El Partido Socialista criticó ayer en nota de prensa que el nuevo equipo de Gobierno se apropiara de la Semana de Teatro de Caravaca cuando fue programada por el anterior concejal de Cultura, Óscar Martínez; además, señalaba que el Teatro Thuillier estrenó durante el Gobierno socialista climatización y se pintó el exterior tras «padecer una situación precaria, en todos los ámbitos, hasta el año 2015».

Desde el Partido Popular han salido al paso de estas declaraciones manifestando que el coordinador de la programación de la Semana de Teatro es José Antonio López Navarro ‘Jata’, criticando además que «lo que sí hizo el PSOE fue comprometerse con estos actores y actrices, pero sin decirles que el dinero para pagarles se lo iban a gastar antes y que la partida presupuestaria destinada a teatro estaba en -1.141 euros. Es decir, firmó los contratos y dejó las obligaciones de pago al actual equipo de Gobierno.  El presupuesto anual para Cultura y Festejos quedó agotado antes de las de elecciones, cuando aún hay muchas actividades por afrontar hasta el mes de diciembre, lo que está suponiendo un problema y esfuerzo para el actual equipo de Gobierno. A esta situación se añaden importantes facturas que estaban comprometidas pero sin contabilizar y a las que ahora hay que hacer frente restando de presupuestos futuros. En los próximos meses habrá que pagar lo que han gastado de más».

Afirman además que «el concejal Juan Manuel de León al que acusan sin miramientos de presentar “como propios” eventos, ha encontrado una situación muy compleja y, con la ayuda de los técnicos municipales y de las propias compañías, ha conseguido que el evento esté a la altura de lo que merece uno de los festivales más antiguos de España de este género. En menos de un mes se han planificado el montaje del evento, con gastos añadidos no contemplados, como la promoción, la sonorización y el montaje de las siete representaciones».

Por último, han asegurado que el grueso de las obras del Teatro Thuillier se realizaron en etapa popular estando como concejal Orencio Caparrós.