VÍCTOR MANUEL LÓPEZ NAVARRO

Estimados lectores de este medio de comunicación del Noroeste de la Región de Murcia. Como Sultán de las Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, me han pedido esta colaboración escrita de mi vivencia de las fiestas del 2015. Expresar tantos sentimientos y emociones de lo vivido es como entrar en maremágnum donde todo se mezcla.

VÍCTOR MANUEL LÓPEZ NAVARRO

Estimados lectores de este medio de comunicación del Noroeste de la Región de Murcia. Como Sultán de las Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, me han pedido esta colaboración escrita de mi vivencia de las fiestas del 2015. Expresar tantos sentimientos y emociones de lo vivido es como entrar en maremágnum donde todo se mezcla.
Llegar hasta el objetivo de representar a Ceyt Abuceyt en estas esplendorosas Fiestas ha sido un camino largo y arduo. En mi caso junto con mi hija Cristina que me acompaña en este reinado, hecho por otra parte novedoso en las Fiestas que un padre y una hija salgan de Sultanes, nadie nos había venido a proponer a lo largo del tiempo que saliéramos de reyes como ha sucedido en otros casos. Fui yo quien con tesón y conversaciones con diferentes presidentes presenté nuestra candidatura. Y al final después de tanto disparar el actual Bando Moro encabezado por Isidro Villalta hizo posible que el sueño se nos hiciera realidad. Acertamos en la diana de la ilusión y del esfuerzo. Trabajo y tesón de una familia como la que tenemos que sin ella hubiera sido imposible cumplir todo lo realizado. A la cabeza de todos los familiares y amigos que han colaborado capitaneando todos los trabajos ha estado mi hermana Mari Carmen López Navarro. Persona que sigue dejando huella en las Fiestas de nuestro pueblo a lo largo de sus muchos años de sacar Caballos del Vino, Reyes y Reinas.
Mis sensaciones como Sultán Moro han sido muy intensas. Hasta llegar a las Fiestas del año pasado 2015 se vivieron muchos actos, amén del aprendizaje de montar a caballo que lleva lo suyo. Empezábamos la mayoría de cargos festeros todos a estrenar. Por consiguiente se multiplicaban los actos protocolarios ya habituales. Esto implicaba un esfuerzo mayor para llegar en plenas facultades hasta llegar al meollo de los primeros días de Mayo.
Como el tiempo acompañó de manera luminosa, con un sol radiante y calor, ayudó a que luciéramos los trajes y capas de manera brillante. Como el día 2 de mayo, mágica jornada llena de color, bullicio y arte en los enjaezamientos de los caballos y en los diferentes trajes de cábilas y grupos. Vivir un día de 2 de mayo desde la piel de Sultán se te grava en tu memoria como marca imborrable.
Una de las experiencias por la que tenía ilusión de representar al Sultán Moro era declamar el Parlamento. Afortunadamente ambos reyes ejecutamos y es vox populi uno de los parlamentos mejores de la historia de las fiestas. 2015 ha dejado en el recuerdo de mucha gente de Caravaca lo que se hizo en tan singular combate dialéctico entre D. Fernando III el Santo y Ceyt Abuceyt en aquella tarde del 3 de mayo.
El 4 de mayo del año pasado en la gran parada en nuestra Gran Vía culminan los desfiles con majestuosidad y lujo como se hacen en nuestra tierra. Caravaca tiene su peculiaridad manera de desfilar diferentes a otros pueblos que celebran Moros y Cristianos.
El 5 de mayo del 2015 culminábamos las fiestas devolviendo a la Patrona la Santísima Cruz a su Basílica Santuario. Gracias a ella todo transcurrió fantásticamente. Para mí las fiestas salieron redondas e inmersamente agradecido al calor y cariño de la gente que también nos acogieron a mi hija y a mí.
MIL GRACIAS…