La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) publicó en el pasado mes de julio el séptimo informe anual sobre las visitas a bodegas y museos del vino que forman parte del Club de Producto Rutas del Vino de España, un documento que permite conocer y estudiar los hábitos e intereses del turismo enológico en España.

Según este informe, la Ruta del Vino de Bullas -perteneciente a dicho Club que integran 25 rutas- con un total de 5 bodegas y 4 museos, ha contabilizado 13.003 visitantes en el pasado año, 1.496 más que en el año 2013, lo que en porcentaje se traduce en un incremento de algo más del 13 %.

Los datos, además de reflejar la tendencia en alza del enoturismo, señalan que en Bullas el mejor mes a lo largo de todo el año es octubre, coincidiendo con las fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario y las actividades que se organizan en torno al vino. Por contra, el peor mes, cuando bodegas y museos reciben menos visitas, es enero.

«Estos buenos datos nos informan que además de que el enoturismo está de moda, este tipo de actividad se consolida como importante complemento a la oferta turística» señalan desde el Equipo de Gobierno.

En general, el número total de visitantes registrados por las bodegas de las rutas integradas en Rutas del Vino de España ascendió a 2.124.229, una cifra que ha ido aumentando desde que se comenzara a medir este parámetro en el año 2008, concretamente un aumento, en términos absolutos, del 25,75% (435.020 visitantes más que en el año anterior).

Finalmente, una de las novedades del informe de 2014 ha sido la recolección de datos relativos al precio de la visita estándar y al gasto medio por visitante. Así, el gasto medio por visitante a bodega es de 15,95 euros (incluyendo entrada, cata y compras en tienda). En el caso de los museos del vino, el gasto medio por visitante a museos es de 2,96 euros. Multiplicando estos valores por los visitantes registrados este último año, el informe nos revela un volumen de negocio total que supera los 42 millones euros en las bodegas y museos que forman parte de los diferentes destinos enoturísticos.