E. SOLER

El dúo Vergara formado por Ramón Vergara Leiva y su hijo Ramón Vergara, ofrecerán el próximo viernes 18 de mayo, a partir de las 20:15 de la tarde, en la capilla de Santa Teresa del convento de los padres carmelitas de Caravaca, el concierto Ecos del altiplano andino’.

Una oportunidad de conocer los sonidos más profundos del cono Sur de América

¿En qué estará basado este concierto?

El altiplano andino es una región situada a más de 4.000 metros de altura en el cono sur de América que incluye varios países, donde auque se fijaron fronteras políticas, si bien es cierto que para las gentes que habitan esta zona nunca han existido teniendo hasta un idioma propio como es el quechua.

Haber recorrido esa zona de manera muy minuciosa me ha producido la inspiración necesaria para recoger las raíces y las melodías que allí se interpretan para crear cuatro danzas andinas que vamos a presentar aquí en Caravaca y que serán un estreno el próximo viernes, ya que el Chile no las llegamos a tocar.

Además de la guitarra, qué instrumento se usa en estas danzas.

El instrumento es el hatun charango, una variación del charango tradicional que es de cinco cuerdas pareadas, aquí se le han agregado dos cuerdas graves más que sirven para llevar más y hacer un mejor acompañamiento del instrumento. Estas dos cuerdas consiguen una mayor riqueza en todos los acordes.

¿Cómo ha visto el mundo de la música en España?

Me he encontrado con músicos excepcionales. En el mundo de la guitarra España ha tenido y tiene grandes guitarristas. En Chile somos admiradores de grandes guitarristas españoles como Andrés Segovia o Narciso Yepes. Algo que sirvió de inspiración para que la guitarra entrará en Chile y haya muchos valores nuevos como es el caso de mi hijo.

¿Por qué momento pasa el mundo de la música en Chile?

En referente a la música clásica hay una buena escuela, el conservatorio está trabajando muy bien. También hay muchos alumnos que han venido a España y han ganado muchos concursos.

Allí tenemos mucha influencia española, seguimos conservando esa herencia de la madre patria que nos ha legado su idioma, sus costumbres y su música también.

En el concierto seguro que también se interpretará una obra de reciente creación, con motivo de un acontecimiento muy especial.

Por supuesto, es una obra que le hice a mi nieta que nació hace unos días. Una niña que nos ha robado el corazón y que nos ha hecho viajar miles de kilómetros. Cuando me aviso mi hijo, inmediatamente me puse a componer una obra para ella.

Ella se ha convertido en una fuente de inspiración inagotable, también le he hecho varios poemas.

También me ha sucedido con Caravaca, estos días he sido muy feliz aquí, me quedaría sin duda a vivir en esta bella ciudad, pero tengo mis compromisos en Chile por lo que tendré que volver, pero en cuanto regrese a Chile voy a empezar a trabajar en una obra dedicada precisamente a Caravaca.