CARM

El Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria de la Región de Murcia se prestará de una manera directa en los 45 municipios de la Región a las personas que se encuentren en riesgo de perder su vivienda por impago de hipoteca o del alquiler. Así se establece en el convenio de colaboración firmado entre la Comunidad y la Federación de Municipios de la Región de Murcia (FMRM) que hoy publica el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

El objetivo de este acuerdo es facilitar el acceso a este servicio regional gratuito que media y negocia con las entidades acreedoras y con los arrendadores. Esta asistencia pública cuenta con el soporte de los colegios oficiales de abogados, procuradores, economistas y agentes de la propiedad inmobiliaria, además de la FMRM.

El director general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, José Antonio Fernández Lladó, explico que el Ejecutivo regional “quiere acercar a las personas este servicio de orientación, asesoramiento y mediación regional, para que las personas en situación de impago de la vivienda habitual conozcan que la Comunidad puede facilitar las negociaciones con las entidades de crédito y evitar los procedimientos de desahucio”.

“Se trata de una nueva forma de acceder a este servicio regional gratuito que, hasta la fecha, contaba con asistencia telefónica, a través del 012, y presencial, en la Consejería de Fomento e Infraestructuras”, explicó el director que recordó que más de 1.200 familias ya han sido atendidas por este servicio, durante sus cuatro años de funcionamiento.

Fernández Lladó recordó que la normativa actual asegura a las familias que estén en situación de “especial vulnerabilidad” mantener su vivienda puesto que el banco tiene la obligación de negociar con ellos, y además tienen derecho a un alquiler social.

“La nueva normativa estatal aprobada en marzo del año pasado, sobre protección para los deudores hipotecarios sin recursos ha supuesto un gran avance”, destacó el director, quien añadió que, gracias a ella, “se han ampliado los supuestos de suspensión de lanzamiento y se dio una moratoria hasta mayo de 2020 para los colectivos especialmente vulnerables”.

Prestaciones regionales

El servicio regional ofrece orientación e información general, asesoramiento jurídico-financiero a la familia, mediación hipotecaria con entidades financieras encaminada a consensuar planes de reestructuración de la deuda, rebaja del tipo de interés, carencia de capital e intereses, quita, dación en pago y alquiler social a las familias más vulnerables.

Las soluciones que se han podido plantear a estas personas, en colaboración con los colegios profesionales y entidades financieras, fueron fundamentalmente la refinanciación de préstamos, la dación en pago y el alquiler social. Bajo la coordinación del servicio y en función de la consulta planteada, los ciudadanos son derivados a los distintos colegios profesionales para recibir asesoramiento económico financiero y jurídico hipotecario.