MICAELA FERNÁNDEZ

Los municipios de Cehegín y Calasparra acogen desde hoy hasta el próximo día 7 de julio el curso del VI Encuentro de Pensamiento Feminista Políticas Públicas y Género que, bajo el título ‘Devora el/tu machismo’ dirige la profesora de la Universidad de Murcia, Gloria Alarcón García.

En el encuentro, que se celebrará en el Centro de Promoción Económica ‘El Coso’ de Cehegín y la Casa de la Cultura en Calasparra, intervendrán en diferentes ponencias y mesas redondas un buen número de expertos en la materia, profesores universitarios y personas procedentes de diferentes ámbitos profesionales y puntos de la geografía nacional.

Gloria Alarcón es una mujer centrada en sus ideales y una luchadora incansable por el valor de la mujer dentro de la sociedad actual. Mucho antes de que el movimiento feminista se hiciera notar tras el movimiento del 8-M, Alarcón ya defendía en estos foros y conferencias en valor de la mujer en el munco actual.

¿Cómo valora este VI Encuentro de Pensamiento Feminista tras el movimiento del 8-M?

Nosotros empezamos a realizar estos encuentros en Cehegín en el año 2009 a través de un curso de la Universidad Internacional del Mar. Analizamos todas la políticas públicas centradas en presupuestos públicos en Cehegín y teníamos claro que era importante debatir y enfrentar esta situación con los estudios de género y con el feminismo.

¿Por qué el municipio de Cehegín como lugar pionero?

Es por una cuestión personal. Tengo una casa en Cehegín y yo quería desarrollar aquí una escuela de verano.

Cuando empezamos fue un enorme éxito, siempre hemos intentado recurrir a los mayores expertos nacionales e internacionales expertos en todas las perspectivas. Después de ese éxito, el encuentro decayó en interés coincidiendo con la crisis ya que la gente estaba más interesada en otras cuestiones que preocupaban mucho más que la igualdad de género, e incluso dejamos de tener apoyo municipal y lo mantuvimos con financiación privada.

En estos momentos contamos con el apoyo de instituciones tan importantes como la Universidad de Murcia, el Instituto de la Mujer y los ayuntamientos de Cehegín y Calasparra.

¿Qué diferencias hay de realizar este tipo de encuentros en una gran ciudad o en municipios más pequeños como Cehegín o Calasparra?

Hay mucha diferencia. En una gran ciudad hay más gente y formar parte de un movimiento feminista pasa más inadvertido que en un pueblo más pequeño, pero a raíz de esa ola creada con el 8-M también se está levantando el feminismo en el ámbito rural.

¿El 8-M es un hecho aislado o se quedará en la sociedad actual?

El 8-M no es un hecho aislado. Es un movimiento que como si una ola en el mar se tratara lleva mucho tiempo fraguándose mar adentro hasta despuntar debido a unos factores concretos que la han hecho tomar fuerza.

Este movimiento ha tenido otros que le han precedido como el 2-F de 2014 con la modificación de la Ley del Aborto, o el 7-N de 2016 con el Tren de la Libertad.

Las mujeres nos hemos ido dando cuenta que podemos cambiar algo si nos unimos. Otro hecho importante de estos movimientos y que se nota sobre todo en la juventus es que nos hemos dado cuenta de que no hay tanta igualdad entre hombres y mujeres, porque a nosotras nos matan.

Además, el movimiento femenista no es flor de un día, los feminismos tienen más de 300 años pero ahora hay una madurez muy grande y estamos decididas en no dar ni un paso atrás.

¿Alcanzaremos la igualdad real?

Vamos a llegar a la igualdad real, estoy convencida de que hemos aprendido mucho, nuestros gobiernos han aprendido y estan aprendiendo mucho. Tenemos las mismas capacidades por lo que no tiene lugar que no tengamos el espacio que nos corresponde.

Estamos decididas de llegar al poder en los mismos términos que los hombres y lo mejor de todo es que sabemos que no va a ser nada fácil.

¿Qué opina de las críticas de algunas formaciones o el vocabulario que ha surgido en torno al feminismo como la palabra feminazi?

No quiero perder ni un minuto en pararme a descifrar estas palabras. Creo que hemos hecho mella y los defensores del patriarcado se están defendiendo de esta nueva situación. Pero en este tipo de encuentros es donde se debate de verdad sobre esta situación y yo les animaría a inscribirse y participar en estos debates. En cambio creo que el papel de los medios de comunicación al respecto es de gran importancia porque las periodistas están transmitiendo todo lo que está pasando en torno a la igualdad real.