CARM

La Comunidad ha invertido más de 120.000 euros en la construcción de una nueva base forestal en el municipio de Alhama de Murcia, que permitirá mejorar la vigilancia y la prevención de incendios en el Parque Regional de Sierra Espuña. Así lo manifestó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, en su visita a las instalaciones.

“Con esta nueva base avanzamos en la consolidación de una red de infraestructuras que den soporte a las actuaciones que se llevan a cabo en materia de prevención y defensa contra incendios forestales en la Región de Murcia”, destacó el consejero. Esta instalación es una parte fundamental para el correcto funcionamiento del operativo de prevención y extinción de incendios compuesto por las Brigadas Forestales Terrestres y Helitransportadas.

Las obras, financiadas con Fondos FEADER, han dotado a la base de sala de estancia y descanso, cocina, comedor, aseos, vestuarios con duchas, almacén para herramientas y maquinaria y estancia independiente para el agente medioambiental de guardia. El personal prestará servicio en estas dependencias los 365 días al año. Además de la vigilancia ininterrumpida, servirá de base para los ocho especialistas en extinción que forman parte de la Brigada Forestal de Alhama.

Este tipo de infraestructura era necesaria ya que, por un lado, el término municipal de Alhama de Murcia está clasificado como Zona de Riesgo Alto por el Plan Infomur y, en concreto, el espacio natural protegido Parque Regional de Sierra Espuña está considerado como Zona de Alto Riesgo (ZAR).

Actualmente, la Región de Murcia cuenta con un total de 19 Brigadas Forestales Terrestres y cuatro Brigadas de Intervención Rápida (tres personas que se desplazan en pick-up disminuyendo los tiempos de respuesta en caso de emergencia), además de las Brigadas Helitransportadas.

Durante el año 2020 la Región de Murcia sufrió 93 incendios forestales, de los que 32 tuvieron lugar como consecuencia de una negligencia, 26 fueron intencionados, 17 ocasionados por un rayo y 18 por causas desconocidas. De ellos, los que provocaron más daños fueron los sufridos en la Sierra de La Silla (422 hectáreas afectadas), en la Sierra de las Carrasquilla (45 hectáreas) y el de Cerro Canaleja (poco más de 17 hectáreas incendiadas).