PEDRO ANTONIO HURTADO GARCÍA

Antonio José Cortés Pantoja (26-07-1948, AlgecirasCádiz-España/16-12-2018, Sevilla-España), fue relevante en el mundo artístico como Chiquetete y, aunque se le encuadra en el flamenco, también ejerció de rumbero, baladista y abordó otros géneros en menor dimensión, pero siempre aflamencados. El pasado domingo nos desayunábamos con la triste noticia de su fallecimiento. Gozaba del lujo y el honor de ser calificado como cantaor, algo grande en el mundo del flamenco. Primo hermano de las cantantes, también de éxito, Isabel y Silvia Pantoja, fue el artista de su género que más discos vendió en el último tercio del siglo XX.

Con él, en “Tito’s”.-Tuvimos la suerte de conocerle personalmente y presentar algunas actuaciones suyas, pudiendo afirmar que era un hombre dicharachero, simpático, alegre, sentido en sus directos y muy identificado con su profesión, para la que trabajó con rigor, consiguiendo vivir de la misma y respetar el no poco éxito cosechado. Fue en la extinta “Discoteca Tito’s”, de Alguazas, al inicio de los años ’80, cuando, en sesiones de tarde y noche, ofreció sus conciertos en el entonces privilegiado recinto de actuaciones musicales. De origen gitano y de voz rota, astillada, acaramelada y peculiar, frente al reiterado éxito que supuso su punto y aparte en la música flamenca, protagonizó la tediosa sombra del maltrato reconocido a una de sus parejas.

Vida de esfuerzo.-Chiquetete no ha podido vencer un problema cardiovascular que le mantenía en tratamiento y que le ha arrebatado la vida a sus 70 años de edad, mientras se recuperaba de una intervención quirúrgica de cadera. El artista se trasladó desde Algeciras a Sevilla, ya que su tío, el padre de Isabel Pantoja, que fuera el que le otorgara el nombre artístico, propició ese traslado. El padre del algecireño y toda su familia decidieron instalarse en la capital hispalense para buscarse la vida con el “Trío Los Gaditanos”, donde también militaba “El Encajero”, a la sazón padre de Manuel Molina, con quien, el ahora fallecido, trabó una profunda e intensa amistad. Los dos, junto a Manolo Domínguez “El Rubio”, fundaron el trío “Los Gitanillos del Tardón”, cerrándose, de esta manera, una leyenda de tres genios que, desde niños, decidieron unir sus fuerzas para revolucionar y engrandecer el flamenco, formación con la que, los tres componentes, dieron sus primeros pasos artísticos.

Numerosos éxitos.-El paso del tiempo les llevó por diferentes caminos, pero respetando, todos, la idiosincrasia del flamenco. “El Rubio” triunfó como gran guitarrista, Manuel contrajo matrimonio con Lole Montoya, con quien también formaría dúo artístico de gran relevancia en la música jonda, Lole y Manuel, mientras que Chiquetete, tras su intensa lucha en los “tablaos” y junto a grandes “bailaores” que le apoyaron, decidió optar por un estilo distinto e incorporarse a la canción flamenca, acompañado por el prestigioso guitarrista jerezano Paco Cepero. Fue cuando lanzó, con enorme éxito, “Tú y yo”, “Volveré”, “Ser amante” o “Esa cobardía”, entre otras muchas composiciones de su extensa discografía.