víctima del pérfido coronavirus.

Mike Longo

Mike Longo

En el neoyorkino hospital “Mount Sinaí”, se despidió de la vida Mike Longo

​ Michael Josef Longo (19-03-1937, Cincinnati-Ohio-EE.UU./22-03-2020, Nueva York-EE.UU.), compositor, pianista y autor de jazz, era conocido en el plano artístico como Mike Longo. Contaba con 83 años de edad y también el malévolo coronavirus ha sido el que ha puesto fin a su vida en el neoyorkino hospital “Mount Sinaí”. Artista de gran prestigio y brillante recorrido que compuso para relevantes figuras de muy diferentes géneros, con especial vinculación al mundo jazzístico. Bien relacionado en los Estados Unidos, considerado, valorado y muy respetado por su obra seria, documentada, bien acogida y magníficamente acabada, como extremado perfeccionista que era, lo que le valió para recibir importantes becas, numerosos premios y distinciones de toda condición.

Nashom Wooden

Nashom Wooden

El polifacético artista Nashom Wooden nos abandona con 50 años

Nashom Wooden (1969, Brooklyn-Nueva York-EE.UU./23-03-2020, Nueva York-EE.UU.), artista e intérprete afroamericano, formó parte de la banda de música electrónica de baile “The Ones”. Actuó como “drag queen” bajo el nombre artístico de Mona Foot. Criado en Brooklyn, se instaló en la vida nocturna neoyorkina, mediada la década de los ‘80, concretamente en el “Club Kid”. Al final de esa década, trabajó en Manhattan, al frente del departamento de indumentaria para caballeros de la boutique “Patricia Field”, lo que alternaba con su personaje de “drag queen”, como Mona Foot, junto a su amiga y ex-compañera de cuarto Lady Bunny. El propio artista reconoce como su mentor temprano a RuPaul, quien decía que le enseñó cómo maquillarse. Juntos aparecían sobre las tablas en una obra exhibida fuera de Broadway, denominada “My pet Homo”. Gozó de reseñas en el “The New York Times” e impulsó diversos espectáculos con una gran carga artística, tanto musical como escénica, aunque luego acabaría trabajando como barman y “Dj” en el bar “The Cock” (“La polla”), localizado en el barrio de East Village, donde la vida nocturna, locales de alterne y espectáculos más atrevidos, proliferan de forma copiosa. Su fallecimiento se ha producido a los 50 años de edad, como causa del traicionero coronavirus, enterrándose sus restos mortales en el “Cementerio Green-Wood” en Brooklyn-Nueva York, donde vio su luz primera.

Manu Dibango

Manu Dibango

El camerunés Manu Dibango también ha expirado en París​

Emmanuel N’Djoké Dibango (12-12-1933, Duala-República de Camerún/24-03-2020, París-Francia), artísticamente conocido como Manu Dibango, era valorado como músico excepcional y multiinstrumentista: saxofón, piano y vibráfono eran los elementos que mejor manejaba, pero, además, era director de orquesta, compositor, autor y cantante. Hijo de funcionario y organista que tocaba en un templo protestante, mientras su madre era costurera y directora de coro, lo que le hizo crecer en un intenso ambiente musical. Es a los 15 años cuando su padre le envía a Francia para estudiar, atracando su barco en Marsella, donde se encuentra con su familia de acogida en Saint-Calais. Se convirtió en un gran maestro, con estilo propio, dedicándose a fusionar jazz, soul y ritmos africanos, además de salsa, pero testimonialmente en este último género. Incluyó en su repertorio canciones tradicionales del país galo y otras integradas en la imperecedera “chanson” francesa, prefiriendo los temas de Serge Gainsbourg y Georges Brassens. Como pianista, se incorporó al conjunto de músicos que acompañaba al cantante genovés Nino Ferrer, al que recordamos por su tango-disco “Ágata”, pero en 1972 decidió comenzar su carrera en solitario, lanzar discos al mercado, gozar de una muy favorable repercusión y presentándose en salas emblemáticas del mundo, como el todavía vigente “Olympia de París”, donde cosechó un clamoroso éxito en 1973, triunfo que le puso la alfombra para “aterrizar” en los Estados Unidos. Ha fallecido con 86 años, como consecuencia de una infección creciente del nocivo coronavirus.

Descansen en paz estos siete artistas que nos abandonan, precisa y lamentablemente, en época de confinamiento. Buenos días.