Antonio Jesús Martínez García

No se puede negar que Calasparra tiene el orgullo, el pundonor y la gran suerte de celebrar casi continuamente fiestas en honor a la literatura. Si la semana pasada la cita literaria tuvo lugar para celebrar la presentación doble de la novela Memoria de una Obsesión y el poemario Tu Voz que Ahora Importa de Pedro Antonio Martínez Robles, apenas siete días después, el renovado auditorio de la villa arrocera volvía a ponerse de largo para celebrar, en esta ocasión, la presentación de un nuevo volumen de poemas, esta vez, a cargo del joven poeta murciano, de raíces calasparreñas, Luis Escavy.

El autor, graduado en filología clásica por la Universidad de Murcia, ya había comenzado su andadura en el mundo de la poesía siendo apenas un niño, pero es con este primer lanzamiento poético, finalista de la LXXIV edición del premio Adonáis, con el que se da a conocer como escritor con letras mayúsculas.

En una simbiosis perfecta de todas las artes, la presentación de Otra Noche en el Mundo, primer título literario de Escavy, editado por la editorial granadina Sonámbulos Ediciones, ofreció una equilibrada dicotomía entre poesía y música, sumando la danza al compendio de un perfecto ensamblaje. El autor se rodeó en este bautismo de fuego poético de grandes nombres relacionados con la cultura y la literatura local y regional.

Un acto acertado, adecuado y diseñado de manera lógica y equilibrada por Juan Montiel, en el que intervinieron los integrantes del grupo local Animateatro, encargados de poner voz y declamar los poemas de Luis Escavy, que los lectores podrán encontrar, disfrutar y paladear en las páginas de Otra Noche en el Mundo. Los rapsodas, con elegante tino y profunda voz, estuvieron acompañados por los músicos Juana María Pérez, al saxofón, Eliezer Martínez con el clarinete y José Antonio Garre al piano. Además, la presentación del poemario contó con la actuación del grupo de danza Espiga de Oro, que participó en el acto con dos números musicales.

En su alternativa literaria, Luis Escavy contó con la presencia del escritor y poeta Pedro Antonio Martínez Robles, que elogió la figura del joven autor, refiriendo su maestría a la hora de componer y la sensibilidad literaria de la que hacen gala sus poemas. En un recorrido poético por las páginas de este nuevo ejemplar y con el sensible ojo de quien conoce su profesión, Martínez Robles alentó a los presentes a disfrutar de la genialidad y la indeleble sensibilidad del joven poeta, prestando especial atención a los sentimientos que sus versos consiguen arrancar.

También pasó por el atril el novelista Fulgencio Caballero Martínez, amigo de la familia Escavy, que relató al respetable una anécdota del pasado común en la que él mismo tuvo que alentar a Luis a continuar con sus estudios de Latín y Griego cuando éste pretendía abandonarlos para luchar por el sueño de la poesía. Finalmente, el poeta prosiguió con sus estudios y hoy es profesor de Latín. También continuó con la poesía y hoy ya cuenta con un aclamado poemario. Seguir los consejos de Fulgencio Caballero siempre ayuda a llegar lejos.

Javier Bozalongo, poeta y editor de Sonámbulos Ediciones fue el encargado de tomar la palabra a continuación. Habló de poesía y del pasado en común que lo une al autor, así como del proceso formativo tanto de Sonámbulos Ediciones como del poemario que se presentaba, alentando también, como no podía ser de otra forma, al disfrute y deleite de unos versos nuevos, frescos y jóvenes, pero cargados de sentimiento, sensibilidad y maestría en la composición.

También subió a las tablas el edil de cultura del Ilustrísimo Ayuntamiento de Calasparra, Antonio José Merino, que se congratuló ante el auditorio del gran momento que vive el municipio en el terreno cultural. Aprovechó también la ocasión para disculpar la ausencia de Teresa García, Alcaldesa de la localidad del arroz, apasionada de las artes y la cultura, y muy especialmente de la literatura, que no pudo acudir al evento de presentación de Otra Noche en el Mundo debido a problemas de salud, pero aprovechó para saludar y desear a Luis Escavy toda la suerte del mundo. Merino auguró un exitoso porvenir al autor y le aseguró la colaboración y acogida de Calasparra en todas sus, seguro, aclamadas futuras publicaciones.

Finalmente, el acto fue conducido por el que estas líneas escribe, en calidad de escritor y amigo del autor, con el que estudié el Máster de Formación del Profesorado sin augurar que a los dos nos llevarían las letras por el mismo camino. Confieso que disfruté de esta presentación tanto como paladeé los poemas de Otra Noche en el Mundo, versos cargados de sentido y sensibilidad, capaces de arrancar los sentimientos más profundos e íntimos del lector. Tal y como dije en el acto, 1994, año que nos vio nacer a Luis y a mí, ha dado al mundo buenos autores. Para muestra, solo hay que leer los versos de mi amigo Luis que, a pesar de su juventud, ha sido capaz de construir un universo onírico plagado de sensaciones, momentos, emociones y calor humano. Leerlo y disfrutar de Otra Noche en el Mundo es un recomendable placer y casi una necesidad para los sentidos.