E. SOLER

Los municipios de Caravaca, Cehegín, Calasparra y Moratalla mostraron el amplio y rico patrimonio cultural, material y gastronómico durante FITUR 2019. Un encuentro que también sirvió para mantener diferentes encuentros con profesionales del sector.

Centrada en el potencial del municipio como destino de peregrinación, Caravaca de la Cruz ha realizado la primera de las presentaciones que tiene programadas en el marco de la Feria Internacional de Turismo de Madrid FITUR 2019.

El alcalde, José Moreno, ha hablado de algunas de las vías de peregrinación que forman parte del Camino de la Cruz de Caravaca, como el Camino de San Juan de la Cruz, que discurre por montañas, bosques, ríos, aldeas, cortijos y pueblos de la Sierra de Segura, lugares que recorrió el místico carmelita en sus viajes a Caravaca, abarcando siete municipios de tres comunidades autónomas.

“Caravaca se ha convertido en uno de los destinos de turismo espiritual más importantes de Europa. Y para esto contamos con tres sólidos pilares: la Santísima y Vera Cruz, el legado de San Teresa, revitalizado a través del proyecto ‘Huellas, y el de San Juan de la Cruz”, ha destacado, acompañado por el prior de los Carmelitas Descalzos de Caravaca, padre Pascual Gil.

El programa del Ayuntamiento prosiguió con la presentación del video promocional, con el eslogan ‘Caravaca de la Cruz, camino, patrimonio y cultura’. También se presentó la oferta deportiva del municipio, la gastronómica y las fiestas de Moros y Cristianos.

Un Jubilar para Cehegín

El alcalde de Cehegín, José Rafael Rocamora, realiza un balance muy positivo de la presencia de Cehegín en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) “Debemos estar muy satisfechos por estar presentes en la muestra más importante del turismo por cuarto año consecutivo y formar parte de uno de los stand más visitados de la feria, lo que nos permite tener una proyección turística nacional e internacional que no tendríamos de no estar aquí”, ha señalado el regidor.

El líder del equipo de Gobierno socialista ha asegurado que, a través de Fitur, Cehegín está dando a conocer su casco antiguo, el tesoro patrimonial que tiene el yacimiento arqueológico de Begastri como máximo exponente, la gastronomía, con la Ruta de la Tapa y el Cóctel como gran referente a nivel regional y que hemos convertido en toda una feria gastronómica, cultural y turística, la riqueza enológica, sin olvidar que “también disponemos de turismo de naturaleza, muy estrechamente ligado con el deporte, y religioso, ya que somos un importante complemento a la oferta de Caravaca o Calasparra y se ha puesto en marcha un proyecto para celebrar un Año Jubilar en 2025 coincidiendo con el 300 aniversario de la llegada de la Virgen de las Maravillas a nuestra localidad, una fecha muy importante”.

Moratalla, patrimonio

El alcalde de Moratalla, Jesús Amo, ha destacado que “hemos comprobado una mayor aceptación tanto en el mayor stock de información, como de productos tradicionales y en la una mayor repercusión de los actos sectoriales”.

Entre los principales atractivos que se han transmitido de Moratalla y sus pedanías, cabe destacar la información de las diferentes rutas paisajísticas y naturales, la oferta cultural, hostelera y patrimonial del municipio, la Fiesta del Tambor con su declaración como Bien Inmaterial de la Humanidad, así como también la gastronomía. Tal y como ya sucedió en la feria INTUR de Valladolid, Jesús Amo afirma haber recibido en Madrid un “indicador positivo en el conocimiento de Moratalla ha logrado probablemente por medio de la participación en el concurso de la Capital del Turismo Rural de España del portal EscapadaRural.com, recibiendo mucha aceptación bajo el aval de ser el quinto pueblo más votado en 2018”.

El Santuario de la Esperanza

Por su parte Calasparra, también llevó su producto turístico estrella como es el Santauario de la Esperanza, uno de los más visitados de España. Tampoco faltó el arroz, reconocido en el mundo entero por su calidad. El alcalde del municipio, José Vélez puso de manifiesto la amplia oferta de la población, «Calasparra es una municipio para visitarlo en cualquier época del año, no solo por su patrimonio material y gastronómico, sino también por la amplia ofertura cultural que tiene Calasparra». Otro de los atractivos fue la Cueva del Puerto, puesta en valor hace varios años y que sorprende por su gran belleza geológica.