MICAELA FERNÁNDEZ

Con un amplio bagaje en documentales, Joaquín Lisón y Conchi Meseguer, a través de InDirectFilm presentaban el pasado día 27 la película ‘Noche en la Fuente Mula’, un proyecto que ahonda en la labor incansable que vienen desarrollando varias generaciones de bulleros en la sostenibilidad del nacimiento del río Mula.

Su director, Joaquín Lisón, cuenta cómo surgió el proyecto y su resultado final.

¿Qué es ‘Noche en la Fuente Mula’?

Es un ambicioso proyecto que hemos desarrollado durante el último año sobre la problemática que está sufriendo el acuífero del río Mula y su primer tramo, secos debido a la extracción de agua, y cómo el pueblo de Bullas desde varios estratos de su sociedad y desde hace varias décadas, incluyendo generaciones distintas siguen ‘luchando’ por no quedarse sin su río o, como bien dice el lema de alguna de sus reivindicaciones, ‘Por un río vivo’.

Los vecinos de Bullas están sufriendo la falta de existencia de un río que, a través de la película hemos tenido la suerte de poder conocer indagando en el gran patrimonio emocional del pueblo hacia el mismo.

Las generaciones más antiguas tienen una historia muy relacionada con este río y echan en falta esa relación.

¿Cómo surgió el proyecto?

Estábamos trabajando en la cuarta película sobre el río Segura y acabamos grabando una plantación de árboles al final del curso del río Mula en Alguazas.

Por aquellas fechas nos enteramos de la primera marcha reivindicativa en Bullas por la recuperación de la Fuente Mula y hasta allí nos dirigimos para filmar imágenes.

Conocimos a muchas personas que están trabajando por la sostenibilidad de este acuífero y de ahí surgió el proyecto.

¿Cómo fue la presentación?

El auditorio de la Casa de la Cultura estaba lleno y hubo una gran participación e intensidad en el debate posterior a la proyección.

Fue muy emocionante e ilusionante ver cómo los vecinos están relacionados a través de cualquier elemento con este tramo del río. Por lo que ha significado el río Mula, por lo que se tuvo y por lo que se perdió.

La película ha intentado reconstruir los últimos 50 años de este río y creo que abre la esperanza de que algún día, la Fuente Mula volverá a tener agua.

¿Qué siente como director al poder realizar trabajos donde hay tanta cercanía con los actores?

La satisfacción de hacer un cine local, un cine murciano que parecía que no iba a ser posible. Un cine que esté en la región, que hable de la región y que esté hecho por gente de aquí.

Estamos muy satisfechos de ver cómo es posible tener un cine murciano igual que puede existir un cine español, gallego, andaluz o vasco…

Esto nos da muchas ganas de seguir trabajando en este aspecto.

Estamos siendo testigos del cambio que se está produciendo en la región, y creemos que este tipo de proyectos serán una fuente de documentación muy importante para las próximas décadas, esto nos hace sentirnos muy orgullosos.

¿En qué proyectos está trabajando actualmente InDirectFilm?

Mañana (haciendo referencia al miércoles día 3 de julio), filmaremos en el laboratorio de Arqueología de la Universidad de Murcia unos restos humanos localizados en el yacimiento de San Esteban en Murcia.

Esta grabación forma parte del trabajo que estamos realizando sobre la transformación en la huerta de Murcia, la que fuera la gran despensa de la capital y que está desapareciendo.

La huerta de Murcia actual fue creada por aquellas generaciones del yacimiento de San Esteban por lo que esperamos recoger mucha información sobre aquellos huertanos de hace más de 1.200 años que fueron capaces de construir todo un entramado de estructuras hidráulicas en la gran huerta de Murcia.