El 26 de noviembre la nueva moneda se dio a conocer en Moratalla en la plaza del ayuntamiento. 

¿CÓMO FUNCIONA EL OSEL?

El OSEL, moneda local de Murcia, equivale a un EURO por lo que, de momento, no es problemático el calcular el precio, para quien quiera compararlo con el precio del mercado “real”. Es una moneda virtual y es compatible con el €.

Funciona creando una cuenta en la que se irá reflejando el balance, positivo o negativo, de cada persona. Quien se adscribe al OSEL empieza con una cuenta de valor 0.

El sistema se basa en el intercambio, en la idea de que cada persona puede aportar algo a la sociedad. Muchas habilidades, servicios, objetos, etc., que con el € no tienen salida, encuentran aquí su lugar: cada cual se puede ofrecer, por ejemplo, para pasear animales, acompañar gente, enseñar a jugar algún deporte, música, etc., todo cabe. Siempre se puede encontrar alguien a quien le interese lo que se ofrece.

No sustituye al €: lo complementa, para remediar la indefensión de la economía local frente al actual sistema financiero. Ya sabemos que los impuestos, gas, electricidad, etc., hay que pagarlos en €; el OSEL aminora esa carga en otras necesidades, como alimentación, servicios, recursos, objetos, etc. Las opciones son ilimitadas, puesto que dependen de cada cual.

¿PARA QUÉ OTRA MONEDA?

Hace una compra: si la hace en €, el tendero los llevará al banco, que los invertirá en Bonos del Tesoro a 10 años o en un fondo de inversión chino o americano: ¡habrán desaparecido del pueblo!
En cambio, si paga en moneda local, tendrá la certeza de que el tendero la va a reinvertir en su población, con lo que hay más dinero y fluidez económica para todos.
La función de la moneda es mantenerse en circulación, de forma que el ahorro queda excluido. No produce intereses y no tiene sentido acumularla, lo que elimina la especulación y facilita su rotación. Esto favorece los intercambios internos, de forma que no hay escasez, sino tanta riqueza como riqueza real exista en la zona. Es un sistema no inflacionista de dinero humano donde no se dan las perversiones del € como la creación de deuda o el uso del dinero como producto. Se generan beneficios sociales, como ayudar a personas en riesgo de exclusión social, fomentar el comercio local o contribuir a la sostenibilidad ambiental.

El sistema se basa en el intercambio, en la idea de que todos tenemos algo que aportar. Por eso es ideal sobre todo para las personas que no disponen de € en efectivo, bien por falta de trabajo, enfermedad, deudas, etc., y que encuentran aquí una tabla de salvación a la que agarrarse, y una comunidad, otra forma de entender la vida y el mundo.

¿QUÉ GANAMOS LOS COMERCIANTES?

Pues tenéis la opción de vender ese producto de stock que la gente no compra, no porque no lo necesite o no lo quiera, sino porque no dispone de EUROS. Y lo puedes vender sin necesidad de bajarle el precio o de dejar que los productos caduquen. Es más fácil vender un producto en OSELES, puesto que mucha gente que no dispone de € puede acogerse al OSEL para comprar estos productos.

Además, la flexibilidad de este sistema os permite combinar el € con el OSEL, de forma que podéis empezar poniendo, por ejemplo, un 5% de las ventas o de una parte de ellas en OSELES, y el resto en EUROS, para después, según os vaya, ir aumentando ese porcentaje.

El OSEL se adapta al ciudadano y no al contrario. Ésa es su pretensión.