PSRM
El secretario general del PSRM y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Diego Conesa, ha denunciado que la falta de coordinación y de información hacia la ciudadanía por parte del Gobierno tránsfuga de López Miras está provocando el caos en el proceso de vacunación.

Ha indicado que en España el porcentaje de personas que han sido vacunadas es del 17 por ciento, mientras en la Región de Murcia solamente estamos en el 12,6 por ciento. “López Miras no puede desinformar y pedir más vacunas al Gobierno de España, cuando hay más de 100.000 vacunas sin administrar en la Región a fecha de hoy”.
Diego Conesa ha pedido al Gobierno regional mucha más información y equidad para todos los vecinos de la Región. “No puede ser que los vecinos de Bullas, Moratalla o Calasparra se tengan que desplazar a Cehegín cuando tienen sus centros de salud”.
“Exigimos a López Miras más facilidades, especialmente para las personas mayores y con discapacidad, para que puedan vacunarse cerca de casa, en sus centros de salud y con la misma garantía, equidad e información que el resto de vecinos y vecinas. Es necesario evitar que estas personas se desplacen”.
“Las vacunas no tienen color político. El proceso de vacunación tiene que ser un momento de alegría y esperanza para toda la ciudadanía, pero la situación en la Región de Murcia no es la que quisiéramos por la falta de coordinación y de información a la ciudadanía por parte del Gobierno regional”, ha señalado.
En este sentido, el líder socialista ha remarcado que si el Gobierno regional hubiera hecho lo que planteó el PSRM hace más de dos meses, reforzar los servicios de enfermería utilizando las bolsas y con servicios extraordinarios remunerados, así como aceptar los espacios ofrecidos por los municipios para la vacunación masiva, la ciudadanía podría utilizar sus centros de salud y ser vacunada en sus localidades.
“Si hubiera una colaboración con los ayuntamientos, independientemente del color político, el proceso de vacunación masiva sería lo que tiene que ser, un motivo de alegría, esperanza y salida de la crisis”, ha concluido.