MICAELA FERNÁNDEZ

Esther Pina es una joven muleña que ha emprendido una meta emprendedora a través de una startup con contenidos musicales para personas con problemas auditivos y de lenguaje. Su proyecto está teniendo una gran acogida y ha sido presentado en Berlín y Finlandia. Actualmente desarrolla su trabajo colaborando con la Universidad de Murcia en la Oficina de Emprendimiento. Valora enormemente a la generación de jóvenes que representa, jóvenes comprometidos de forma global.

.- ¿Qué es Secret Sound?

.- Secret Sound es una startup que genera contenidos y experiencias musicales completamente accesibles e inclusivos para personas con problemas de audición y lenguaje. Todo ello con el objetivo de conseguir una industria audiovisual sin barreras.

.- ¿Cómo surgió este proyecto?

.- La idea surgió con el intento de llevar mi pasión por la música a una profesión. Comencé formaciones sobre emprendimiento y entonces conocí la asociación de padres de niños con problemas de audición y lenguaje ASPANPAL. En ese momento decidí girar mi proyecto y volcarlo en conseguir mejorar el acceso de estas personas a la industria musical y del espectáculo.

.- ¿Qué te llevó a acercar la música a personas con problemas de audición y lenguaje?

.- Cuando conocí ASPANPAL empecé a ver la realidad que viven estas personas y sus familias. Se trata de una discapacidad muy invisibilizada y desconocida. Cuanto más conocía sobre ellos más me sorprendía que no se hubiera intentado dar una solución estable. Así que me propuse hacerlo yo. Desde entonces seguimos trabajando por una doble labor: concienciación y solución del problema.

.-¿Cómo ha sido aceptado?

.- La verdad es que la aceptación está siendo muy buena, no sólo aquí en Murcia, sino también a nivel nacional e internacional. He tenido la oportunidad de presentar el proyecto en Berlín y en Finlandia gracias a la Escuela de Organización Industrial EOI y no podemos estar más contentos con los resultados. Se trata de una solución a un problema global, lo que facilita que sea un proyecto bastante escalable y aceptado fuera de España.

.- ¿Cómo pueden acceder las personas interesadas en conocerlo?

.-  Pueden hacerlo a través de la web oficial secretsound.es y las redes sociales oficiales de secret sound.

.- Para un persona tan joven, ¿cómo ha sido meterte en el mundo empresarial?, ¿te has encontrado con dificultades?

.- Creo que emprender y difícil siempre van de la mano. Aunque ser joven facilita algunas cosas a la hora de asumir ciertos riesgos. En mi caso, he recibido mucha ayuda desde el primer momento. Tanto por instituciones públicas como privadas y sobre todo mucha formación, que para comenzar a emprender un proyecto es esencial. Ha sido complicado compaginar estudios, trabajo y una startup pero sin duda todo el esfuerzo merece la pena. Emprender en un proyecto como Secret Sound te da un impulso y motivación extra. No es sólo trabajar en algo que te gusta, es trabajar en algo que te gusta y que encima sabes que ayudará a muchas personas. Eso sin duda es lo que me mueve día a día.

Por supuesto, ser joven y emprender en Murcia es algo completamente posible. Sólo hace falta ganas y conocer las instituciones que ofrecen apoyo a los jóvenes en la Región.

.-En estos momentos estás colaborando con la Universidad de Murcia en la Oficina de Emprendimiento, ¿cómo ves tu futuro, ligada a la universidad ayudando a otros jóvenes o desarrollando proyectos como el que tienes en marcha?

.- Creo que es algo compatible y que espero poder seguir haciendo mucho tiempo. Ambas cosas me encantan y disfruto mucho trabajando en ellas. Además, considero que se retroalimentan entre sí. Cuantos más proyectos conozco y/o colaboro, mejor puedo asesorar a otros jóvenes a través de mi experiencia. Es genial cuando ves como conectan unos proyectos con otros y surgen sinergias. Al final creo que no podría haber una parte sin la otra y eso hace que disfrute muchísimo mi trabajo.

.- ¿Cómo ves a los jóvenes en la actualidad?, ¿podemos decir que estamos frente a una nueva generación de jóvenes implicados en la cultura, la sociedad y la investigación?

.- Yo creo que sí. Pienso que nos encontramos ante una de las generaciones más preparadas. Estamos muy conectados, tenemos el concepto de globalidad muy interiorizado y eso hace que no miremos hacia otro lado cuando vemos una injusticia en la otra punta del planeta y que la asumamos como nuestra. Hay ciertos valores que se consideran mínimos necesarios y esenciales, entre ellos la RSC de las empresas. Estoy segura de que esta generación tiene mucho que aportar. Los cimientos y las herramientas están ahí, sólo se necesita que nos den un poco de voz y confianza.