PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Los últimos festivales y demás acontecimientos musicales, así como el descanso estival de “El Noroeste”, se han encargado de “atascarnos” un poquito nuestra semblanza, en forma de obituarios, de los numerosos artistas que, por edad, enfermedad, accidente u otra adversa circunstancia, nos van abandonando para siempre. No obstante, vamos a tratar, haciendo uso de la brevedad, así como aprovechando las próximas entregas de nuestro semanario, de ir cumplimentando, de la manera más ágil posible, todo lo atrasado que se nos ha generado en esta materia.

Comenzamos, esta semana, con Nathan Jonas Jordison (26-04-1975, Des Moines-Iowa-EE.UU./26-07-2021, en idéntico lugar al de su nacimiento), artísticamente conocido como Joey Jordison, músico y compositor de amplia notoriedad por haber sido el baterista y cofundador de la banda estadounidense de metal “Slipknot”, en 1995. La familia del finado confirmó su fallecimiento, con 46 años, pero sin concretar las causas de tan lamentable final. Y le recuerdan remarcando “su humor agudo, su personalidad amable, su enorme corazón y su amor por todo lo que tenía que ver con la familia y la música”, comentaron. Numerosos mensajes de colegas del mundillo musical testimonian a la familia su más sentido pésame “porque se ha perdido –apostillan- un gran valor de la percusión, así como un excelente compañero”. El músico abandonó la formación en 2013, pero, tres años después, no dudó en confirmar que se le había echado.

Poco antes de abandonar la banda, según afirmó el propio músico, le fue diagnosticada mielitis transversa, generada por una esclerosis múltiple, lo que le estaba impidiendo tocar y, ahora, se sospecha si esta circunstancia pudo ser la causante de su fallecimiento. La fama de “Slipknot” se multiplicó exponencialmente mientras estuvo Joey Jordison, pulverizando las listas de ventas en numerosas ocasiones. Adicionalmente a su comparecencia en “Slipknot”, Jordison formó parte de “Scar the Martyr”, “Sinsaenum” y hasta tocó la guitarra en “Murderdolls”. Y no es el primer componente fallecido de “Slipknot”, ya que el bajista de la banda, Paul Gray, murió, en 2010, a consecuencia de una sobredosis de morfina.