AYUNTAMIENTO DE CEHEGÍN

La concejala de Cultura, Maravillas Fernández, acompañada de la responsable de la Biblioteca Municipal, Sabina Ruiz, ha entregado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento los premios del Concurso de Cuentos 2019 y los correspondientes a los lectores, de mayor y menor edad, que más préstamos de libros han realizado en 2018.

El concurso, promovido con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro y destinado a alumnos y alumnas de Quinto y Sexto de Primaria del Municipio, ha tenido como resultado la elaboración de una publicación   gigante, encuadernada por usuarios y usuarias de la Asociación APCOM, que contiene todos los trabajos galardonados y que podrá ser consultada en la Biblioteca Municipal.

El primer premio ha correspondido a Claudia Fernández, del colegio Nuestra Señora de las Maravillas, con el cuento ‘El sueño de Kevin’. La segunda posición ha sido para Paula de Gea, del mismo centro, con ‘El descubrimiento de nuestros antepasados’; mientras que en tercera posición ha quedado Eugenio Corbalán, del Conde de Campillos, con ‘Los amigos y la joya’.

El jurado también ha otorgado cuatro accésits a Sofía Noguerol (Nuestra Señora de las Maravillas), con ‘Todo gracias a ellos, los libros’; Francisco de la Cruz (CRA Río Argos), con ‘La niña que quería ser presidenta’; Raúl Gómez (Pérez Villanueva), con ‘Amsterdam’; y Javier Fernández (Nuestra Señora de las Maravillas), con ‘Pablo y su problema’.

Durante el acto también ha sido distinguida la persona de mayor edad que más préstamos de libros ha realizado en la Biblioteca Municipal durante 2018, Carmen Aroca, y la de menor edad, en este caso el niño Carlos Munuera, de tan solo tres años.

La concejala ha explicado que estas iniciativas forman parte de una serie de actividades que, coincidiendo con el Día del Libro, componen una amplia oferta cultural con cuentacuentos, recitales de poesía o una gymkana literaria, entre otras actividades para personas de todas las edades.

La responsable de la Biblioteca ha destacado el hecho de que un niño de tres años haya retirado tantos libros, destacando “la función de los padres, cuya labor es fundamental para contar en el futuro con buenos lectores”.