JOSÉ JESÚS SÁNCHEZ MARTÍNEZ/CRONISTA OFICIAL DE LA VILLA DE MORATALLA

La erupción del volcán de La Palma, ha puesto en primera línea informativa el tema de los volcanes. Pues bien, al hilo de lo dicho, nosotros vamos a hablarles del volcán ubicado en la pedanía moratallera de Salmerón, núcleo rural también llamado antiguamente “Río Segura” y que por su situación geográfica dedicó buena parte de sus tierras al cultivo del arroz, junto a la zona de Cañaverosa, aunque ha sido la vecina localidad de Calasparra quien ha liderado el tema de dicho producto dado que posee grandes extensiones dedicadas a su cultivo que se viene realizando desde el siglo XVI/XVII, aunque al delimitar el coto arrocero por R.D. de 1 de febrero de mil novecientos ocho, resultaran tres zonas: Hellín, Moratalla y Calasparra.

Pero vamos a lo dicho en  el título: el volcán de Salmerón o Cerro del Monegrilllo, es un cono originado a partir de movimientos sísmicos, remontándose su última erupción –aproximadamente– a unos cinco millones de años.

El lugar tiene una gran importancia geológica de carácter mundial debido a la rareza de sus rocas y también por cuanto que en su cima, se han descubierto petroglifos de suma importancia y valor.

Por otra parte, es de señalar que desde época romana y hasta mil novecientos sesenta, más o menos, en las tierras aledañas fue explotado el azufre quedando como vestigio actual los deteriorados hornos por lo que esta actividad también forma parte de la historia de este rincón moratallero.

En mi reciente libro “Moratalla: el agua a través de la historia” se habla, resumidamente, de todo ello entre las páginas ciento cincuenta y siete y ciento sesenta y uno, ambas inclusive.